Remedios caseros para los perros con vómitos

Irene Peláez · 17 diciembre, 2014
En los casos en los que el can haya ingerido alimentos tóxicos o elementos no digeribles, es posible que se recupere con nuestra ayuda, aunque habrá de acudir al veterinario si no evoluciona favorablemente

¿Tu perro ha empezado a vomitar recientemente? ¿No come y todo le sienta mal? Entonces es posible que tenga indigestión o gastroenteritis (esto último es más probable si además tiene diarrea). No pasa nada. Si es puntual y no presenta sangre, puede tratarse en casa. A continuación, te recomendamos algunos remedios caseros para los perros con vómitos.

¿Qué le ha causado los vómitos a mi perro?

Los vómitos de un perro pueden ser causa de infecciones víricas o por bacterias, infecciones parasitales (como lombrices), alergias e intolerancias alimentarias, alimentos tóxicos o elementos no digeribles. Las tres primeras producirán vómitos y diarreas crónicos, y será conveniente llevar a tu perro al veterinario cuanto antes.

Las dos últimas –alimentos tóxicos y elementos no digeribles– se deben a que tu can ha comido algo que no debía, o que le ha sentado mal. Si es este el caso, el problema puede tratarse en casa.

Perros con vómitos

¿Cómo trato a los perros con vómitos sin gastarme un dineral?

Hay varios remedios para perros con vómitos que pueden usarse para curar una gastroenteritis o una indigestión y que pueden encontrarse en casa:

  • Si algo le ha sentado mal, lo mejor es ayudarle a expulsarlo y no contribuir con más cosas en el estómago. No le des nada de comer a tu perro en 12 horas y después empieza dándole la octava parte de su comida habitual y, si no la rechaza, ve aumentando poco a poco la cantidad con cada comida durante dos o tres días hasta que recupere su cantidad habitual.
  • Agua abundante, pero de forma controlada cada hora. Con vómitos o diarrea se pierde mucho líquido y hay que reponerlo. Si no la traga bien, una forma de darle agua es mediante cubitos de hielo, con los que también saciará las ganas de masticar.
  • Para reponer líquidos se pueden usar también bebidas isotónicas o carbonatadas que, además, proporcionan azúcares e isótopos necesarios para el organismo y que ayudan a la recuperación del animal. Es mejor que consultes con tu veterinario en cuanto a las dosis que se deben ingerir.
  • Evitar a toda costa alimentos para humanos (excepto el yogur). Si su perro no está bien del estómago, le costará más digerir estos alimentos, aunque los tome sin problemas cuando está bien.
  • Remedios homeopáticos como pueden ser el regaliz, la manzanilla u otra infusión

Si tras aplicar estos remedios tu perro no mejorara, o se pusiera peor, debes llevar a tu perro al veterinario sin demora, puesto que tal vez sea una infección, una alergia o puede que se haya tragado algo indigerible que se haya ‘atascado’.

Vómito amarillo en perros: remedios

¿Y para que no pase otra vez?

Aunque todo en esta vida tiene cura, siempre es mejor prevenir que curar. En este sentido, si quieres evitar que tu perro tenga vómitos –o vuelva a tenerlos– ocasionados por indigestión, lo mejor es procurar que tu can tenga una dieta adecuada, con comida para perros; no debe comer la hierba del parque, y es que puede ser tóxica debido a los pesticidas.

Asimismo, hay que tener cuidado con la comida para humanos que se le da al perro. Cabe señalar que esta no es mala en sí misma, pues los perros han estado comiendo las sobras de la mesa en las granjas durante siglos y no ha pasado nada, pero si se acostumbra a comer algo en casa, y luego se lo encuentra por el parque o en la basura, lo comerá aunque esté en mal estado.

Por otra parte, si tiene hábitos de vida saludables, está limpio, sale a pasear con frecuencia, se ejercita, juega, come bien, y se le vacuna regularmente, será poco probable que aparezcan los vómitos ocasionados por indigestión.