¿Problemas estomacales en tu perro? ¡Ayúdalo!

Virginia Duque 13 febrero, 2017

Dicen que hay razas más propensas que otras a tener problemas estomacales. Sin embargo, son muchos los perros que pueden tener el estómago delicado por otras razones que nada tienen que ver con la raza.

No hay nada que nos duela más que ver a nuestro perro sufrir. Por ello queremos siempre ayudarlo a toda costa. ¿Cómo hacerlo en el caso de que tenga problemas estomacales? Pues mira estos consejos que creemos te serán de mucha utilidad.

Consejos para perros con problemas estomacales

perro enfermo

A veces los problemas estomacales de nuestro perro no lo son tanto por él o su fisonomía. En muchas ocasiones también es culpa de nuestros descuidos.

Por ello es importante que seamos nosotros los que lo ayudemos e intentemos poner remedio a los malos hábitos que pueda tener. Por ello debemos:

Poner agua limpia

Admitámoslo, muchas veces nuestra ajetreada vida no nos permite hacer todo lo que queremos ni lo que debemos. En ocasiones vamos postergando lo que creemos menos importante. A veces, incluso nuestra memoria lo aparta a un lado para recordar cosas más primordiales.

Aunque es cierto que cambiar el agua de nuestra mascota debería ser una prioridad, en ocasiones simplemente miramos de lejos a ver si tiene agua y listo. Pero puede estar sucia y haber atraído bacterias a lo largo del día. Una causa de los problemas estomacales.

Alimentación

Debemos estar al corriente de la alimentación que tiene nuestra mascota. A veces esta no es tan equilibrada y sana como creemos. Es posible que hayamos olvidado cambiar el tipo de comida según la edad o peso de nuestro perro.

Es probable también que le estemos dando una con unos nutrientes innecesarios que ya no requiere en el momento en el que está.

Llévalo al veterinario

Es importante que su doctor le haga una revisión para descartar que tiene algún tipo de alergia o intolerancia a algún componente que puede llevar su pienso.

El veterinario, después de este examen, y en caso de que sea positivo, podrá recomendarte el pienso más aceptable para tu mascota.

Dale fibra

La fibra es esencial para un buen desarrollo intestinal. También es básica para todo el aparato digestivo en general, el cual incluye el estómago. Por ello es necesario que te cerciores de qué cantidad de fibra contiene el alimento de tu mascota y cuánta necesita para equilibrar los niveles.

Tener la medida correcta de fibra hará que toda su flora intestinal y sistema digestivo trabajen de manera correcta.

Reparte el pienso

cambios de comida

Es cierto que llegada cierta edad, el perro puede necesitar tan solo una comida al día. Pero no olvides eso puede llevarnos a ponerle más de la cuenta y podría empacharlo y crearle los temidos problemas estomacales.

Pregunta a tu veterinario cuál es la cantidad que tu mascota necesita de alimento al día.

Evita los atracones

Los animales comen con ansiedad como si alguien les fuera a robar su comida. Por ello no son pocas las veces en que comen trozos demasiado grandes que luego no pueden digerir.

Vigila lo que come tu perro. Si le das algún tipo de alimento que no sea pienso, asegúrate de que los trozos tengan el tamaño correcto para su fácil digestión.

Los problemas estomacales pueden llevar a tu mascota a tener problemas más serios o incluso a la obesidad, hecho que luego podría desembocar en enfermedades cardíacas. Por ello, no des por sentado que tu perro se está alimentando bien y que sus problemas provienen por ser de una raza u otra.

Como dijimos antes, la raza puede influir, pero por supuesto, no siempre es el único factor envuelto en este tipo de afección.

Te puede gustar