9 curiosidades de los topos

Debido a que los topos no suelen salir a la superficie, sus ciclos de sueño se alternan entre períodos de gran actividad y sueños profundos que no duran más de 3 horas. Ellos no perciben como tal el día o la noche.
9 curiosidades de los topos
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 27 abril, 2022

El topo es un mamífero pequeño que tiene el tamaño de una rata. Se caracteriza por pasar la mayor parte de su vida debajo de la tierra, por lo que pocas veces se le observa salir a la superficie. Además, este enigmático, curioso y hasta tierno animal, posee habilidades increíbles para guiarse a través de los túneles.

Los rasgos físicos de un topo son poco atractivos, pues presenta una coloración negra o marrón que se camufla muy bien con su ambiente terrestre. Aunque a simple vista parezca otro mamífero más de la naturaleza, estos simpáticos seres resguardan varios secretos detrás de su apariencia. Sigue leyendo este espacio y descubre algunas de las curiosidades de los topos.

Curiosidades de los topos

Los hábitos de vida que tienen los topos han logrado generar una serie de adaptaciones y especializaciones para su vida diaria. Al contrario que cualquier otro animal terrestre, sus sentidos se han tenido que acoplar a vivir en la oscuridad y mejorar su percepción bajo tierra. En consecuencia, se han generado una serie de particularidades y curiosidades únicas en los topos. Conoce algunas a continuación.

1. Su pariente más cercano son los desmanes

La familia Talpidae agrupa tanto a los topos como a los desmanes. Sin embargo, ambos poseen hábitos bastante contrastantes, pues los primeros tienen una vida subterránea, mientras que los segundos poseen una vida semiacuática. Eso sí, ambos son mamíferos pequeños que pasan desapercibidos con facilidad.

2. No solo existe una especie de topo

El término topo sirve para identificar a varias especies que se encuentran dentro de la familia Talpidae. De hecho, se encuentran distribuidos por América y el continente euroasiático, por lo que es normal que exista una gran diversidad de estos peculiares animales.

 

3. Son ciegos

Los ojos de los topos son diminutos y en muchas ocasiones se encuentran obstruidos por su propio pelo. Esto se debe a que las capacidades visuales son inútiles para ellos, pues viven en zonas oscuras y pocas veces salen a la superficie. Por esta razón, el proceso evolutivo atrofió su visión y mejoró otros sentidos que son más aptos para la vida subterránea.

4. Sus sentidos del olfato y el oído los guían bajo tierra

Los topos desarrollaron más sus sentidos del olfato y la vista para poder tener una forma de guiarse bajo tierra. Con esto, son capaces de reconocer a sus presas o generar una serie de túneles complejos con diferentes rutas. Además, también poseen varias vibrisas a lo largo del cuerpo, las cuales son un tipo de pelo especial que se especializa en sentir a su ambiente por medio del tacto.

5. Sus patas delanteras tienen forma de palas

Debido a que toda su vida se la pasa cavando, la naturaleza le otorgó a esta especie unas patas curiosas con forma de pala que le permiten mover la tierra de manera eficiente. Además, los topos poseen unas garras puntiagudas que les facilitan la tarea y llegan a medir hasta 150 centímetros de longitud.

6. Sus cuerpos son alargados

El cuerpo del topo tiene un aspecto alargado para evitar tener conflictos al arrastrarse por sus túneles. Esta característica también es una adaptación para su vida subterránea y le facilita la movilidad en sitios estrechos. Por si fuera poco, sus extremidades también se han acoplado al aspecto tubiforme para que no le impidan excavar.

micromamíferos insectívoros

7. Son voraces

A pesar de que los topos tienen un aspecto tierno y pequeño, su metabolismo necesita muchos nutrientes para funcionar de manera correcta. Por esta razón, precisan comer hasta tres veces su peso al día. Entre sus presas favoritas se encuentran las babosas, los gusanos grises y las lombrices.

8. Sus madrigueras son complejas

Los topos son capaces de construir un sistema complejo de túneles que les permita tener acceso a diferentes salidas. Algunas conducen al terreno de cacería o a su nido debajo de la tierra, mientras que otras son túneles de fuga. Es más, varios nidos o madrigueras se comunican entre sí, lo que puede volver aún más compleja la construcción.

9. En algunos sitios son considerados como plagas

Los topos no dañan ni se comen intencionalmente las cosechas, pero los diversos túneles que excavan ocasionan que se perjudique la producción agrícola, dañen la maquinaria o se modifique la estética del jardín. Esto ocasiona que muchos agricultores busquen acabar con su vida para evitar perjuicios a su cosecha.

Topo: alimentación y hábitat

Como te podrás dar cuenta, los topos son unos animales que esconden varias curiosidades detrás de su tierna y poco vistosa apariencia. Es más, son el ejemplo perfecto del proceso de adaptación y evolución, pues sus hábitos subterráneos han modificado varias de sus características. De esta forma, la naturaleza cambia a los organismos y los lleva a generar nuevas especies igual de curiosas que el topo.

Te podría interesar...
¿Cuáles son los tipos de topos?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cuáles son los tipos de topos?

Los topos son pequeños mamíferos que habitan por todo el hemisferio norte. La mayoría son subterráneos y presentan adaptaciones para excavar.



  • Saey, T., Van Meirvenne, M., De Pue, J., Van De Vijver, E., & Delefortrie, S. (2014). Reconstructing mole tunnels using frequency-domain ground penetrating radar. Applied soil ecology, 80, 77-83.
  • Arlton, A. V. (1936). An ecological study of the mole. Journal of Mammalogy, 17(4), 349-371.
  • Del Cañizo, J. (1948). Animales dañinos: el topo. Hojas divulgadoras, 11(48), 3-12.