¿Por qué mi perra tiene las mamas hinchadas?

Existen diversos factores por los cuales pueden llegar a presentarse una inflamación en las mamas de las perras. No todos son respuesta de procesos patológicos, sin embargo, es importante conocer la etiología de esta hinchazón para evitar problemas secundarios.
¿Por qué mi perra tiene las mamas hinchadas?
Daniel Aguilar

Escrito y verificado por el veterinario Daniel Aguilar el 30 mayo, 2021.

Última actualización: 30 mayo, 2021

Si eres un poco observador con tus mascotas, seguramente has llegado a notar algunos aspectos interesantes en su comportamiento y ciertos cambios visibles en su cuerpo. Muchos de estos pasan desapercibidos, sin embargo, otros se presentan con signos más evidentes. Un ejemplo de ello son aquellas perras con mamas hinchadas: ¿las has visto?

Las razones por las cuales tu mascota puede tener sus mamas en este estado son diversas: cambios hormonales, embarazo, lactancia y algunas patologías a las que debes prestar atención. En este artículo, te compartimos las principales causas que provocan la hinchazón mamaria en canes, así como algunas recomendaciones que te serán de mucha ayuda.

Principales signos en las perras con mamas hinchadas

Todo cambio que se salga dentro de lo que conoces como normal eventualmente llamará tu atención. Cuando hablamos de las perras con mamas hinchadas, es común observar una signología muy parecida, sin importar el agente causal o el motivo por el cual se presente. Dentro de estos signos, resaltamos los siguientes:

  • Aumento en el tamaño tanto en las mamas como el pezón.
  • Expulsión de líquido —leche materna, pseudoleche materna, sangre, pus, etcétera—.
  • Molestia y dolor al realizar palpación.
  • Presencia de pequeños abultamientos.
  • Inflamación en una o varias mamas.

Desde el primer momento en el que observes una de tus perras con mamas hinchadas, es importante que se lo notifiques al médico veterinario y se llegue a un  diagnóstico. Recuerda, la inflamación de las mamas en los canes no siempre significa enfermedad o peligro, sin embargo, el acompañamiento médico profesional es lo ideal en todas las situaciones.

¿Por qué hay perras con las mamas hinchadas?

Causas de la hinchazón de las mamas en perras

Existen múltiples cuadros que pueden desembocar en este signo clínico. A continuación, te presentamos los más importantes.

Cambios hormonales

Al igual que todas las hembras, las perras atraviesan por una serie de cambios fisiológicos, en los que se ven implicadas muchas hormonas. Durante el celo, los niveles hormonales se disparan y traen consigo alteraciones físicas. Tanto la vulva como las mamas suelen mostrar enrojecimiento, aumento de tamaño y algunas veces una ligera secreción.

La presentación del celo a lo largo del año suele ser variable, ya que se considera multifactorial. Un registro de los celos durante la vida fértil puede ser muy útil para relacionar a las perras con mamas hinchadas con motivos hormonales —y no con otras patologías más preocupantes—.

Perras con mamas hinchadas en el embarazo y lactancia

Esta podría considerarse como la principal y más natural causa por la que puedas observar perras con mamas hinchadas. Tras el apareamiento, las hormonas siguen haciendo de las suyas con tu mascota durante la gestación. Los 2 signos más evidentes por los cuales puedes corroborar su embarazo son un abultamiento en el vientre y el crecimiento de las mamas.

Las mamas se preparan para comenzar la producción de leche, por lo que es inevitable que crezcan y se muestren hinchadas. Tras el parto, cuando los cachorros son amamantados, es normal observar a las perras con mamas hinchadas, por la misma succión que ejercen las crías.

Embarazo psicológico

El embarazo psicológico o pseudoembarazo se da con mayor frecuencia en perras fértiles que acaban de pasar por el celo. Se haya o no tenido un contacto sexual con el macho, los niveles de progesterona —hormona encargada de mantener un embarazo normal— no disminuyen en la hembra y esta comienza a presentar signos típicos de una perra embarazada.

En los canes con un pseudoembarazo, pasados los 2 meses, comienza a producirse una hormona llamada prolactina, la cual tiene la tarea de aumentar el tamaño de las mamas y comenzar la producción de leche ¡si, a pesar de que el parto nunca llegará! Por ello, no todas las perras con mamas hinchadas se encuentran gestantes.

