¿Qué significa el vómito amarillo en perros?

Miguel Rodríguez · 30 abril, 2018
Las afecciones asociadas a esta tonalidad pueden ser acidez, pancreatitis, enfermedades hepáticas o la respuesta a un objeto extraño

Los vómitos son algo recurrente en los perros de todas las razas variando el color según sea el caso. En este orden de ideas, el vómito amarillo en perros es muy común por darse en diversas situaciones.

Es quizás la clase de vómito más frecuente en los canes a diferencia de aquél de color marrón; a simple vista no parecerá que haya que alarmarse, pero existen condiciones médicas que pueden detonar el vómito amarillo en perros a pesar de que este se encuentre sano.

¿Qué es el vómito amarillo en perros?

El vómito amarillo en perros es una patología que suele darse cuando el estómago del animal se encuentra vacío. De hecho, el vómito en sí no es líquido, sino que es una especie de espuma amarillenta, en algunos casos viscosa. Esta espuma es bilis que la vesícula biliar del animal segrega para eliminar toxinas dentro del estómago.

Un can suele vomitar bilis cuando su estómago se encuentra vacío al no comer por una gran cantidad de tiempo. Este tiempo puede variar según sea el tamaño, la raza y la dieta en general del animal, aunque hay ocasiones en las que un estómago vacío no es la causa exacta.

Si al examinar el vómito se encuentran partículas de grama o algún otro elemento ajeno a la dieta, entonces es una respuesta normal al rechazar este pseudoalimento. En algunos casos, un perro puede comer pasto para purgarse a sí mismo, pero no podemos dar con este diagnóstico a simple vista.

Lo cierto es que hay enfermedades que provocan que el vómito amarillo en perros se de pese a tener una alimentación de calidad. Antes de empezar con cualquier tratamiento o autodiagnóstico, se aconseja visitar al veterinario de confianza para salir de cualquier duda.

Vómito amarillo en perros: remedios

¿Qué causa el vómito amarillo en perros?

La bilis usualmente se deposita en el intestino delgado del animal, pero en casos como el antes mencionado se fuerza al líquido a ser expulsado por la boca del animal. A esto se le llama síndrome de vómitos biliosos; cuando el tracto alimenticio se encuentra inactivo, el estómago y los intestinos estrujan lo que encuentran dentro.

La bilis es un compuesto ácido debido a su función de purificación y, al ser estrujado irrita las paredes internas en los órganos del animal, lo que da como resultado este vómito de color amarillento. El vómito en sí no es causa de preocupación al ser una respuesta a la falta de comida en el estómago.

En perros jóvenesno es un problema debido a que su sistema se adapta más rápido a los cambios. En cambio, los perros ya en una edad media en adelante pueden sufrir enfermedades más graves o ser el síntoma de algún otro mal.

En este sentido, nos referimos a la presencia de úlceras intestinales, inflamaciones, alguna clase de cáncer e incluso la presencia de parásitos en el organismo de nuestro animal. En estos casos, la consulta con el veterinario es indispensable para tratar el mal de la mejor forma.

Parásitos en los perros

Enfermedades asociadas

  • Acidez: el vómito amarillo es un síntoma recurrente cuando nuestra mascota tiene acidez estomacal, la cual puede sentirse como un ardor que llega hasta la garganta del animal. El vómito es una respuesta a esta sensación, por la que el organismo busca expulsar la sustancia que le afecta.
  • Pancreatitis: es una alteración en la generación de enzimas del páncreas, lo que genera una imposibilidad de digestión de algunos alimentos (en especial las grasas). Junto al vómito amarillo, la pancreatitis presenta fiebres, dolores de cabeza, deshidratación y dolores abdominales.
  • Enfermedades hepáticas: alteraciones en el hígado del organismo por distintos motivos tienen varios síntomas y el vómito muy común en todas ellas.
  • Respuesta a un objeto no comestible: los perros, cuando sufren de ansiedad o solo por llamar atención, suelen engullir lo primero que consigan. Si al revisar el vómito se observa el objeto extraño, entonces sabemos la razón de esta conducta.

Cómo tratar el vómito amarillo

Si tras consultar con el veterinario no hay indicios de alguna enfermedad crónica, podemos empezar cambiando la cantidad de comida que nuestro perro ingierre. Si solo come dos veces por día, intenta subir a tres raciones para ver si el problema se resuelve; también puedes dividir la comida del animal en distintas raciones diarias.

Otra opción es cambiar la alimentación del animal pensando más en proteínas que en grasas para evitar la pancreatitis. Las dietas BARF se ajustan al organismo de nuestro can. Otra solución es cambiar el pienso a uno de mayor calidad que se componga principalmente de proteína animal.