Rata topo desnuda que no envejece

Alejandro Rodríguez · 25 enero, 2019
La rata topo desnuda es, sin lugar a dudas, un animal que desafía las leyes de la naturaleza; sigue leyendo si quieres saber por qué

Conocida como rata topo desnuda, rata topo lampiña o farumfer, nos encontramos ante un animal ciertamente extraordinario. De gran longevidad y altamente resistente al dolor, hoy vamos a descubrir por qué este animal tiene fascinado a los investigadores.

Morfología de la rata topo desnuda

El farumfer o rata topo desnuda (Heterocephalus glaber) es un mamífero roedor del suborden Hystricomorpha. A este suborden pertenecen especies como el puercoespín, la chinchilla o la cobaya. Sin embargo, salta a la vista que en nada se parece a sus parientes. 

Este roedor, de unos 35 gramos de peso y 10 centímetros de largo, carece de pelo y de pigmentación en la piel. Al vivir bajo tierra, su capacidad de visión es muy limitada, por lo que usa sus bigotes y un pelaje especial en la cola para desplazarse por los túneles que ella mismas cava.

Lo sorprendente de la morfología de la rata topo es que cambia con respecto a su estructura social.

Estructura social y reproducción

Cuando hablamos de mamíferos, es extraño que nos encontremos con especies con una estructura social especialmente definida, como ocurre con las abejas. Pues bien, la rata topo es una de esas especies. El sistema se basa en la existencia de una reina y unas trabajadoras.

Como hemos mencionado anteriormente, la morfología varía en función del escalafón que ocupan: los excavadores tienen largos incisivos; los sirvientes son de menor tamaño y se encargan de alimentar a las crías; la reina posee unas vértebras que se alargan tras su primera gestación, lo que hace que sea de mayor tamaño que los demás individuos.

Rata topo: reproducción

La reina es la única capaz de reproducirse, y lo hace con entre uno y tres machos de la colonia exclusivamente. La orina que produce la reina se cree que posee feromonas que hace que el resto de hembras sean estériles. Cuando la reina muere, las hembras luchan entre ellas por la sucesión. Las crías de rata topo nacen a los 70 días, y la reina puede dar a luz entre 12 y 27 crías por camada.

Longevidad y resistencia al dolor

Numerosos estudios científicos han comprobado que la rata topo muestra pocos signos de envejecimiento a medida que se desarrolla. Superan y mucho la esperanza de vida de un roedor de ese tamaño, que es de en torno a seis años, ya que se han encontrado especies con más de 30 años de vida. Se cree que el secreto de esta longevidad es un mecanismo continuo de reparación del ADN.

Aunque todo parece indicar que, una vez superados los 20-30 años, la rata topo sí envejece, aunque aún no se sabe cómo ni de qué manera.

Por si fuera poco, estamos ante uno de los animales resistentes a determinados tipos de dolor. El secreto se encuentra en su piel y en la composición de sus fibras cutáneas. Actualmente son objeto de estudio intenso, ya que también se ha revelado que la rata topo es resistente a ciertos tipos de cáncer.

Ruby, J. G., Smith, M., & Buffenstein, R. (2018). Naked mole-rat mortality rates defy gompertzian laws by not increasing with age. Elife7, e31157.