¿Qué causa las pupilas dilatadas en los perros?

El término médico utilizado para la dilatación de las pupilas en ambos ojos es midriasis, mientras que se le llama anisocoria cuando solo una de las pupilas se dilata.
¿Qué causa las pupilas dilatadas en los perros?
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 05 noviembre, 2022

Al igual que sucede en los humanos, las pupilas de los perros son capaces de expandirse (dilatarse) o retraerse para regular la cantidad de luz que llega al ojo. Si bien es cierto que estos movimientos son normales, también podrían aparecer como síntoma de alguna patología. Por esta razón, es importante ser cauteloso y poner atención a lo que causa que las pupilas de los perros se encuentren dilatadas.

Contrario a lo que podría pensarse, las pupilas no solo reaccionan a estímulos físicos como la luz, sino que también podrían dilatarse por las emociones. Las situaciones de estrés o de miedo son una de las razones más frecuentes. Sigue leyendo este espacio y descubre qué causa que las pupilas de los perros estén dilatadas.

¿Por qué se dilatan las pupilas de los perros?

El ojo está protegido por una serie de capas que regulan y filtran la entrada de luz hacia la retina. Sin esta regulación, los fotorreceptores del ojo podrían llegar a dañarse y ocasionar problemas con la visión. Esta es la razón por la que la pupila es tan esencial en el proceso, pues es la estructura que le permite al animal adaptarse a diferentes condiciones lumínicas.

En pocas palabras, cuando el entorno presenta una gran cantidad de luz, la pupila se contrae para no sobreexcitar a la retina. Por el contrario, si existe poca luz en el ambiente, la pupila se dilata para lograr captar la mayor cantidad posible y mejorar la visión.

¿Qué causa que las pupilas de los perros estén dilatadas?

Aparte de las condiciones lumínicas ambientales, podrían existir otras razones por las que las pupilas de los perros se dilatan. Entre las más frecuentes se encuentran las siguientes.

1. Emociones fuertes

Al igual que sucede con otras partes del cuerpo, los ojos podrían sufrir ciertos movimientos involuntarios al enfrentarse a emociones fuertes como la alegría o el miedo. Por lo común, este tipo de reacciones son instintivas y están relacionadas con los mecanismos automáticos de supervivencia como el de lucha-huida.

Los miedos de los perros de la ciudad son múltiples.

En los perros, cuando la situación parece demasiado amenazante, su cuerpo desencadena una serie de reacciones que inducen la dilatación de su pupila. De esta manera, su cuerpo mejora la visión para beneficiar la huida o la lucha.

2. Estimulación del instinto de caza

Aunque los perros han pasado por un proceso de domesticación, aún resguardan ciertos vestigios de su comportamiento salvaje. Uno de los más persistentes es su instinto de caza, el cual podría ocasionar que sus pupilas se dilaten para percibir mejor su entorno y buscar a su presa.

La mayoría de los canes activan este instinto de cacería por casualidad mientras juegan o persiguen una pelota. Esto no significa que exista algún problema, sino que es un estímulo físico que activa un mecanismo biológico normal. De hecho, este tipo de estimulación suele resultar atractiva y benéfica para la mascota.

3. Estrés

El estrés es una condición fisiológica que prepara al cuerpo de los animales para reaccionar ante una amenaza. Como se puede intuir, esta situación también propicia la dilatación de la pupila en los perros, pues es esto beneficia su visión y aumenta su probabilidad de supervivencia.  Si bien es cierto que el estrés es normal en situaciones de riesgo, cuando se presenta de manera crónica podría ocasionar problemas de salud.

Causas médicas que podrían ocasionar que las pupilas de los perros estén dilatadas

Es poco probable que la dilatación de las pupilas de los perros sea ocasionada por algún problema de salud. No obstante, es importante tenerlos en cuenta por cualquier eventualidad. Entre las causas más frecuentes se encuentran las siguientes:

  • Glaucoma: ocasiona un daño irreversible y progresivo al nervio óptico, lo cual también podría afectar al control de la contracción y dilatación de la pupila.
  • Tumores oculares: el crecimiento desmedido de células afecta de distintas maneras al funcionamiento de los tejidos. Entre los efectos secundarios podría encontrarse la dilatación de la pupila de los perros.
  • Problemas en el iris: la pupila es en realidad una abertura que se encuentra justo en el centro del iris. De hecho, la apertura es controlada por el iris. Por ello, cualquier afectación en esta estructura podría derivar en una dilatación inadecuada de la pupila. Entre los problemas más comunes se encuentra la atrofia del iris, una enfermedad común en los canes ancianos.
  • Atrofia progresiva de la retina: la dilatación es un proceso que intenta mejorar la percepción de la retina. Sin embargo, cuando existe algún problema o desensibilización en esta estructura, como en el caso de la atrofia progresiva de la retina, la pupila podría quedarse dilatada por intentar estimular sin éxito a los fotorreceptores.
  • Golpes o lesiones contundentes fuertes: la dilatación de la pupila podría indicar un problema neurológico ocasionado por una hemorragia interna. Esta es la razón por la que en caso de cualquier golpe o evento traumático se revisa la reacción de las pupilas ante la luz.
  • Ingesta de toxinas: ciertas toxinas ocasionan problemas en el sistema nervioso, lo que genera conflictos para regular algunos movimientos como la dilatación de la pupila.

¿Qué se debe hacer si las pupilas del perro están dilatadas?

Debido a que la dilatación de las pupilas es un evento normal, en la mayoría de los casos no es necesario acudir con un veterinario a revisión. Sin embargo, se debe estar atento a otros síntomas o comportamientos que aparezcan en los perros. Las señales de alerta más comunes son las siguientes:

  • Cambios drásticos en el comportamiento (exceso de agresividad o depresión).
  • Problemas para caminar.
  • Convulsiones.
  • Hipersalivación.
  • Vómitos.
  • Náuseas.
  • Fiebre.
  • Apatía.
  • Pérdida del apetito.

A pesar de que estos signos podrían indicar la presencia de un problema de salud, no siempre son graves. Aun así, siempre es mejor prevenir y acudir con un veterinario para que revise la situación de la mascota. Recuerda que el bienestar de tu perro depende por completo de ti, así que no escatimes gastos y ofrécele la atención que merece.

Te podría interesar...
¿Por qué nos parecen irresistibles los ojos de los perros?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Por qué nos parecen irresistibles los ojos de los perros?

Los ojos de los perros son irresistibles: han desarrollado el músculo que eleva la ceja y los humanos lo entendemos como "cara de pena".



  • Caraffa-Braga, E., Granata, L., & Pinotti, O. (1973). Changes in blood-flow distribution during acute emotional stress in dogs. Pflügers Archiv, 339(3), 203-216.
  • Völter, C. J., & Huber, L. (2021). Dogs' looking times and pupil dilation response reveal expectations about contact causality. Biology Letters, 17(12), 20210465.
  • Frith, C. H., Chang, L. W., Lattin, D. L., Walls, R. C., Hamm, J., & Doblin, R. (1987). Toxicity of methylenedioxymethamphetamine (MDMA) in the dog and the rat. Toxicological Sciences, 9(1), 110-119.
  • Langley, J. N., & Anderson, H. K. (1892). On the mechanism of the movements of the iris. The Journal of physiology, 13(6), 554.