La eusociedad y reproducción de las hormigas

La eusociedad en las hormigas es un tipo de organización que se basa en castas tales como reina (reproductora), obreras (infértiles) y soldados (protegen la colonia)

Las hormigas son unos de los insectos más extendidos en todo el mundo, y es que habitan todos los continentes con excepción de la Antártida. En la actualidad, se reconocen más de 14 000 especies de hormigas, aunque pueden existir muchas más por descubrir.

Sin duda, este fenómeno de colonización está relacionado con la compleja organización social de estos insectos. Las hormigas conviven en una eusociedad, como veremos a continuación, y han logrado desarrollar diferentes relaciones con otros animales y la naturaleza para sobrevivir.

¿Qué es la eusociedad?

La eusociedad es una forma de organización social basada en castas: consiste en la más compleja estructura observada en el reino animal. En ella se observa una clase reproductora, y una infértil, que es conocida como obrera.

Solo se observan estructuras eusociales en unos pocos insectos, como las abejas, las avispas y las hormigas. Pero algunos crustáceos y la rata topo desnuda también se organizan de esta manera.

¿Cómo se organizan las hormigas en eusociedad?

En la eusociedad existe siempre la figura de la reina, que es la hembra reproductora/fértil. Por lo general, cada comunidad tiene una sola reina, aunque en algunas especies de hormigas pueden convivir varias reinas en un mismo hormiguero.

La reina es la líder y la gran madre de todos los individuos de la comunidad eusocial, que se rige por una especie de matriarcado. Su rol central en la comunidad es trasmitir su privilegiado material genético a los descendientes, lo que mantiene su especie fuerte y apta para sobrevivir.

Trabajo en equipo de las hormigas: comunicación

Lógicamente, las hembras infértiles (obreras) son siempre hijas de la reina, y no sus hermanas. Su función es desarrollar tanto los trabajos de base para la preservación de la comunidad como el cuidado de las larvas, la construcción y mantenimiento del hormiguero, y la colecta de alimentos para su comunidad.

Tipos de hormigas, soldados y obreras

En la eusociedad de las hormigas también existe la figura de la ‘hormiga soldado’. Es decir, aquellos individuos que se dedican a proteger y defender el hormiguero de toda clase de amenazas. Se trata de una clase intermedia, en relación tanto a su tamaño como a su clase social.

En resumen, la eusociedad de las hormigas se divide en tres castas: la reina, los soldados y las obreras. Para que un hormiguero esté completo, con todas sus castas desarrolladas, se necesitan alrededor de cuatro años.

¿Cómo se reproducen las hormigas?

La época de reproducción de las hormigas varía según la especie y su hábitat natural. Las hormigas que viven en climas tropicales pueden poner huevos durante todo el año. No obstante, aquellas que habitan en zonas temperadas o frías empiezan a reproducirse con la llegada de la primavera.

Además, las hormigas adaptadas a regiones muy frías suelen mantener una especie de sueño invernal para sobrevivir al frío. Con la llegada de la primavera, los individuos del hormiguero ‘despiertan’ y retoman sus actividades normales.

Insectos asesinos: hormigas guerreras

Pero, ¿cómo se reproducen las hormigas? En la práctica, la hormiga reina puede poner huevos no fecundados a lo largo de toda su vida. Durante la época reproductiva, una reina puede llegar a poner miles de huevos diariamente.

De estos huevos pueden nacer soldados u obreras, dependiendo del tipo de alimentación y de las hormonas que le son proporcionadas en su primera fase de desarrollo. Estas dos castas se componen de individuos haploides, o sea, que solo poseen la mitad del total de cromosomas de su especie.

¿Y cómo nace una hormiga reina?

Lógicamente, solo una reina puede dar origen a otra reina, ya que de ella se generan todos los individuos de su comunidad. Cuando detecta la necesidad de dar origen a una nueva reina, la actual hormiga reina pone unos huevos especiales, que están mediados por ciertas hormonas.

Curiosamente, de estos huevos se originan no solo la futura reina, sino también hormigas machos. Al contrario de las obreras y soldados, los machos son individuos diploides, que contienen el número total de cromosomas de su especie. Ello solo es posible porque los huevos de donde nacen los machos han sido fecundados.

¿Cómo es posible que haya huevos fecundados si no había machos en el hormiguero?

Simple: los machos se mueren tras copular con las hembras. Cuando llega el periodo de apareamiento, los machos realizan una serie de movimientos (el llamado ‘vuelo nupcial’) y liberan feromonas para atraer a las nuevas reinas.

A continuación, las reinas van al encuentro de los machos y se produce la fecundación, que es interna en las hormigas. Tras copular, los machos mueren y las nuevas reinas deben esconderse bajo tierra para fundar una nueva colonia.