12 curiosidades de las hormigas

27 julio, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Samuel Sanchez
Las hormigas son tan fascinantes como numerosas en los ecosistemas. ¿Sabías que suponen el 25 % de la biomasa animal terrestre?

Las hormigas son unos insectos invertebrados que, junto con las abejas y las avispas, representan al orden Hymenoptera. Son famosas por su capacidad de generar colonias y su “mente común”, pero ¿sabrías citar 12 curiosidades de las hormigas?

Los datos interesantes de estos insectos van mucho más allá del hormiguero. Debido a su éxito como grupo, han habitado a lo largo de la historia casi todos los ecosistemas del mundo, lo cual ha permitido una radiación evolutiva apasionante. Si quieres conocer unas cuantas curiosidades sobre las hormigas que habitan las distintas partes del globo, sigue leyendo.

1. Hay más de 10 000 especies de hormigas en el mundo

Todas las hormigas se encuentran englobadas en la familia Formicidae, a su vez perteneciente al orden Hymenoptera y a la clase Insecta. Se han clasificado unas 13 800 especies de hormigas en todo el mundo, aunque se estima que existen más de 22 000. Se distinguen de otros insectos por sus antenas geniculadas, su pequeño tamaño y su abdomen evidente.

2. Han colonizado casi todo el mundo

Las hormigas se encuentran en todos los continentes del mundo, exceptuando el Antártico. Son cosmopolitas y se adaptan a prácticamente cualquier ambiente, pero tienen una limitación: la temperatura. Como se tratan de animales ectotermos que dependen del clima para modular su temperatura corporal, simplemente no pueden colonizar lugares congelados.

Los animales ectotermos presentan una relación directa entre la temperatura ambiental y su metabolismo.

3. Las hormigas tienen un plano corporal común

Aunque formen parte de su propia familia, no debemos olvidar que al fin y al cabo estamos hablando de un grupo de insectos. Todas las hormigas son invertebrados hexápodos (tienen 6 patas) y su cuerpo está dividido en 3 tagmas o segmentos: cabeza, mesosoma y metasoma. Poseen antenas cefálicas segmentadas y su abdomen recibe el nombre de gáster.

Al igual que el resto de insectos, estos animales poseen un exoesqueleto, un recubrimiento endurecido que los protege del entorno y supone un punto de anclaje para su musculatura. No tienen pulmones ni otros elementos de un sistema respiratorio complejo, así que obtienen el oxígeno del medio mediante unas estructuras repartidas por su cuerpo, denominadas espiráculos.

Una hormiga loca sobre un musgo.

4. Son insectos eusociales

El término eusocialidad se aplica para definir el máximo grado de interacción en el reino animal. Las hormigas y las abejas son el ejemplo más claro de la interacción hasta niveles insospechados, pues la colmena y el hormiguero funcionan como una sola unidad, a pesar de estar formados por cientos o miles de ejemplares. Una colonia eusocial se distingue por los siguientes puntos:

  1. Existe un claro solapamiento entre generaciones en la estructura social.
  2. Hay una división reproductiva. No todos los ejemplares de la colonia pueden dejar descendencia, y por tanto, están hasta cierto punto “obligados” a ayudar a la reina fértil.
  3. Existen cuidados parentales compartidos. Las obreras de la colonia no dejan descendencia, pero cuidan a sus hermanas como si fueran sus propias hijas.

5. El hormiguero se divide por castas

El hormiguero es el sistema unitario de estos himenópteros, pero cabe destacar que, dentro de él, los ejemplares se diferencian por castas. La reina es el “cerebro” y “corazón” del núcleo eusocial: es la fundadora de la colonia y la única capaz de poner huevos. Si la reina se muere, todo el hormiguero se colapsa y las obreras también perecen.

Por otro lado, las obreras son las “manos” del organismo unitario, ya que se encargan de buscar comida (forrajear), cuidar a las crías, alimentar a la reina y expandir las cámaras del hormiguero. La media de obreras dentro de una colonia es de 100 000 a 500 000, aunque existen diferencias entre especies.

6. Existen diferencias genéticas entre castas

La reina es un organismo diploide (2n), o lo que es lo mismo, presenta un set completo de cromosomas en sus células. Ella ha sido resultado de una fecundación, así que dicho de forma sencilla, la mitad de su información genética es de su madre y la otra de su padre. Las obreras también son diploides, pues provienen de huevos fecundados producidos por una reina asentada.

