¿Qué ocasiona la respiración acelerada en gatos?

La respiración acelerada en gatos puede ser una causa de preocupación y nunca debe tomarse a la ligera. Ya sea que los problemas respiratorios de tu gato hayan aparecido repentinamente o que hayan estado creciendo durante días, has de estar informado para saber qué hacer.
¿Qué ocasiona la respiración acelerada en gatos?
Luz Eduviges Thomas-Romero

Escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero.

Última actualización: 04 enero, 2022

Todos los vertebrados requieren oxígeno para llevar a cabo sus funciones vitales y lo obtienen mediante un proceso conocido como respiración, ya sea bajo el agua o en tierra. Los felinos no son la excepción y deben aspirar aire continuamente con el fin de oxigenar todos los tejidos de su cuerpo. En consecuencia, la tasa respiratoria es reflejo del estado de salud y la demanda metabólica del animal.

Para detectar la respiración acelerada en gatos es necesario conocer cuál sería la frecuencia respiratoria normal. Es natural que si tu felino acaba de tener una sesión de juego activa, jadee o respire un poco más rápido de lo normal. Si tienes dudas, verificar la frecuencia respiratoria es muy simple. Aquí te lo contamos todo sobre el tema.

¿Cómo detectar la respiración acelerada en gatos?

Primeramente, debemos saber que la frecuencia respiratoria normal de un gato está entre 15 y 30 respiraciones por minuto. También es importante observar detenidamente el entorno del felino y su lenguaje corporal, pues en condiciones naturales el movimiento respiratorio debe ser suave, uniforme y sin restricciones fisiológicas que sean evidentes.

Para determinar la frecuencia respiratoria de tu gato lo que debes hacer es contar la cantidad de respiraciones que toma en un período de 60 segundos. Esto se puede lograr fácilmente mediante observación directa.

Idealmente, deberías revisar la frecuencia respiratoria varias veces para obtener una tasa promedio (sumar todas las mediciones y dividirlas por el número total). Las respiraciones pueden variar y un promedio general será más preciso. Ten en cuenta que si tu gato está estresado su tasa podría ser más alta de lo normal en un momento concreto, así que espera unos minutos u horas entre mediciones.

¿Cuándo deberías preocuparte?

Tal y como indica el portal veterinario VCA Hospitals, existen múltiples signos clínicos que indican que algo puede ir mal en la salud del gato si este respira más rápido de lo normal (fenómeno conocido como taquipnea). Aquí te mostramos algunos signos accesorios que ameritan la visita al veterinario:

  • Respiración acelerada al momento de descansar o dormir (más de 30 ciclos por minuto). Este fenómeno se conoce como taquipnea.
  • Incremento de esfuerzo durante el ciclo ventilatorio, algo conocido a nivel clínico como disnea. Se puede presentar junto con la taquipnea.
  • Ansiedad, agitación y dificultad para encontrar una posición cómoda a la hora de dormir.
  • Cambios de posición durante el descanso.
  • Toses, escupitajos, estertores y eyección de sustancias extrañas por la boca.
  • Debilidad generalizada.
  • Reluctancia a la hora de practicar ejercicio.
  • Colapsos y pérdida de conocimiento esporádica.
  • Pérdida de peso.
  • Distensión abdominal.
  • Falta de interacción con el tutor.

Todos estos síntomas son indicio de un problema cardíaco o respiratorio en perros, gatos y otros mamíferos. De todas formas, algunos signos clínicos son únicos en felinos. Entre ellos destacan cojera en las patas traseras, parálisis en el tercio posterior corporal, dificultad para mover las extremidades delanteras y dolor generalizado.

Veterinario examina a un gato

Igualmente, si la respiración es muy lenta, deberás consultar con tu veterinario.

Causas comunes de la respiración acelerada en gatos

Literalmente, existen docenas de razones por las que tu gato podría tener problemas para respirar. Algunos de las más comunes incluyen infección, tumor, corazón agrandado, líquido en los pulmones, sangrado en los pulmones, asma, alergias, lesiones traumáticas, toxinas paralizantes y bajo recuento de glóbulos rojos.

Para determinar la causa, es necesario que acudas con tu felino rápidamente al veterinario. Este comenzará una serie de pruebas que pueden incluir un conteo sanguíneo, un perfil bioquímico, un análisis de orina y, tal vez, incluso un electrocardiograma. También pueden ser necesarias ecografías, rayos X y otras técnicas de imagen que permitan observar los órganos internos del animal.

