Por qué la vista es su sentido más desarrollado en las aves rapaces

Yamila · 27 febrero, 2019
Una de las principales características de las aves rapaces es su aguda vista, que les permite ver las presas a grandes distancias

Quizás hayas oído alguna vez que una persona tiene “vista de águila o de halcón” si no usa gafas y distingue muy bien de lejos. Y es que una de las principales virtudes de las aves rapaces es justamente su vista, la cual les permite detectar presas a mucha distancia. Infórmate sobre ello en este artículo.

La visión en las aves

Algunas pueden ver en la oscuridad, otras a varios kilómetros desde su posición… No hay duda de que la vista es uno de los sentidos más avanzados de las aves y que se ha desarrollado más que en otros vertebrados.

Los pájaros suelen tener los ojos muy grandes en relación al tamaño de la cabeza, y estos no cuentan con un gran movimiento dentro de la cavidad ocular. Además de los típicos párpados que los cubren, las aves también cuentan con una membrana adicional, transparente y móvil.

Las aves tienen dos tipos de receptores de la luz: bastoncillos y conos. Los primeros son mejores para la visión nocturna, ya que son sensibles a la luminosidad. Los conos pueden detectar colores específicos durante el día.

También, las aves pueden percibir la luz ultravioleta y esto está relacionado al cortejo con su pareja. Incluso tienen patrones en el plumaje que cambian de color según la incidencia del sol, pero que no pueden ser percibidos por otras especies (incluidos los humanos).

Aves rapaces: visión

Esta característica les da otra ventaja a la hora de conseguir comida, ya que muchas veces hay presas que ofrecen ‘destellos’ perceptibles por los pájaros, incluso a cierta distancia. Hasta las aves de presa pueden identificar la orina y las heces de los roedores porque reflejan, de cierta forma, los rayos ultravioletas.

Otro dato interesante sobre la vista de las aves es que perciben los movimientos, tanto rápidos como lentos, mejor que las personas y otros animales. ¡Incluso detectan el movimiento del sol en el cielo! De esta forma se orientan al volar.

En el caso de las aves rapaces, que suelen pasar mucho tiempo posadas en una rama o roca, mantienen la cabeza estática para obtener imágenes seguras de lo que sucede a su alrededor.

¿Cómo es la vista en las aves rapaces?

Además de las características indicadas anteriormente (generales a todas las aves), en el caso de las aves rapaces debemos destacar también que son de los animales que mejor ven. Cuentan con una alta densidad de receptores, como si tuviesen binoculares incluidos, con el objetivo de detectar a sus presas a gran distancia.

Cabe mencionar que los ojos de las rapaces, tanto diurnas como nocturnas, están situados en la parte delantera de la cabeza. Y esto les proporciona un mayor campo de visión, el cual oscila entre los 35º y los 50°.

Aves rapaces: vista

En el caso de las rapaces nocturnas debemos sumar el hecho de que disponen de un cuello muy flexible, con el cual giran la cabeza hasta 300° y, además, sus ojos tienen una gran agudeza en la oscuridad.

La habilidad visual de las aves rapaces es conocida popularmente y, dicha agudeza, se debe a varios factores, entre ellos el tamaño y la forma de los ojos, que proyectan una imagen más grande en la retina. Se sabe que las aves rapaces ven hasta ocho veces más que los humanos.

Merece la pena destacar que las águilas y halcones –entre otras aves de presa– cuentan con un mayor número de receptores en la retina. Esto les permite distinguir objetos individuales a grandes distancias, como es el caso de un roedor que intenta esconderse.

Si el oftalmólogo te dice que “tienes vista de águila” puedes sentirte más que orgulloso. Resulta  estas aves basan parte de su supervivencia en el desarrollo de su visión.