La mejor manera de evitar que tu mascota pase por esta situación es la esterilización. Un can esterilizado tiene —entre muchas otras ventajas— una disminución y mayor control de la cadena hormonal, y por consiguiente, un mejor comportamiento y menor probabilidad de presentar enfermedades.

Perras con mamas hinchadas por mastitis

La mastitis es una inflamación de las glándulas y el tejido mamario. Puede ser causada por diversos factores, tal como infecciones, traumatismos y hasta la misma lactación. Normalmente, se asocia al periodo postparto de las perras y a procesos de pseudogestación.

En un cuadro de mastitis, se puede apreciar a las perras con mamas hinchadas mayor sensibilidad, presencia de dolor al tacto y secreción purulenta en procesos infecciosos. Es un cuadro que puede avanzar rápidamente, por lo tanto una rápida y oportuna visita con el médico veterinario puede evitar que esta inflamación traiga repercusiones más severas.

Reacciones alérgicas

Cuando el organismo de tu mascota entra en contacto con alguna sustancia, producto, alimento o agente patógeno, su sistema inmune se pone a trabajar y en ocasiones reacciona de una manera exagerada —y presenta procesos inflamatorios—. En las hembras, es común observar perras con mamas hinchadas como respuesta a esta hipersensibilidad.

Esta misma inflamación puede provocar comezón y hacer que tu mascota se rasque o se lama con mucha frecuencia. Algunos artículos de higiene y medicamentos pueden causar una respuesta alérgica en ella. Si es el caso, lo mejor será suspender su aplicación.

Perras con mamas hinchadas por lesiones y traumatismos

Es normal que, posterior a un golpe o lesión, se presente una inflamación de la zona afectada. Si llegas a observar que tu can se lastima una de sus mamas al jugar con otros perros o en alguna caída, la hinchazón local será una repuesta normal. Eso sí, ten cuidado con heridas que queden abiertas y procede a realizar una curación para evitar que terminen por infectarse.

Neoplasias y quistes mamarios

Al momento de realizar una palpación en el vientre de tu mascota, sea cual sea de las 2 anomalías, podrás notar a las perras con mamas hinchadas y una masa extraña al tacto. En ese momento, es muy importante acudir con el médico veterinario.

Una inflamación generada por una neoplasia o por quistes mamarios puede ser signo de cáncer. En la clínica, se procederá a realizar una serie de estudios, con el fin de obtener un diagnóstico final y un posible tratamiento.

Una perra embarazada tumbada.

Aunque las perras con mamas hinchadas no son únicamente aquellas que atraviesan procesos patológicos, como te lo hemos recomendado en artículos anteriores, es importante tener la opinión de un experto para determinar el porqué de esta inflamación. No dejes pasar este signo: podrías llevarte una sorpresa y estar a un paso de ver crecer la familia de tus mascotas.

It might interest you...
Conoce todo sobre la mastitis en perras
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Conoce todo sobre la mastitis en perras

La mastitis en perras es una infección que se origina en las mamas y, además de incómoda, puede ser mortal para los cachorros, te contamos porque.



  • Piamore E. ¿Por qué mi perra tiene las mamas hinchadas? España, febrero 2018. Consultado en mayo 2021. Disponible en:
  • Juste I. Por qué mi perra tiene las mamas hinchadas - conoce la respuesta. Barcelona, España. Enero 2018. Consultado en mayo 2021. Disponible en:
  • Ciardiello F. Senos hinchados en perros: causas comunes, riesgos y posibles soluciones. Consultado en mayo 2021. Disponible en:
  • Embarazo psicológico o Pseudopreñéz. Málaga, España. Consultado en mayo 2021. Disponible en:
  • García M. Qué es la mastitis como afecta a perras lactantes. Navarra, España. Febrero 2021. Consultado en mayo 2021. Disponible en:
  • Núñez L. Montes de Oca A. Frecuencia de neoplasias de glándula mamaria en perras con diagnóstico citológico. Ciudad de México, 2012. Consultado en mayo 2021. Disponible en:
  • Páramo R. Balcázar J. Manual de prácticas en manejo reproductivo de perros. Ciudad de México. Consultado en mayo 2021. Disponible en: