Tipos de vómitos en perros: qué observar

27 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Lo principal que hay que distinguir entre los vómitos en perros es la consistencia. El vómito líquido puede ser signo de un problema subyacente grave, mientras que el vómito de alimentos intactos o el vómito granular está más relacionado con indigestión.

Los vómitos en perros puedes ser tan preocupantes para los dueños como desagradables para las mascotas. Claramente, los vómitos en perros pueden tener muchas causas diferentes y pueden indicar una amplia variedad de condiciones. Sigue leyendo para tener más información sobre este problema común.

Los perros vomitan por muchas razones. Algunas de ellas son serias, mientras que otras no son motivo de preocupación. Así, aprender a notar la diferencia puede ser complicado, pero es esencial para asegurarse de buscar atención veterinaria tan pronto como sea necesario.

Una cosa importante que hay que tener en cuenta es que los vómitos en perros y la regurgitación no son lo mismo.

Diferencias entre vómitos y regurgitación

El vómito puede contener bilis amarilla o comida parcialmente digerida: generalmente, huele agrio, por la acidez estomacal. Además, el vómito puede ocurrir horas después de haber comido. El acto de vomitar implica arcadas con participación evidente de la musculatura abdominal.

Por otro lado, en los casos de la regurgitación, la expulsión de alimentos no digeridos ocurre suavemente: es un acto pasivo, sin arcadas. Suele ocurrir poco después de comer y el acto no requiere un esfuerzo evidente.

Vómitos amarillos en perros

Razones por las cuales los perros vomitan

Mientras que los perros vomitan por muchas razones, los problemas gastrointestinales son quizás unas de las razones más comunes para vomitar. Estos problemas pueden incluir:

  • Infecciones por virus, por bacterias o por parásitos.
  • Gastritis o malestar estomacal por haber comido basura, cuerpos extraños o alimentos en mal estado, así como por ingestión de plantas tóxicas o pasto.
  • Malos hábitos como comer demasiado rápido, hacer ejercicio después de comer o cambio brusco de la dieta.

Otras patologías que pueden cursar con vómitos en los perros

El vómito también puede ser una señal de que algo más serio está sucediendo. Por ejemplo, el vómito puede ser una reacción secundaria en la enfermedad inflamatoria intestinal, en afecciones renales, hepáticas o pancreáticas, así como del cáncer intestinal.

Cabe señalar que el vómito también puede indicar un problema neurológico, como un problema en el oído medio, un tumor cerebral o incluso meningitis.

Incluso puede haber causas psicológicas, tales como miedo o ansiedad extrema, similar a como sucede en una persona.

La consistencia de los vómitos en perros

Al observar el vómito podemos darnos cuenta de su consistencia. En el caso de poder distinguir lo que ha consumido la mascota se dice que ha vomitado la comida sin digerir. En caso de no distinguir el contenido, y si se observa cremoso, se dice que es granular. Adicionalmente, el vómito puede ser mayormente acuoso o líquido.

  • Vómito de la comida sin digerir: este caso sucede comúnmente por cambios bruscos en la alimentación, por comer excesivamente, por alergias o intolerancia a componentes de la dieta, como exceso de componentes grasos. En estos casos se recomienda vigilar la dieta.
  • El vómito granular: esta consistencia sugiere que hubo digestión y que la comida permaneció en el estómago por un tiempo antes de ser vomitada. Es especialmente importante observar si hay presencia de sangre.
Provocar vómito a perro por envenenamiento

El color de los vómitos en perros

  • Vómito amarillo: si el vómito consiste en un líquido amarillento, puede deberse a una producción aumentada de bilis o de ácidos estomacales. En este caso se recomienda ofrecer porciones menores de comida y hacerlo más frecuentemente en el día.
  • Si es vómito de espuma blanca: si tu perro está expulsando espuma blanca de la boca, esto puede no ser realmente vómito, sino expectorado, como cuando tosemos flema. El expectorado espumoso blanco puede indicar tos de la perrera.
  • Vómitos con sangre (rojos o ennegrecidos): puede ser una condición grave. Se recomienda acudir sin demora a la consulta veterinaria

Cómo el vómito líquido es diferente

En general, el vómito líquido sea amarillo o transparente es un signo de un problema médico completamente diferente que no tiene ninguna conexión con la comida que se haya consumido.

A menudo, el líquido que se presenta en vómitos proviene de afecciones en órganos como riñón, hígado, páncreas o gastritis severa. Requiere atención médica.

  • Elwood, C., Devauchelle, P., Elliott, J., Freiche, V., German, A. J., Gualtieri, M., ... & Roura, X. (2010). Emesis in dogs: a review. Journal of Small Animal Practice, 51(1), 4-22.
  • Grahame-Smith, D. G. (1986). The multiple causes of vomiting: Is there a common mechanism?. In Nausea and Vomiting: Mechanisms and Treatment (pp. 1-8). Springer, Berlin, Heidelberg.