Sarrio, el rebeco de los Pirineos

Érica Terrón González · 8 octubre, 2019
El sarrio o rebeco pirenaico es uno de los animales más emblemáticos de la región de Pirineos

De todos los ungulados silvestres que habitan la península ibérica, el sarrio es uno de los animales más desconocidos. En este artículo te ofrecemos un breve resumen de quién es este misterioso animal.

Sarrio, el rebeco de los Pirineos

El sarrio es una subespecie del rebeco centroeuropeo, que cohabita con la subespecie cantábrica (Rupicapra rupicapra parva) en la región de los Pirineos. Su nombre científico es Rupicapra rupicapra subsp. pirenaica.

En el Pirineo aragonés se conoce por el nombre de sarrio, pero en otras zonas también es llamado ‘chizar’ o ‘icharzo’.

Su hábitat se localiza entre los 1500 y los 3000 metros de altitud, pero baja a cotas más bajas en la temporada invernal. Son animales sociales, como todos los cérvidos, así que forman grupos de machos y hembras con sus crías.

Los adultos pesan entre 20 y 30 kilos, y pueden llegar a vivir hasta 20 años.

A diferencia de lo que ocurre con otros cérvidos, tanto el macho como la hembra del sarrio tiene ncuernos. Si bien en altura pueden llegar a ser sensiblemente iguales, los de las hembras son algo más delgados, crecen más paralelos y tienen una curvatura menos marcada. El pelaje es de color tierra, ligeramente rojizo en verano.

Sarrio en primer plano
Fuente: Herrero J, Escudero E, Fernández de Luco D, García-González R. El sarrio pirenaico

En España destaca su presencia en Aragón, Cataluña y Navarra, con especial mención al Parque Nacional del Valle de Ordesa y al Parque Nacional francés de los Pirineos Occidentales.

Es un animal exclusivamente herbívoro. El celo tiene lugar en noviembre y primeros días de diciembre; nacen los cabritos, en general, en la segunda mitad de mayo o a principios de junio.

La hembra pare un solo cabrito y, muy excepcionalmente, gemelos.

Estatus y gestión de la especie en el Pirineo catalán

La población de sarrio en Cataluña está repartida por gran parte de los macizos del Pirineo y en algunas sierras pertenecientes al Prepirineo. La mayor parte de esta población está gestionada por las reservas nacionales de caza a cargo de la Generalitat de Cataluña, sin olvidar la protección de una serie de ejemplares situados en parque nacional.

La evolución histórica de esta población muestra una tendencia ascendente, lo que permite su aprovechamiento cinegético.

Una de las dificultades a las que se enfrenta el crecimiento de esta especie en el Pirineo es la aparición de una enfermedad producida por un pestivirus, conocida como enfermedad de la frontera, y que desde el año 2001 ha producido elevadas mortandades. Esto provocó cambios en la gestión de la especie, lo que llevó incluso a la prohibición de su caza durante una temporada.

Rebeco pirenaico en el monte

Con el objetivo de disponer de datos objetivos de la especie en la zona, desde 2012 se lleva a cabo un Programa de Seguimiento del Sarrio en el Pirineo catalán. Este programa incluye censos, toma de datos de los ejemplares cazados y encontrados muertos, y la ordenación de la población por sectores.

Estatus y gestión de la especie en la Comunidad de Navarra

Esta población se localiza en los macizos de Larra-Belagoa y Ezkaurre, y en el cordal Ori-Lakartxela. En su conjunto, se trata de una población pequeña, que goza de buena salud y posee unas características demográficas propias de poblaciones de baja densidad y de ambientes boscosos.

Esta población se monitoriza desde los años 90 y, desde entonces, se ha observado un incremento del número de individuos.

Estatus y gestión del sarrio en el Pirineo aragonés

Desde 1995 una serie de actuaciones llevadas a cabo por el Gobierno de Aragón han permitido consolidar la gestión de las reservas de caza del sarrio en el Pirineo aragonés. Se han instituido 16 unidades de gestión constituidas por macizos montañosos y se han llevado a cabo estimas poblacionales en cada uno de ellos.

Sarrio en la montaña

Fuente de la imagen principal | https://www.lacuniacha.es/