Tratamiento de la ansiedad en tu gato

Francisco María García · 13 noviembre, 2018
¿Cuál es la mejor manera de tratar la ansiedad en gatos? Toma nota: cuidar de la salud de tu mascota es indispensable para que sea feliz.

La ansiedad en los gatos puede estar asociada a una sintomatología compleja que involucra síntomas orgánicos y mentales. Es decir, un gato ansioso demostrará su estado de ansiedad no solo a nivel físico, sino también a través de su comportamiento.

A continuación, te enseñaremos los principales síntomas y las formas de tratamiento de la ansiedad en tu gato.

Síntomas orgánicos de un gato ansioso

  • Taquicardia (elevación en el ritmo cardiaca).
  • Jadeos.
  • Aumento de la frecuencia respiratoria (taquipnea).
  • Alteraciones en las deposiciones (heces más blandas o diarrea).
  • Pupilas dilatadas.
  • Sudoración excesiva en las almohadillas (pueden dejar marcas húmedas en el piso al caminar).
  • Pérdida de peso y de apetito.

Síntomas mentales de la ansiedad en tu gato

  • Perdida de interés por su comida.
  • Hiperactividad.
  • Descuido del aseo personal.
  • Lamerse excesivamente una o ambas patas.
  • Alteraciones del sueño: insomnio e hiperactividad nocturna; letargo por las mañanas.
  • Marcaje excesivo.
  • Incremento de la agresividad.
  • Reacciones exageradas frente a estímulos habituales.

Tratamiento de la ansiedad en los felinos

Gato acicalándose.

En primer lugar, debemos entender que la hiperactividad y ansiedad en los gatos no es algo ‘normal’. Con mucha frecuencia, vemos que los tutores se refieren a ciertos problemas de conducta en sus mininos como parte de la ‘forma de ser felina’. Es decir, como si su comportamiento fuera hiperactivo y excesivamente reactivo.

Un gato que se siente seguro y cómodo en su hogar no tiene por qué estar constantemente miedoso, ansioso o asustado. Aunque sea muy positivo fomentar que nuestros mininos sean física y mentalmente activos, debemos saber diferenciar un comportamiento despierto y juguetón de los problemas de conducta.

Por todo ello, al percibir que tu minino se muestra muy agresivo, nervioso o con miedo, será esencial acudir a tu veterinario de confianza. En la clínica, el profesional podrá hacer un diagnostico diferencial y establecer un tratamiento adecuado para la ansiedad en tu gato.

Remedios naturales y terapias alternativas para controlar la ansiedad en tu gato

Afortunadamente, la naturaleza y la medicina alternativa nos ofrecen métodos naturales y no invasivos para gestionar la ansiedad en nuestros mininos. El tratamiento de casos crónicos o severos de ansiedad puede requerir la administración de fármacos; las soluciones caseras o alternativas no sustituyen una consulta veterinaria.

También debemos resaltar la importancia de contar con un veterinario antes de introducir un nuevo elemento en la dieta de nuestros gatos, además de acudir a profesionales especializados cuando busquemos una terapia alternativa eficaz y segura para la ansiedad en tu gato.

Estas son algunas de las alterativas naturales más eficaces para el tratamiento de la ansiedad en los gatos.

Gato bebiendo.

  • Manzanilla. La manzanilla es una de las hierbas más benéficas para los gatos y perros. Además de su efecto calmante, también cuenta con propiedades digestivas y antiinflamatorias.

Algunas gotas diarias de la infusión de manzanilla natural suelen ser eficaces para prevenir la ansiedad en los gatos. Pero puede ser poco eficaz en casos de elevada ansiedad o estrés crónico. También la melisa es una planta con efectos similares y un poco más potentes que la manzanilla.

  • Valeriana. La valeriana es uno de los tranquilizantes naturales más potentes, ofreciendo también un leve efecto sedante y relajante muscular. La infusión y los suplementos naturales de esta planta son utilizados para tratar la ansiedad, el estrés crónico y los disturbios del sueño.

Gran variedad de remedios naturales

En los gatos, la valeriana puede serles muy beneficiosa, ya que su aroma naturalmente despierta la curiosidad de nuestros mininos. No obstante, las dosis deben ser gestionadas cuidadosamente para no tener un inicial efecto eufórico o narcótico.

  • Feromonas. Actualmente podemos encontrar sprays de feromonas felinas en muchas clínicas veterinarias y tiendas para mascotas. Estos productos consisten en una síntesis artificial de las feromonas que el gato produce y libera naturalmente.
  • Flores de Bach. Aunque la humanidad conozca las Flores de Bach desde hace muchos años, su empleo para el tratamiento de mascotas es reciente. Se trata de un método natural y sin efectos adversos que viene mostrando muy buenos resultados en el tratamiento del estrés y de la ansiedad.
  • Masajes relajantes. Los masajes nos permiten proporcionan a nuestros mininos un estado de relajación y disfrute. Para masajear a tu gato, será necesario tener paciencia y respetar sus tiempos de adaptación.

Rápidamente percibiremos que nuestros mininos disfrutan de recibir estos mimos y se mostrarán más tranquilos en su día a día.