Una de las curiosidades de las hormigas que más sorprende es que los machos poseen la mitad de información genética en comparación con la reina y las obreras. Son organismos haploides (n) y solo tienen un juego cromosómico, así que su supervivencia más allá de unos días es imposible. Los machos solo se conciben como bolsas de esperma voladoras.

Los machos eclosionan de huevos infértiles. Poseen la mitad de la información genética del resto de integrantes del hormiguero.

7. La esperanza de vida depende de cada casta

La media de esperanza de vida de una hormiga reina es de 7 años. De todas formas, existen especies (como Lasius niger) en la que esta puede llegar a prolongar su vida hasta los 30 años. En comparación, las obreras solo viven de unos meses a un año y los machos rara vez superan los 7 días.

8. No todas las hormigas tienen reinas

Aunque parezca extraño, una de las curiosidades de las hormigas es que no todas tienen una reina como tal. La especie Diacamma rugosum es el ejemplo más claro de esta adaptación, pues todas las obreras son fértiles al momento del nacimiento y pueden reproducirse potencialmente con un macho.

En las colonias de Diacamma, una obrera establece su dominancia y se convierte en la única reproductora. Para ello, debe mutilar unas “papilas” presentes en el resto de obreras al nacer, volviéndolas así infértiles. La obrera dominante o gamergate toma el papel de reina en estos hormigueros. 

Una diacamma sobre una hoja.

9. Algunas hormigas tienen más de una reina

En la otra cara de la moneda, también puede ocurrir que una colonia de hormigas tenga más de una reina por hormiguero. Este fenómeno se conoce como poliginia. Algunas especies son poligínicas facultativas (a veces tienen más de una reina y otras no), mientras que en otros casos esta adaptación es obligatoria para que la colonia se mantenga a largo plazo.

10. Existen hormigas cazadoras

Otra de las curiosidades de las hormigas que seguro no conocías es que algunas son excelentes cazadoras y solo sobreviven gracias a la depredación de insectos. El ejemplo perfecto de ello son las especies del género Odontomachus, conocidas como trap-jaw ants en inglés. Estos invertebrados poseen mandíbulas muy fuertes y un aguijón con toxinas.

11. La picadura de algunas hormigas puede ser mortal

Aunque no lo parezca, algunas hormigas presentan aguijones con toxinas muy peligrosas, a veces letales para el ser humano. El género Myrmecia, endémico de Australia, ha causado al menos 6 muertes por picaduras en los últimos 30 años, tal y como indican estudios. Este grupo de invertebrados es de los más agresivos, pues de la caza y el aporte proteico depende la supervivencia de las larvas.

12. Una fuente excelente de biomasa

Las hormigas prosperan en la mayor parte de los ecosistemas y las colonias poseen números astronómicos de obreras. Por ello, no sorprende conocer que suponen hasta el 25 % de la biomasa animal presente en toda la Tierra. Si se extinguiesen todas las especies de la familia Formicidae, ocurriría un colapso ecosistémico global.

¿Conoces curiosidades de las hormigas?
Las hormigas del género Myrmecia poseen una picadura que puede ser muy peligrosa.

Como habrás podido comprobar, estos invertebrados son esenciales en todos los ecosistemas en los que proliferan. Las curiosidades de las hormigas son prácticamente infinitas, pues su radiación evolutiva ha dado lugar a algunas de las adaptaciones más increíbles en el mundo de los insectos.

  • Robinson, S. D., Mueller, A., Clayton, D., Starobova, H., Hamilton, B. R., Payne, R. J., ... & Undheim, E. A. (2018). A comprehensive portrait of the venom of the giant red bull ant, Myrmecia gulosa, reveals a hyperdiverse hymenopteran toxin gene family. Science advances, 4(9), eaau4640.
  • Win, A. T., Machida, Y., Miyamoto, Y., Dobata, S., & Tsuji, K. (2018). Seasonal and temporal variations in colony-level foraging activity of a queenless ant, Diacamma sp., in Japan. Journal of ethology, 36(3), 277-282.
  • Uematsu, J., Hayashi, M., Shimoji, H., Salazar, M. O. L., & Tsuji, K. (2019). Context-dependent aggression toward non-nestmates in the ant Diacamma sp. from Japan. Journal of Ethology, 37(3), 259-264.
  • Andersen, A. N. (2019). Responses of ant communities to disturbance: Five principles for understanding the disturbance dynamics of a globally dominant faunal group. Journal of Animal Ecology, 88(3), 350-362.
  • Ohyama, L., King, J. R., & Jenkins, D. G. (2020). Are tiny subterranean ants top predators affecting aboveground ant communities?. Ecology, 101(8), e03084.