La lactancia en animales de granja

8 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
La lactancia en animales de granja está sujeta a condiciones que favorezcan la producción de leche en grandes cantidades, mucho más de la que una madre produciría para su cría en la naturaleza.

La lactancia en animales de granja tiene una doble importancia sanitaria y económica para las explotaciones pecuarias.

La gestión de crianza exitosa implica lograr un difícil equilibrio relacionado al periodo de destete. Al adelantarlo o atrasarlo se incrementa o disminuye la cantidad de la leche para la venta y el riesgo para la salud de los animales.

La importancia del calostro para los animales de granja

Las especies rumiantes, por las características particulares de sus placentas, nacen prácticamente sin anticuerpos en su sangre.

Recién nacidos, los rumiantes son especialmente susceptibles a sufrir diversas enfermedades infecciosas. Por tal razón, dependen de la ingesta de calostro materno para la transferencia pasiva de sus anticuerpos. El calostro o primera leche materna es su primera vacuna de origen natural.

El manejo más frecuente para “calostrar” las crías de los rumiantes consiste en suministrar en una mamadera el calostro de su madre o de un pool de madres.

También se practica dejar a la cría con sus madres los primeros días tras el parto. Como referencia, se estima que los rumiantes deben consumir una cantidad de calostro equivalente del 10 al 12% de su peso durante sus primeras horas de vida.

¿Qué aporta el calostro?

Además de los anticuerpos, el calostro es una fuente de nutrientes y factores de crecimiento que contribuyen a la maduración del tracto digestivo. Es interesante conocer que el intestino delgado de un becerro recién nacido es permeable, es decir, que está “abierto” al paso de sustancias.

Por esta razón las crías absorben las inmunoglobulinas maternas contenidas en el calostro. Desafortunadamente esta característica tiene un carácter contraproducente, ya que también puede absorber patógenos del medio ambiente causantes de enfermedades.

Así, la lactancia temprana y suficiente del calostro es el primer cuidado que se debe proporcionar a los recién nacidos para su posterior salud y supervivencia.

El calostro además contiene un alto contenido de grasa para proporcionar energía a la cría.

Reproducción de las vacas

El proceso de lactancia en cabras

La duración aproximada de la lactancia en cabras de granja es alrededor de 250 días, y la producción de una cabra que pesa 40 kilos es de 1 a 2,5 litros diarios. En todo caso, la producción de leche está influenciada por distintos factores como la raza, la edad y el número de partos entre otros.

En general, las cabras deben tener un descanso de 60 a 70 días sin lactar antes de parir de nuevo. Una vez nacida la cría se decide el tiempo de lactancia materna. Cuanto más tiempo con la madre, mayor será el nivel de inmunocompetencia de la cría.

El ciclo de lactancia en vacas

La producción de leche inicial inmediatamente tras el parto es más bien moderada, alrededor de 10 litros. En las siguientes 2 o 3 semanas va creciendo hasta alcanzar un pico que puede llegar a los 40 litros al día. A partir de ahí va descendiendo hasta que se acerca un nuevo parto y se corta la producción de leche.

Manteniendo las cosas simples: Al parir la vaca comienza el ordeño. A los 60 días vuelve a quedar embarazada. Se ordeña leche 240 días más, mientras esta gesta al ternero. Se deja 50-60 días de secado de las ubres y se produce otro parto.

Este periodo de secado se produce porque la vaca debe recuperar energías antes de la llegada de un nuevo ternero, cuando se reinicia un nuevo ciclo. Algunas vacas llegan a producir 20.000 litros en una lactación, en los 9-10 meses que ésta dura, aunque lo normal es que se sitúe alrededor de los 12.000.

Vacas lecheras

El destete: la fase más delicada de la lactancia

El destete, si no se practica adecuadamente, es una etapa de alto riesgo para la supervivencia de la cría. En cabras existen varias formas de realizar el destete:

  1. Destete precoz: La cría es separada de la madre a las pocas semanas. Este tipo de destete se usa en granjas tecnificadas para sacar el máximo nivel de producción de leche a las adultas. Característico en la ganadería intensiva.
  2. Destete normal: La cría se separa de la madre cuando ha superado su primera infancia. Este es el método más usado en prácticas ganaderas de tipo extensivo.
  3. Destete tardío: A la cría se le separa de la madre como sucedería en la naturaleza. Este método de destete se usa sobretodo en granjas donde se desarrolla ganado «Pie de cría» (centros de selección genética de los mejores animales).

El destete es una de las etapas más delicadas en la crianza, ya que al faltarles la leche a los terneros se ven forzados a adaptarse a nuevos alimentos. En ese tiempo se debilitan y se hacen más sensibles a enfermedades parasitarias e infecciones.

Cómo hemos visto la producción de leche en instalaciones humanas dista mucho del proceso natural. Sin ir más lejos, a las 48 horas de su nacimiento y tras consumir el calostro, los terneros empiezan a ser alimentados con un suero específico.

La leche es un alimento de consumo extendido en todo el mundo, pero supone una modificación del ciclo vital natural de los animales implicados para su obtención.

  • Torres, R. (2009). Calostro, lactoreemplazantes y piensos de arranque en la dieta del ternero. http://www.produccion-animal.com.ar/informacion_tecnica/destete/82-Calostro.pdf
  • Santana, A. (2018) La lactancia maternal con cabritos mejora el rendimiento de las explotaciones ganaderas. ABC: Canarias https://www.abc.es/espana/canarias/abci-lactancia-maternal-cabritos-mejora-rendimiento-explotaciones-ganaderas-201808080320_noticia.html
  • Martinez, G. M., & Suarez, V. H. (2018). Lechería caprina: producción, manejo, sanidad, calidad de leche. Ediciones INTA.
  • Bentley, J., Castillo Lopez, E., Clark, K., Kononoff, P., Ramirez, H., Robinson, A., (2017). Manejo y cuidado de becerros recién nacido y calostro. Iowa State University Extension and Outreach programs
  • JICA. (2009). Fisiología de la lactación. Agencia de Cooperación internacional del Japón. Disponible en: https://www.jica.go.jp/project/bolivia/3065022E0/04/pdf/4-3-1_09.pdf
  • Guía para el Manejo Sanitario y Reproductivo de las Cabras. FAO. Programa Especial para la Seguridad Alimentaria (Pesa). http://www.fao.org/3/a-as500s.pdf