Curiosidades sobre los micromamíferos insectívoros

28 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la veterinaria Érica Terrón González
Los micromamíferos insectívoros son aquellos mamíferos de tamaño pequeño que son depredadores de insectos. Si bien muchas veces no les bastan los insectos para comer, sí constituyen el grueso de su dieta.

Los micromamíferos insectívoros no tiene porqué ser estrictamente comedores de insectos, sino que pueden ingerir también lombrices, peces o vegetales. Muchos dependen de los insectos como parte fundamental de su dieta. Pero hay otros que tienen una dieta más variada y la suplementan con esta proteína animal, especialmente durante la época de la cría.

Constituyen uno de los grupos de mamíferos más numerosos del mundo. Su pequeño tamaño y su prolificidad hacen que se multipliquen con suma facilidad.

Micromamíferos insectívoros: generalidades

Casi todos los micromamíferos insectívoros son de actividad nocturna. Por ello, su vista tiende a ser poco aguda. Sin embargo cuentan con ciertos métodos de defensa, como pueden ser las púas o las glándula secretoras de sustancias desagradables, que les ayudan en las horas de oscuridad.

¿Qué micromamíferos insectívoros nos podemos encontrar en la naturaleza?

Las numerosas variedades de musarañas

Crías de musaraña en la arena.

Desde la musaraña común o gris –Crocidura russula–, hasta la musaraña pigmea o enana –Sorex minutus–, pasando por otras muchas especies. Estos pequeños mamíferos constituyen un grupo de animales muy variado.

Una de sus características más curiosas es que cuando las crías abren los ojos y les crece el pelo, salen al exterior de la madriguera y caminan en fila india, cogidas a la cola de la anterior.

La familia de los tálpidos, otros micromamíferos insectívoros

micromamíferos insectívoros

Su representante más popular es el topo, que se caracteriza por su dentadura, su tronco robusto y semicilíndrico y las potentes garras que emplea para excavar.

Vive en una completa oscuridad, por lo que sus ojos son o muy pequeños o inexistentes. Por lo general carece de orejas. Y es tan voraz que se muere si está más de doce horas sin comer. Necesita comer tres veces su peso en alimentos.

Una de las especies más extrañas es el topo de hocico estrelladoCondylura cristata– de las tierras húmedas de Norteamérica. Su largo hocico se remata con un disco rodeado de tentáculos color carne. Tan raro apéndice, de aspecto grotesco, se abre o cierra, se ondula o agita, mientras lo emplea para tantear el camino y detectar la presencia de las lombrices y larvas que le sirven de comida.

Excelente nadador, vive cerca de ríos y pantanos, utilizando sus anchas patas como remos.

El curioso caso de los erizos

El erizo, uno de los micromamíferos inesctívoros.

El erizo tiene el cuerpo protegido por púas densas y largas. Así, cuando el animal se enrosca sobre si mismo formando una bola de espinas que protege las partes vulnerables de su cuerpo frente a los depredadores.

Esto, que bien podría hacerle parecer un animal indefenso, contrasta con el hecho de que es el terror de las víboras:

  • está inmunizado contra su veneno.
  • es infinitamente más rápido y ágil que ellas.
  • y posee un instinto muy eficaz respecto a las reacciones de su enemigo.

Así, es capaz de triturar su cabeza y devorarla por completo antes incluso de que deje de agitarse.

El almiquí, uno de los micromamíferos insectívoros más curiosos

El almiquí o solenodónSolenodon paradoxuses endémico de República Dominicana y Haití, y está en peligro de extinción. Ofrece una rara apariencia porque su aspecto y tamaño son los de una rata gruesa, pero tiene el hocico prolongado en una corta trompa.

Ejemplar de almiquí (Solenodon paradoxus)
Fuente: Wikipedia.org

Su pelaje es amarillo en la parte anterior y negruzco en la parte posterior. Duerme oculto de día  sale al atardecer para cazar insectos, gusanos, anfibios, moluscos, etc., que destroza con las uñas antes de llevárselo a la boca. Si le atacan no huye ni reacciona, sino que esconde la cabeza y emite chillidos aterrorizados.

¿Y qué hay de los micromamíferos insectívoros nacionales?

El desmán ibérico, desmán de los Pirineos o almizclera –Galemys pyrenaicusse parece a la musaraña, pero pertenece a la familia del topo. Sin embargo se diferencia de él en ciertos rasgos anatómicos, por ejemplo porque sus patas están parcialmente palmeadas.

Es un insectívoro acuático que vive a lo largo de los ríos y torrentes, a orillas de lagos y estanques. Utiliza las madrigueras de otros animales porque no está capacitada para excavar.

El desmán ibérico, uno de los micromamíferos insectívoros nacionales.
Fuente: Animalessalvajes.net

¿Pueden convertirse en plagas?

Los cinco grupos de micromamíferos insectívoros mencionados son bastante abundantes en la naturaleza hoy día y resultan importantes a nivel ecológico, no solo por el hecho de formar parte de la biodiversidad, sino por ser controladores de plagas de insectos.

El problema es que algunos pueden convertirse, ellos mismos, en una plaga, debido a su capacidad de multiplicarse.

  • Insectívoro [Internet]. Es.wikipedia.org. [cited 15 February 2020]. Available from: https://es.wikipedia.org/wiki/Insect%C3%ADvoro
  • Pérez Más E. Mamíferos. [Barcelona]: Bruguera; 1978.