Beneficios del aceite de lavanda para perros

23 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
El aceite de lavanda para perros tiene muchos beneficios: calma, reduce la inflamación y actúa como repelente natural

El aceite de lavanda se obtiene a partir de las flores de la lavanda, una planta muy habitual en el Mediterráneo. Por todos son conocidas sus propiedades relajantes. Incluso, el aceite de lavanda para perros resulta beneficioso como un calmante natural.

Propiedades del aceite de lavanda

El aceite de lavanda es uno de los aceites más conocidos, y es que se utiliza desde la antigüedad por sus múltiples propiedades:

  • Calmante. Es su efecto más conocido, facilita el sueño, relaja músculos y ayuda a reducir estados de ansiedad y estrés.
  • Antiséptico. La lavanda tiene propiedades antimicrobianas, actúa contra virus y bacterias.
  • Analgésico. El aceite de lavanda puede utilizarse para aliviar el dolor, especialmente los dolores musculares.
  • Antiinflamatorio. El uso del aceite sobre una zona inflamada reduce la hinchazón.
  • Cicatrizante, de heridas, quemaduras y también para tratar el acné y la dermatitis.

¿Cuáles son los beneficios del aceite de lavanda para perros?

  • Relajante natural. Su aroma tiene propiedades relajantes, ayuda al perro relajarse y a descansar.
  • Repelente de insectos. El aceite de lavanda solo o en combinación con otros aceites esenciales como la artemisa son repelentes naturales de insectos gracias a sus compuestos químicos linalool y cuminaldehído. Podemos esparcir gotas de este aceite por la alfombra o el suelo para que actúe como una barrera natural.
  •  Calmante. El aceite de lavanda para perros es un calmante tanto del estrés como de la piel, puede aliviar la piel irritada por picaduras o dermatitis, también es un buen antiinflamatorio y cicatrizante de heridas y quemaduras.
Perro calmado

Preparar el aceite de lavanda en casa

Si tenemos flores de lavanda en casa, podemos preparar aceite con ellas. El proceso es muy fácil:

  1. Cosechar flores frescas y dejarlas secar al sol.
  2. Una vez secas, machacar las flores con un mortero, pero sin llegar a romperlas demasiado.
  3. Calentar las flores en un recipiente con agua u otro aceite a fuego lento durante unas horas.
  4. Colar el aceite y conservar en un tarro protegido de la luz.

Con este aceite casero puedes fabricar jabones o utilizarlo como ambientador. Por supuesto, en lugar de fabricarlo puedes comprarlo en una farmacia o herboristería; cuanto más puro sea el aceite, y menos aditivos contenga, de mejor calidad será.

Aunque tienes que tener en cuenta que, según lo concentrado que esté el aceite, tendrás que diluirlo más o menos antes de aplicarlo. Lee las indicaciones antes de utilizarlo.

¿Cómo aplicarlo?

Es muy importante que diluyas el aceite en agua o en otros aceites para no aplicarlo directamente sobre la piel del perro. Puedes empezar a probar con una pequeña porción de piel para comprobar que el animal no es alérgico a esta sustancia.

En un difusor lleno de agua podemos esparcir unas cuantas gotas del aceite y utilizarlo como un ambientador natural sobre la casa, muebles, las camas de las mascotas… De esta manera, utilizamos el aceite como aromaterapia para el can.

Sobre la piel también podemos aplicar el aceite, de una forma suave y no directamente, sino diluido. Recuerda evitar ojos, nariz, boca y las áreas genitales y anales. Incluso puedes realizar ligeros masajes sobre el dorso y el vientre del animal.

Acariciar un perro

Además, existen champús y suavizantes con aceite de lavanda como parte de sus ingredientes; puedes utilizarlos para lavar a tu perro, siempre y cuando sean champús específicos para perros. Estos productos suelen venderse en tiendas especializadas y centros veterinarios.

Otros aceites que han demostrado ser beneficiosos para perros son el de camomila, romero, mejorama, niaouli, menta… Pero es importante recordar que los aceites esenciales no sustituyen los tratamientos médicos ni el diagnóstico veterinario, y que debemos aplicarlo en su justa medida.

  • Cheryl Lans & Nancy Turner & Tonya Khan. Medicinal plant treatments for fleas and ear problems of cats and dogs in British Columbia, Canada, 2008.
  • Gabriela Barrera, Adriana Jakovcevic y Mariana Bentosela. Calidad de vida en perros alojados en refugios: Intervenciones para mejorar su bienestar, 2008.
  • The Bark, the dog culture magazine. Essential Oils And Dogs.