¿Cuál es el origen de las aves?

Eugenio Fernández · 20 noviembre, 2018
¿Quieres descubrir con nosotros cuál es el origen de las aves y de su vuelo? Nos remontamos a los dinosaurios, ¡prepárate!

El origen de las aves y su historia evolutiva ha sido uno de los mayores misterios a los que arqueólogos y biólogos se han enfrentado. ¿Quieres saber que conocemos hasta ahora?

El origen de las aves

Actualmente, existe cierto consenso: las aves evolucionaron a partir de los dinosaurios. En concreto, un grupo conocido como los celurosaurios, y dentro de estos tendríamos parientes realmente cercanos, como el famoso velociraptor.

El primer eslabón perdido que nos muestra el origen de las aves es el famoso Archaeopteryx, con rasgos intermedios entre las aves modernas y los dinosaurios con plumas. Este animal tenía largas plumas y podía volar, si bien tenía dientes afilados.

El estudio del origen de las aves comenzó en paralelo con las publicaciones de Darwin. Un año tras la publicación de El origen de las especies se descubrió la primera pluma fosilizada, y a partir de ahí fueron varias las teorías y eslabones que surgieron para explicar el origen de las aves.

Estornino: alimentación

Origen de las aves: ¿en qué se parecen a los dinosaurios?

Una de las características que unen a dinosaurios y aves es la presencia de las plumas, y si bien algunos dinosaurios tenían plumas filamentosas muy simples, lo cierto es que existen dinosaurios con plumas casi tan complejas como las de las aves.

Sin embargo, mucho más fuerte es la relación entre dinosaurios y aves si atendemos a su esqueleto: la mayoría del esqueleto tiene similitudes, especialmente en zonas como la fúrcula o la quilla, indispensables en las aves. En cuanto a los pulmones, sorprende descubrir que los dinosaurios carnívoros tenían sacos aéreos similares a los de las aves. Incluso se cree que los dinosaurios dormían como muchas aves, y colocaban su cabeza recogida bajo las extremidades para mantenerla tibia.

El comportamiento y la biología de los dinosaurios también da pistas sobre el origen de las aves: tanto dinosaurios como aves producen hueso medular, un tipo de tejido rico en calcio que permite producir la cáscara de los huevos.

Muchos dinosaurios fosilizados han sido encontrados incubando a sus crías, además de que la ausencia de dientes en edades tempranas implicaría que los padres regurgitasen el alimento a sus crías. Incluso se han encontrado piedrecillas en el sistema digestivo de los dinosaurios para ayudarlos a digerir, de forma similar a lo que hace la molleja de las aves.

Pterosaurio fósil.

El origen del vuelo en las aves

Pero si el origen de las aves está en los dinosaurios, ¿cómo evolucionó su capacidad de vuelo? Hay que recordar que los pterosaurios no son dinosaurios, por lo que existen dos hipótesis: que los dinosaurios corredores comenzaran a usar las alas para equilibrarse, o que los dinosaurios arborícolas las emplearan para controlar sus saltos.

Así pues, las alas no serían en sus inicios una herramienta para volar, sino que poco a poco, a partir de los miembros delanteros, se habrían adaptado primero para equilibrar a estos animales, después para permitir una caída amortiguada, posteriormente un ligero planeo y finalmente el proceso evolutivo llevó a los descendientes de estos animales a volar.

Cuando llegó la extinción para los dinosaurios, algunos de estos animales consiguieron sobrevivir al cataclismo: sus descendientes posibilitaron el origen de las aves, unos animales que han conseguido conquistar en el presente todos los ecosistemas del planeta. ¿No es maravilloso?

  • Feduccia, A. (1999). The origin and evolution of birds. Yale University Press.