¿Puedo tener un búho como mascota?

Virginia Duque Mirón 14 mayo, 2018
Si la legislación del país de residencia lo permite, sí es posible adoptar a una de estas rapaces; ahora bien, hay que estar dispuesto a satisfacer las necesidades específicas propias de un animal salvaje

Las mascotas ‘inusuales’ están de moda, y cada vez son más personas las que se aventuran a adoptar un animal menos común. Pues bien, el búho como mascota está en auge en los últimos años; incluso hay vídeos muy tiernos sobre algunos de ellos cuando eran bebés que demuestran su inocencia y belleza, pero… ¿Se puede tener uno de estos animales como mascota?

¿Es posible tener un búho como mascota?

Siempre y cuando las leyes del país lo permitan, sí se puede tener un búho como mascota, si bien es cierto que hay que tener en cuenta que el búho es un ave de rapiña y, por tanto, un animal salvaje. Esto significa que su comportamiento no será el de una mascota y requerirá una serie de cuidados que debes estar dispuesto a darle.

Si aun así, te decides a tener un búho, te aconsejamos que lo cojas cuando es un bebé, pues de ese modo crecerá en un entorno hogareño y familiar, y podrás adaptarlo mejor a la vida de mascota y enseñarle lo que quieras. Asegúrate de que en tu casa hay suficiente espacio o un jardín en el que el búho pueda volar, pues recuerda que deberás emular al máximo posible su hábitat.

Si pensando en esto, todavía sigues queriendo un búho como mascota, te damos unas pautas sobre sus cuidados.

Cetrería con búhos

Lo que tienes que saber si quieres un búho como mascota

Infórmate

Antes de adoptar un búho como mascota debes leer todo lo que puedas sobre él y sus cuidados. Habla con un veterinario de confianza también, e incluso pregunta en algún zoo que conozcas, pues cualquier información que puedas recopilar te podría servir en cualquier momento.

Busca el sitio idóneo

No nos vamos a andar por las ramas: si vives en un piso no puedes tener un búho como mascota. El búho necesitará un lugar en el que volar –tomando las medidas para que no se escape, obviamente– y poder dar rienda suelta a sus instintos.

Necesitarás tiempo

Aunque los búhos son muy independientes en su hábitat natural, no lo son cuando no están solos. En cuanto tienen a alguien cerca reclaman su atención y eso mismo harán contigo. Aun si lo sueltas en el jardín, empezará a revolotear y a chilar para atraer tu atención.

Esto podría suponer un problema con los vecinos también, así que asegúrate de que cuando lo sueltes, tendrás tiempo para estar con él. Por otro lado, los búhos mudan las plumas cada año y pueden pasarse meses tirando las que ya no sirven, por lo que tendrás que ir limpiando por cualquier lugar.

Su alimentación

Los búhos, como dijimos anteriormente, no son mascotas, así que no se pueden alimentar con pienso, sino con su alimentación original. ¿Ya sabes que comen los búhos? Sí, ratones y pequeños mamíferos. Esto significa que tendrás que conseguir estos alimentos para tu búho, lo cual no es sencillo y, en ocasiones, un poco asqueroso.

De más está decir que no podrás tener un búho como mascota si tienes hámsteres, pájaros, gatos o perros ya que podrías dejar de verlos sin darte siquiera cuenta.

Presta atención

El búho no es un animal previsible, pues a pesar de los estudios en torno a él nunca se ha visto marcado un patrón de comportamiento. Lo que te queremos decir con esto es que siempre deberás estar alerta, pues con un búho como mascota nunca sabes lo que puedes pasar.

(Ave) Búho real: comportamiento

Para evitar esto, lo mejor es que al adoptar un búho bebé y que lo lleves a aun adiestrador profesional que le marcará ciertas pautas y comportamientos a seguir que tú luego podrás mantener.

Como ves, un búho como mascota podría no ser lo más acertado, sin tener en cuenta que estamos sacando de su hábitat a un animal silvestre y salvaje, pero si te aventuras a adoptarlo, no olvides de seguir estos consejos.

Te puede gustar