Dependiendo de lo que encuentre, puede ordenar una radiografía o una ecografía para observar el corazón o los pulmones de su gato. Incluso puede ser necesario que inserte un endoscopio en la nariz o las vías respiratorias para averiguar si algo anda mal. En primer lugar, el veterinario vigilará de cerca la respiración de tu gato para asegurarse de que reciba el oxígeno adecuado.

La infección como causa de la respiración acelerada en gatos

La principal causa de dificultades respiratorias son las infecciones respiratorias causadas por uno o más agentes virales o bacterianos. Esto ocurre sobre en todo en gatos que salen al exterior de forma asidua y en los que no reciben las vacunaciones pertinentes durante su etapa de cachorro. Los 2 siguientes puntos a resaltar en esta temática son los siguientes:

  1. Los virus más comunes que causan infecciones de las vías respiratorias superiores en los gatos son el virus del herpes felino tipo 1, también conocido como rinotraqueitis viral felina o FVR, y el calicivirus felino (FCV). Algunas vacunas, como Felocell ®, protegen contra estos y otros agentes patógenos.
  2. Por otro lado, las bacterias más comunes que causan infecciones de las vías respiratorias superiores en los gatos son Bordetella bronchiseptica (bronchiseptica) y Chlamydophila felis (C. felis). Aunque no se puedan prevenir estas afecciones con vacunas, la administración de antibióticos permitirá la reducción de los síntomas en cuestión de días.

Enfermedades cardíacas como causa de la respiración acelerada en gatos

Si bien la causa más común de las enfermedades de las vías respiratorias superiores en los gatos es la enfermedad viral, es necesario descartar otras causas, como alguna condición cardíaca. En el caso de que la frecuencia respiratoria esté aumentada cuando el gato descansa o duerme –de más de 30 respiraciones por minuto–, es necesario sospechar de asuntos del corazón.

Es importante observar si la respiración acelerada se acompaña de algunos de los siguientes signos clínicos: tos o arcadas, inquietud, agitación y dificultad para encontrar una posición cómoda para dormir, debilidad o disminución del apetito. Estas son algunas de las condiciones del corazón que afectan a los gatos:

  • Cardiomiopatía hipertrófica (HCM): esta enfermedad se caracteriza por un engrosamiento y debilitamiento gradual del músculo cardíaco. A medida que este se engrosa, hay menos espacio para que la sangre llene el corazón y es menos capaz de bombearla de manera eficaz.
  • Cardiomiopatía dilatada (DCM): en este caso, el músculo del corazón es débil y fino. Hace tiempo se atribuía esta patología a la ausencia de taurina en la dieta del felino, pero a día de hoy continúan diagnosticándose casos cuando este nutriente está presente en todos los piensos.
Respiración acelerada en gatos

Otros factores que hay que tener en cuenta

Los gatos con características conformacionales (raza o malformación), como conductos nasales cortos o contorneados o fosas nasales muy pequeñas, están predispuestos a la inflamación de las vías aéreas no resuelta. En cuanto a la edad, los felinos de todas las edades pueden verse afectados. Factores de salud mental como la ansiedad deben ser contemplados, aunque no son el principal desencadenante de la taquipnea.

Finalmente, si estás preocupado por la respiración acelerada en gatos y no se encuentra causa aparente, debes tener en cuenta que también puede ser causada por hongos. Sin embargo, la enfermedad fúngica es más relevante en regiones geográficas específicas. Por tal razón, la inclusión del historial de viajes es importante en la historia clínica.

Te podría interesar...
Tratamiento de la ansiedad en tu gato
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Tratamiento de la ansiedad en tu gato

La ansiedad en tu gato es una de sus situaciones más incómodas, ya que provoca incertidumbre y dudas. ¿Cómo actuar en estos casos?



  • Sykes, J. E. (2001). Feline upper respiratory tract pathogens: herpesvirus-1 and calicivirus. Compendium on Continuing Education for the Practicing Veterinarian, 23(2), 166-175.
  • Holst, B. S., Hanås, S., Berndtsson, L. T., Hansson, I., Söderlund, R., Aspán, A., ... & Greko, C. (2010). Infectious causes for feline upper respiratory tract disease–a case–control study. Journal of feline medicine and surgery, 12(10), 783-789.
  • Dawson, S., & Willoughby, K. (1999). Feline infectious upper respiratory tract disease-an update. In practice, 21(5), 232-237.
  • Scherk, M. (2010). Snots and snuffles: rational approach to chronic feline upper respiratory syndromes. Journal of feline medicine and surgery, 12(7), 548-557.
  • Home Breathing Rate Evaluation, VCA Hospitals. Recogido a 4 de noviembre en https://vcahospitals.com/know-your-pet/home-breathing-rate-evaluation