¿Cómo prevenir los parásitos en perros y gatos?

Yamila · 23 diciembre, 2018
La prevención de los parásitos en perros y gatos es fundamental para evitar afecciones graves

Pueden ser internos o externos, pero lo cierto es que estos microorganismos causan enfermedades y síntomas graves en nuestras mascotas. Por eso, en el siguiente artículo te contaremos cómo prevenir los parásitos en perros y gatos.

Cómo prevenir los parásitos en perros y gatos: microorganismos internos

Los principales parásitos internos que afectan a nuestras mascotas son los gastrointestinales. Estos, además de causar enfermedades graves en los animales, en algunos casos pueden infectar a las personas.

Estos parásitos viven tanto en el estómago como en los intestinos y pueden ser de diferentes tamaños (incluso algunos ser invisibles al ojo humano). Los más frecuentes son:

Los huevos de los parásitos gastrointestinales se encuentran en las heces de animales infectados y, apenas entran en contacto con otro ser, pueden ‘pasar’ al siguiente huésped. Por eso, una de las formas de evitarlos en perros y gatos es prestando mucha atención cuando olfatea en el parque o en áreas donde hay otras mascotas.

Otras de las formas de contagio son a través de animales pequeños –como los roedores– o bien de la madre hacia los cachorros (mediante la leche materna o la placenta).

Parásitos en las mascotas

El veterinario recibe periódicamente la pregunta de cómo prevenir los parásitos en perros y gatos, y suele indicar tratamientos similares en todos los casos. Existen medicamentos preventivos que se deben aplicar cada mes, pero también hay otras acciones que podemos cumplir para que nuestras mascotas no se contagien:

  • Recoger las heces del jardín para reducir el riesgo de contaminación.
  • Limpiar la caja de arena de los gatos y cubrirla cuando no se está usando.
  • Lavarse bien las manos después de limpiar las áreas de aseo de las mascotas.
  • Llevar al perro o gato al veterinario una o dos veces al año para exámenes de rutina.
  • Cumplir con el calendario de vacunación.
  • Evitar que en casa o cercanías haya ratones o ratas.
  • Utilizar antiparasitarios internos, que vienen en forma de pastillas, pastas o pipetas de uso externo.
  • Limpiar utensilios o recipientes donde come o bebe nuestra mascota.

Cómo prevenir los parásitos en perros y gatos: microorganismos externos

Suelen ser más comunes en verano o cuando hace calor, ya que proliferan con mayor rapidez. Nos referimos a las pulgas, las garrapatas e incluso a los mosquitos (principalmente el de la leishmaniasis), los piojos y los ácaros. Estos son ejemplos de parásitos externos que pueden afectar a nuestras mascotas y, por eso, debemos evitarlos.

Los parásitos externos producen varias enfermedades y síntomas como alergias y reacciones a nivel dérmico, anemia por la cantidad de sangre que consumen, lesiones al rascarse, daños físicos, debilidad y babesia o leishmaniosis, dos patologías graves que pueden ser mortales para el animal.

Parásitos en perros y gatos

Prevenir la proliferación de parásitos externos en nuestras mascotas es muy importante, y la buena noticia es que existen diferentes métodos que pueden servir, siempre y cuando se cumpla con la aplicación:

  • Pipetas (duran un mes).
  • Collares antipulgas (duran alrededor de seis meses).
  • Sprays antimosquitos (pueden tener un efecto de hasta ocho semanas).
  • Pastillas (su duración es de 30 días).

Además, te recomendamos las siguientes acciones para evitar que los parásitos externos afecten a tu perro o gato:

  • Colocar repelentes de citronella en casa para que no aparezcan los mosquitos.
  • Evitar recipientes con agua estancada donde los insectos puedan desovar.
  • Bañar periódicamente a nuestro perro con champú antipulgas o similares (nunca de humanos).
  • Reducir el contacto con muchas mascotas, principalmente en espacios reducidos
  • Cumplir con el calendario de vacunación para mantener fuerte su sistema inmunitario.
  • Desparasitar a cada mascota por separado en caso de tener más de una en casa
  • Limpiar bien todos los accesorios del perro o gato (cama, caja de arena, caseta, comedero, etc).
  • Llevar a nuestra mascota al veterinario dos veces al año para controles de rutina.

Si te preguntabas cómo prevenir los parásitos en perros y gatos, ahora tienes varias herramientas o técnicas que pueden ser de utilidad. ¡No dejes que estos microorganismos enfermen a tu mascota!

Paternina-Gómez, M., Díaz-Olmos, Y., Paternina, L. E., & Bejarano, E. E. (2013). Alta prevalencia de infección por Leishmania (Kinetoplastidae: Trypanosomatidae) en caninos del norte de Colombia. Biomédica. https://doi.org/10.7705/biomedica.v33i3.780