Embarazo psicológico y pseudogestación en perras

11 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Aunque los usemos arbitrariamente, los conceptos pseudogestación y embarazo psicológico no son lo mismo

Usualmente, tendemos a usar los términos embarazo psicológico y pseudogestación en perras como sinónimos. A pesar de ello, ambos conceptos, aunque relacionados, son distintos.

El embarazo fantasma, falso embarazo o embarazo psicológico parece estar causado por un desbarajuste hormonal producido en la última etapa del celo, que se prolonga en el tiempo. Esto lleva al animal a cambiar su comportamiento y tener conductas propias de una perra preñada, a punto de parir o en estado de postparto.

Estos cambios en los niveles hormonales y sus posteriores conductas no parecen tener importancia clínica. De hecho, es bastante común y no supone un riesgo para el can. Como veremos, esto no es así con la pseudogestación en perras.

¿Qué es la pseudogestación canina?

El término pseudogestación se refiere, específicamente, a una fase lútea –fase final del celo cuando los niveles de progesterona son altos– sin embarazo, causada cuando la perra ha ovulado y ha mantenido un coito sin quedar embarazada.

La concentración de progesterona en sangre no disminuye y causa el desarrollo de las glándulas mamarias y una ganancia de peso. No obstante, a diferencia del embarazo psicológico, la perra no muestra ningún tipo de comportamiento relacionado con la crianza. Esta es, quizá, la diferencia más significativa a simple vista que podemos determinar.

Esencialmente, a nivel hormonal, en la pseudogestación encontramos altos niveles de progesterona en sangre. Por el contrario,en el embarazo psicológico, la progesterona se encuentra a niveles mínimos y encontramos una alta concentración de otra hormona, la prolactina. Esta última provoca el comportamiento maternal de la perra.

Hormona de progesterona

Terapia y tratamiento de la pseudogestación en perras

Habitualmente, los veterinarios recomiendan un control exhaustivo de la dieta en perras con pseudogestación. A pesar de que no existe una diferencia en los niveles hormonales, las experiencias empíricas indican que disminuir el aporte calórico reduce la duración de la pseudogestación. Por ello,se recomienda que la perra coma un poco menos durante este tiempo.

Por otro lado,existen tratamientos hormonales para reducir y eliminar este estado en el can.Sin embargo, tiene muchos efectos secundarios y, por ello, no son recomendables.

La mejor forma de evitar tanto las pseudogestaciones, los falsos embarazos como la preñez indeseada es la esterilización.Además, eliminamos de raíz la probabilidad de que la perra sufra una piometra y se reduzca enormemente la posibilidad de desarrollar tumores mamarios y de otros tipos.

La piometra es una infección del útero provocada, en la mayoría de los casos, por un deterioro de las paredes uterinas. Aparece, sobre todo, en perras no esterilizadas de edad avanzada. Por ello, la probabilidad de muerte es alta, aunque en todos los casos, para solucionar el problema, se recomienda una histerectomía completa o extirpación del útero.

Extirpación de útero

Consecuencias de pseudogestación en perras

Así como los embarazos psicológicos no son preocupantes a nivel clínico para la salud física de la perra, la pseudogestación sí lo es. La alta concentración de progesterona que se acumula en la sangre del animal causa, a la larga, otros problemas:

  • Piometra o infección del útero. Enfermedad mortal si no se realiza una cirugía de urgencia.
  • Desarrollo de tumores mamarios malignos a edades tempranas.
  • Aparición de neoplasias malignas en ovarios y útero.

Todo esto, unido al problema de las camadas indeseadas, al abandono y maltrato de mascotas son, entre otras muchas razones, algunos de los argumentos para dar el paso a esterilizar a nuestra mascota.

Si tienes dudas sobre los beneficios y contraindicaciones de la castración o esterilizaciones de las mascotas, no dudes en comentarlo con tu veterinario de confianza. Este profesional es el más indicado para orientarte sobre este tema tan importante para la salud de tu mascota.

  • Hermo, G. A., Garcia, M. G., Torres, P. A., & Gobello, M. C. (2017). Tumores de mama en la perra.Ciencia Veterinaria,7(1), 1-25.
  • Janssens, L. A. A. (1986). Treatment of pseudopregnancy with bromocriptin.The Veterinary record,119, 172-174.
  • Lawler, D. F., Johnston, S. D., Keltner, D. G., Ballam, J. M., Kealy, R. D., Bunte, T., ... & Nie, R. C. (1999). Influence of restricted food intake on estrous cycles and pseudopregnancies in dogs.American journal of veterinary research,60(7), 820-825.
  • Razzaque, W. A. A., Husain, K., Agarwal, S., & Kumar, S. (2008). False pregnancy in bitch.Veterinary World,1(3), 92-95.
  • Steinetz, B. G., Goldsmith, L. T., Harvey, H. J., & Lust, G. (1989). Serum relaxin and progesterone concentrations in pregnant, pseudopregnant, and ovariectomized, progestin-treated pregnant bitches: detection of relaxin as a marker of pregnancy. American journal of veterinary research, 50(1), 68-71.