Comportamientos y conflictos en los gatos: miedo, fobia y ansiedad

Si notas que tu gato ha reducido su actividad, se esconde o tiene conductas extrañas como arañarse y morderse así mismo, quizás esté pasando por algún trastorno de miedo, ansiedad o fobia. Es importante que descubras este tipo de comportamientos en un estado temprano, para que su veterinario pueda ayudarlo de la mejor manera. A continuación te hablaremos sobre estos trastornos, cómo identificarlos y qué debes hacer en estos casos.

Comportamientos y conflictos en los gatos, el miedo

El miedo es la sensación instintiva de supervivencia que resulta cuando ciertas situaciones, sujetos u objetos, aparentemente, presentan una amenaza externa -ya sea real o aparente. La respuesta del sistema nervioso es automática y prepara al cuerpo para quedarse inmóvil, pelear o huir. Si bien es un comportamiento normal y esencial para la adaptación y supervivencia de los seres vivos, dependiendo de la situación, puede determinarse si es normal, anormal o inapropiada.

Fobia

edad de tu gato 3

Una fobia es un miedo persistente y específico hacia un determinado estímulo, como puede ser una tormenta eléctrica. Una respuesta excesiva inmediata de ansiedad es característica de una condición fóbica y es muy posible que una vez que la fobia se manifiesta, cualquier evento que pueda asociarse con esto o con el recuerdo, es suficiente para generar una respuesta. La mayoría de las fobias en felinos están asociadas al ruido, como el que generan las tormentas o los fuegos artificiales.

Ansiedad

La ansiedad en los gatos es la anticipación de posibles futuros daños provocados por un origen desconocido o imaginario, que resulta en diferentes reacciones corporales, conocidas como reacciones psicológicas, asociadas con el miedo. Los comportamientos más evidentes son la eliminación (orinar y/o defecar en lugares que no son habituales), destrucción de objetos y vocalización excesiva. La ansiedad por separación es la ansiedad específica más común entre los animales de compañía. Cuando la mascota se encuentra sola, exhibe dichos comportamientos.

La mayoría de los miedos, las fobias y ansiedades en los gatos, se desarrollan en el inicio de la madurez social, entre 12 y 36 meses de edad. Una forma profunda de miedo y retirada, de causa desconocida, suele aparecer alrededor de los 8 a 10 meses de edad. Una particular forma de ansiedad por separación, de causa desconocida, puede ser una variante de una disminución en el pensamiento, el aprendizaje y la memoria cuando los gatos envejecen.

Síntomas

Los miedos y ansiedades: el diagnóstico puede realizarse solo sobre la base de signos no específicos para los cuales ningún estímulo identificable está presente

Miedos leves: los signos pueden incluir temblores, retiradas, ocultación, actividad reducida y conductas de escape.

Pánico: los síntomas del pánico pueden incluir comportamiento de escape activo y el aumento de la actividad motora, potencialmente perjudicial fuera de contexto.

Ansiedad: lesiones secundarias a un comportamiento ansioso (como lamer y auto morderse).

Los signos clásicos de la actividad del sistema nervioso autónomo simpático debido al estrés, como la diarrea, que pueden ser diagnosticados como enfermedad inflamatoria intestinal o síndrome de intestino irritable.

Causas

gato escondido

Cualquier enfermedad o condición física dolorosa aumenta la ansiedad y contribuye al desarrollo de los miedos, las fobias y ansiedades.

Los cambios asociados al envejecimiento, con cambios en el sistema nervioso; enfermedades infecciosas (infecciones virales, principalmente en el sistema nervioso central) y las condiciones tóxicas (como el envenenamiento por plomo) pueden dar lugar a problemas de comportamiento, como miedos, fobias y ansiedad.

El miedo resultante de una experiencia traumática: tu gato pudo haber sido forzado a una experiencia desconocida y aterradora.

Los gatos que se encuentran privados de la exposición ambiental y social hasta las 14 semanas de edad, pueden llegar a ser habitualmente temerosos de contacto.

Las fobias y el pánico pueden tener una historia de no poder escapar o alejarse del estímulo que causa la fobia y el pánico, como estar encerrado en jaula o en situaciones de abuso.

La ansiedad por separación: historia de abandono, varios propietarios, realojamiento o negligencia previa son las más comunes; algo que agrava la condición, puede ser que el gato ha sido abandonado o realojado debido a la ansiedad por separación

Diagnóstico

Acude a su veterinario, quien primero querrá descartar otras condiciones que podrían estar causando el comportamiento de tu gato, como alguna falla cerebral o enfermedad de la tiroides. El comportamiento también podría ser originado como una respuesta a una sustancia tóxica, tal como plomo, que puede causar trastornos neurológicos. Los exámenes de sangre servirán para descartar o confirmar tal posibilidad.

Si su veterinario diagnostica un miedo sencillo, ansiedad o fobia, un medicamento prescrito puede ser todo lo que se necesita. Sin embargo, probablemente te hará recomendaciones basadas en tu gato, lo que le desencadena el miedo y cómo se puede aliviar los temores y ansiedades de tu gato a través de condicionamiento conductual.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar