¿Las zarigüeyas son realmente peligrosas?

A pesar de ser animales inofensivos, las zarigüeyas pueden ser portadoras de ectoparásitos que afectan a algunos animales domésticos.
¿Las zarigüeyas son realmente peligrosas?

Última actualización: 06 febrero, 2021

Confundidas en muchas ocasiones con comadrejas, consideradas peligrosas y comparadas con gatos y roedores, las zarigüeyas (Didelphis marsupialis) son mamíferos marsupiales que tienen presencia en casi todo el continente americano. Su origen se remonta a la época Cenozoica: son casi «fósiles vivientes», pues su evolución no ha tenido grandes cambios.

La zarigüeya tiene muchos nombres a lo largo de América, como chucha, tlacuache, fara, runcho y zorrochucho, entre otros. Todos hacen referencia a un pequeño marsupial de 45 a 60 centímetros de largo, que puede pesar más de 2 kilos y que tiene hábitos nocturnos. Su dieta es omnívora y posee un papel ecológico importante, gracias a la dispersión de semillas.

Características físicas y comportamiento de las zarigüeyas

Puede que tengas contacto con una de las 100 especies que actualmente existen, pues es habitual que se acerque en las noches a buscar su alimento en tu basura, especialmente si vives en zonas alejadas y boscosas. Son animales semi-arbóreos y, gracias a la cola prensil que los caracteriza, suelen dormir en los árboles y trasladarse entre ellos.

Por lo general, son mamíferos solitarios, tímidos y pacíficos. Su dieta es bastante variada y comprende una variedad de insectos y frutas, larvas y gusanos, además de una amplia gama de plantas. Se ha observado que en escasez de otros alimentos este mamífero consume granos, raíces y hasta reptiles.

Físicamente, se sabe que las zarigüeyas tienen 5 dedos en cada pata, además un par de pulgares oponibles que les permiten trepar fácilmente. Las hembras cuentan con un marsupio, órgano en el que se refugian las crías al nacer y donde se amamantan por 2 meses.

Tras concluir su desarrollo embrionario, los hijos siguen aferrándose a la cola o el lomo de su madre.

¿Son las zarigüeyas peligrosas?

Debido a la constante invasión de su hábitat por parte del hombre, estos mamíferos se han tenido que adaptar a diferentes ambientes. En ocasiones, incluso, se ven obligados a refugiarse en pequeñas madrigueras de las que solo salen de noche para alimentarse.

Asimismo, las zarigüeyas son atacadas por campesinos o granjeros que las consideran una amenaza para sus aves de corral y por citadinos que se asustan al verlas husmeando en la basura. Afortunadamente, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) considera que la especie es de Preocupación menor.

¿Son realmente las zarigüeyas peligrosas?

Cuando las zarigüeyas se sienten amenazadas, pueden emitir un silbido o gruñido, además de un hedor nauseabundo que emerge de sus glándulas anales. No deben considerarse peligrosas por sus afilados dientes y uñas, pues recurren a la tanatosis como mecanismo de defensa ante el ser humano, al considerarlo un gran depredador.

La tanatosis consiste en hacerse el muerto. La actuación de este mamífero convence a los más incrédulos.

Contraria a la idea que se tiene, varios estudios han demostrado que estos marsupiales tienen una alta resistencia a enfermedades como la rabia y son inmunes la hepatitis felina y el parvovirus. La hipótesis sobre su poderoso sistema inmunológico recae en su baja temperatura corporal (entre 34 y 37 ºC), la cual impide que los virus sobrevivan en su organismo.

Tal es la fuerza de su sistema de defensas, que pueden alimentarse de serpientes venenosas y no ser afectadas por las toxinas. Por otro lado, las zarigüeyas sí representan una pequeña amenaza para el hombre y los animales domésticos al ser portadoras de piojos, ácaros, garrapatas y pulgas, que a su vez pueden transmitir enfermedades.

De igual manera, es importante tener en cuenta que hay estudios que afirman que las zarigüeyas pueden comerse o eliminar hasta el 96 % de las garrapatas que se pueden alojar en sus cuerpos. Además, se sospecha que podrían proporcionar un posible antídoto ante mordeduras de serpientes, que suele ser muy costoso de fabricar.

Curiosidades de las zarigüeyas

A continuación, te mostramos una lista de características de estos curiosos marsupiales:

  • Estos animales pueden durar de 40 minutos a 4 horas en estado fingido de muerte, pues soportan cualquier tipo de maltrato sin inmutarse. Además se erizan, sacan su lengua y ponen su ojos vidriosos para ser más convincentes.
  • Muchos ejemplares mueren al ser atropellados por vehículos en las carreteras cuando intentan cruzar al otro lado de la vía.
  • Su esperanza de vida está entre 2 y 4 años, a pesar de ser un mamífero relativamente pequeño.
  • Las camadas de crías pueden llegar a más de 20 individuos, aunque solo sobreviven un poco menos de la mitad.
Una zarigueya caminando.

Como puedes apreciar, estos animales tienen un valor ecológico y científico muy grande, por lo que no debes asustarte o atacarlos cuando te cruces con un ejemplar. En contra de lo que se cree, las zarigüeyas no son peligrosas para nosotros.

Te podría interesar...
¿Qué es la tanatosis?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Qué es la tanatosis?

La tanatosis es una estrategia desarrollada por las presas como mecanismo para combatir la depredación de diferentes cazadores.