5 tips para saber si es necesario desparasitar un perro

23 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
Resuelve tus dudas sobre cómo y cuándo desparasitar a un perro

La desparasitación es un aspecto muy importante a la hora de tener mascota. Desparasitar a un perro previene serios problemas de salud, para para él y los animales y humanos de su alrededor.

Son muchos los parásitos que pueden infectar a los perros, y suelen transmitirlos vectores como pulgas, garrapatas y mosquitos. Por esta razón, se utilizan repelentes contra estos insectos.

Hoy en día podemos encontrar una gran variedad de productos para desparasitar a un perro y, a priori, esto puede saturarnos. Lo que tenemos que tener claro es qué podemos utilizar, durante cuánto tiempo y cuándo podemos aplicarlo.

A continuación, te ofrecemos unos cuantos tips para saber cuándo desparasitar a un perro:

1. Mantén un control mensual

Como propietarios, debemos tener un control a lo largo del tiempo. Apuntaremos la fecha en la que aplicamos el producto y en la que termina su eficacia. Para los parásitos externos podemos aplicar una pipeta sobre la piel del perro cada mes. Los collares, según la marca, pueden durar varios meses.

2. ¿Pipetas o collares para desparasitar un perro?

Las pipetas son antiparasitarios de consistencia aceitosa que se aplican directamente sobre la piel del animal. Necesitan de unas horas hasta que la piel absorbe todo el producto y su rango de actuación suele ser un mes.

Pipeta antipulgas para un perro

Los collares antiparasitarios contienen sustancias químicas que se liberan lentamente durante un tiempo, desde pocos meses hasta casi un año. Es importante dejar un espacio de unos dos dedos entre el collar y el cuello del animal para que resulte efectivo.

Pipetas y collares tienen diferente rango de acción. unas marcas cubren para pulgas, garrapatas y mosquitoS de la leishmania, pero otros no tienen protección para este último. Hay que tener en cuenta que la protección para cada parásito puede tener distinta duración en un mismo producto.

3. La desparasitación interna

Los collares y pipetas sirven para prevenir las picaduras de parásitos externos como pulgas, garrapatas y mosquitos, pero existen otros parásitos como las lombrices o Echinococcus que pueden contagiar a nuestro perro.

En España, por ley, se debe registrar una desparasitación interna en el pasaporte europeo del animal al menos una vez al año. En otros países es obligatorio para poder viajar con tu mascota.

Lo más recomendable es hacerlo cada tres meses mediante una pastilla que podemos adquirir en centros veterinarios.

Su efecto no suele ser prolongado como el de un antiparasitario externo, sino que actúa una vez administrado para limpiar el sistema digestivo del perro. Desparasitar a un perro de forma interna nos asegura que el animal está libre de estos parásitos.

4. Desparasitar un perro cachorro

A las seis semanas de vida termina la inmunidad materna adquirida por la lactancia. Es en este momento cuando podemos empezar a desparasitar y vacunar.

Las primeras desparasitaciones son muy importantes, ya que no es algo raro que los cachorros tengan lombrices. De esta forma, descartamos que pueda tener enfermedades más graves como la parvovirosis que también provoca diarreas.

Pastillas para desparasitar perros

Además, antes de vacunar, el veterinario debe asegurarse de que el perro está sano y desparasitado interna y externamente para evitar que la vacuna afecte negativamente al sistema inmune del animal.

5. Vacunas para evitar parásitos

Aparte de todos los productos que hemos comentado, existen vacunas para prevenir enfermedades como la vacuna de la tos de las perreras y la vacuna de la leishmania. Se aplican anualmente y previenen el desarrollo de la enfermedad durante un año.

La vacuna de leishmania siempre es recomendable, sobre todo en regiones húmedas cercanas al mar o río, donde se concentran los mosquitos.

La vacuna contra la tos de las perreras es recomendable en invierno, cuando abundan los perros enfermos. Es como una gripe, así que es recomendable cuando nuestro perro va a pasar tiempo en una residencia canina, donde habrá muchos canes.

Además de estas vacunas, existe un antiparasitario inyectable que protege al perro contra el famoso mosquito de la playa, que transmite el parásito causante de la filiarosis.