Cuidados básicos del erizo doméstico

Érica Terrón González · 21 julio, 2019
Cada vez es más frecuente la tenencia de estos pequeños mamíferos exóticos como mascotas en las casas; en este artículo te mostramos una guía rápida de cuáles son los cuidados básicos del erizo doméstico

Cada vez es más frecuente la tenencia de estos pequeños mamíferos exóticos como mascotas en las casas. En este artículo te mostramos una guía rápida de cuáles son los cuidados básicos del erizo doméstico.

Características básicas del erizo doméstico

En primer lugar, los erizos domésticos pueden llegar a medir hasta 35 centímetros, y pesar hasta 600 gramos en el caso de un macho adulto, u 800 gramos si se trata una hembra.

Alcanzan la madurez sexual cerca de los dos meses de vida; y la gestación dura entre 34 y 37 días. El destete de las crías se realiza entre las cuatro y las seis semanas de edad. Y la esperanza de vida en cautividad suele rondar entre los 6 y los 10 años.

Aspecto de un erizo sano
Fuente: Johnson-Delaney, C. (2007). Exotic Animal Care: Hedgehogs. Exotic DVM, (Vol 9.1).

Alojamiento y enriquecimiento ambiental

Los erizos silvestres son animales solitarios, excepto durante la época de apareamiento. Por ello, incluso el erizo como mascota prefiere los ambientes tranquilos y silenciosos.

Enriquecimiento ambiental para un erizo en cautividad
Fuente: Johnson-Delaney, C. (2007). Exotic Animal Care: Hedgehogs. Exotic DVM, (Vol 9.1).

Para alojarlos, se recomienda el uso de recipientes con paredes lisas, lo suficientemente altos para que no se escapen, como los acuarios. En su interior, se pueden colocar otros recipientes para que se les proporcione escondites o zonas de baño.

La temperatura óptima del alojamiento deberá estar entre los 24 y los 30 ºC.

Como material de cama se recomienda el uso de papel de periódico o pellets. A este respecto, se sugiere renovar dicho material con frecuencia, para mantener al animal lo más limpio y seco posible. Hay que evitar, siempre que sea posible, el uso de virutas de madera como material de cama, para no ocasionar problemas respiratorios.

Higiene del erizo doméstico

En el mercado existen champúes específicos para hurones que funcionan bastante bien. Una vez aseado, el erizo debe permanecer en un lugar caldeado hasta secarse completamente.

Alimentación del erizo doméstico

Los erizos son insectívoros por naturaleza. De esta forma, en cautividad la dieta que se les debe proporcionar ha de ser rica en proteínas y baja en grasas. Normalmente, los piensos existentes en el mercado, y que son específicos para las mascotas más habituales, no tienen la calidad nutricional adecuada. Por lo tanto, se aconseja buscar otras alternativas disponibles, pero siempre tras la consulta previa a un veterinario.

En cualquier caso, la comida se proporcionará en una ración diaria única. Pero el agua de bebida deberá estar siempre a libre disposición.

Nuestra mascota, a examen

Los individuos domesticados suelen ser dóciles, y pueden manejarse con las manos descubiertas. Pero lo más apropiado es manipularlos utilizando guantes de cuero, en un ambiente tranquilo y bajo una luz suave.

Dificultades

Es especialmente común la contracción del erizo sobre sí mismo, el cual forma una ‘bola de púas’ que impide acceder a su cabeza. Un truco para resolver esta situación es la realización de masajes en la zona lumbar, con movimientos gentiles pero firmes.

Contracción del erizo doméstico
Fuente: Johnson-Delaney, C. (2007). Exotic Animal Care: Hedgehogs. Exotic DVM, (Vol 9.1).

Otro truco consiste en colocarlo boca arriba en una bandeja, e irle echando agua tibia suavemente por encima. Si ninguno de estos trucos funcionase, tendría que recurrirse a un experto.

Otra dificultad podría ser debido al desconocimiento de que el erizo europeo hiberna durante cuatro o cinco meses al año. En ocasiones, este periodo de inactividad se confunde con la existencia de alguna enfermedad.

Cuidados clínicos y preventivos

Entre los cuidados básicos del erizo doméstico destacan:

  • Toma de la temperatura rectal (35 ºC sería lo adecuado).
  • Control del peso.
  • La higiene bucal de nuestro erizo doméstico deberá ser rutinaria para evitar problemas bucodentales habituales. Existen pastas de dientes especiales que pueden, o bien aplicarse directamente sobre la dentadura con un bastoncillo, o bien colocarse sobre alguna golosina, para disolver la placa y el sarro. Otra alternativa son las chucherías ya preparadas para eliminar esa suciedad dental si se consumen diariamente.
  • Recorte de uñas.

Patologías más habituales

Los problemas de salud de los erizos domésticos suelen derivar precisamente de su tenencia en cautividad. Es el caso de la obesidad por una alimentación inadecuada, o las neumonías y afecciones cutáneas debidas a la higiene insuficiente del material de cama. Pero existen otros problemas sanitarios, como pueden ser:

  • Problemas digestivos, como la salmonelosis o los parásitos intestinales.
  • Problemas cutáneos, como la dermatitis o las garrapatas –estas últimas son más comunes en erizos silvestres que entran en contacto con otros animales–.
  • Tumores, cada vez más habituales en erizos domésticos mayores de tres años.
  • Enfermedades neuronales.
  • Fowler, M. (n.d.). Restraint and handling of wild and domestic animals. 3rd ed. Wiley-Blackwell, pp.272, 273.
  • Johnson-Delaney, C. (2007). Exotic Animal Care: Hedgehogs. Exotic DVM, (Vol 9.1).