Problemas respiratorios en gatos: causas y síntomas

5 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Los problemas respiratorios en gatos pueden resultar de una larga lista de afecciones. Por lo tanto, determinar su etiología es importante para establecer el tratamiento adecuado.

Los problemas respiratorios en gatos son casos comunes en los servicios de emergencia veterinaria. Su aparición puede darse como un proceso progresivo o aparecer abruptamente con pocas señales de advertencia.

Resulta importante entender que la dificultad respiratoria puede ser muy angustiante para tu mascota y que corre el riesgo de empeorar rápidamente, mientras pone en peligro su vida.

Bajo esta óptica, cada animal con dificultad respiratoria debe tratarse como una emergencia, evaluarse con rapidez y monitorearse cuidadosamente, a la vez que se brinda el tratamiento de emergencia y se realiza un diagnóstico.

Síntomas de los problemas respiratorios en gatos

La dificultad respiratoria o disnea puede manifestarse de muchas maneras diferentes. El paciente puede sufrir de tos persistente, respiración ruidosa, cambio en la voz o una capacidad reducida para hacer ejercicio. Los signos más graves de dificultades respiratorias pueden incluir lo siguiente:

  • Además de la dificultad obvia para inhalar y exhalar, los gatos que presentan disnea, con frecuencia, muestran una variedad de signos clínicos asociados. Su ritmo de respiración puede ser notablemente rápido, por ejemplo.
  • También puede jadear ruidosamente con la boca abierta y toser con frecuencia. Es común que adopte una posición de extender el cuerpo hacia adelante como si estuviera a punto de vomitar, según baja la cabeza. Si la dificultad respiratoria es severa, puede presentar encías azules –por falta de oxigenación– y colapso.
Tórax del gato

El calicivirus felino y el virus del herpes felino representan del 80 al 90 por ciento de todos los problemas contagiosos de las vías respiratorias superiores en gatos.

Causas comunes de los problemas respiratorios en gatos

La dificultad respiratoria puede ocurrir por muchas razones diferentes. Algunas de las causas comunes incluyen:

  • Asma: en esta condición, las vías respiratorias se inflaman y tienen espasmos. Como resultado, las vías se hacen más estrechas y causan dificultad respiratoria grave.
  • Neumonía: refiere a una infección de los pulmones. Puede ser ocasionada por diferentes agentes infecciosos o por broncoaspiración. Esta última puede sobrevenir por la inhalación de alimentos o líquidos, luego de vómitos o de regurgitación.
  • Insuficiencia cardíaca congestiva: en caso de fallo cardíaco, puede ocurrir la acumulación de líquido dentro y alrededor de los pulmones.
  • Derrame pleural: una acumulación de líquido en el espacio que rodea los pulmones que dificulta que un gato expanda su pecho. Puede estar asociado a infecciones o hasta cáncer.
  • Parálisis laríngea: ocurre cuando los músculos de la garganta no funcionan correctamente, lo que significa que la laringe no se abre para permitir que entre suficiente aire.
  • Otras causas: presencia de cuerpos extraños en las fosas nasales o la tráquea, así como lesiones en el pecho.

Esta es solo una pequeña selección de las muchas causas de dificultades respiratorias que vemos en gatos.

Radiografía del gato

Tratamiento y pronóstico

Como puedes ver, los problemas respiratorios en gatos tienen muchas causas diferentes y se presentan con una gravedad variable. Del mismo modo, su tratamiento y pronóstico suele ser muy variable.

La mayoría de los animales con dificultades respiratorias se benefician de la suplementación de oxígeno. Esta terapia se puede administrar de varias maneras, según el tamaño del paciente y de cuán inestable esté.

En pacientes con mucha agitación, la sedación puede ayudar a manejar el estrés. Si la situación del gato es grave, y potencialmente mortal, pueden requerir procedimientos o terapias de emergencia adicionales para ayudar a su estabilización.

Entre tales procedimientos, puede enumerarse el drenaje de líquido alrededor de los pulmones o toracocentesis, así como la abertura de un agujero en sus vías respiratorias superiores para permitirles respirar más allá de un problema de obstrucción, la traqueotomía. Incluso, puede considerarse la colocación de un ventilador para ayudarlos a respirar.

Pruebas de evaluación en gatos con problemas respiratorios

Puede realizarse análisis sanguíneo, obtención de imágenes por radiografías (rayos X), tomografía computarizada o ultrasonido, además de otros procedimientos que se realizan bajo anestesia general, como la broncoscopia y el lavado de las vías aéreas.

  • Quimby, J., & Lappin, M. (2009). Feline focus: Update on feline upper respiratory diseases: introduction and diagnostics. Compendium (Yardley, PA), 31(12), E1-7.
  • Ward, J. L., Lisciandro, G. R., Keene, B. W., Tou, S. P., & DeFrancesco, T. C. (2017). Accuracy of point-of-care lung ultrasonography for the diagnosis of cardiogenic pulmonary edema in dogs and cats with acute dyspnea. Journal of the American Veterinary Medical Association, 250(6), 666-675.
  • Sleeper, M. M., Roland, R., & Drobatz, K. J. (2013). Use of the vertebral heart scale for differentiation of cardiac and noncardiac causes of respiratory distress in cats: 67 cases (2002–2003). Journal of the American Veterinary Medical Association, 242(3), 366-371.