Las 3 vacas lecheras más impresionantes

Camila O.Thomas · 21 febrero, 2019
Las vacas lecheras están esparcidas por todo el mundo, pero las más conocidas son la Jersey, la Holstein y la Suiza; descubre a estos curiosos animales que, por lo general, pesan entre 600 y 700 kilogramos

Las vacas lecheras son mamíferos pertenecientes a la familia de los bóvidos. El ganado lechero ha sido fácil de domesticar a lo largo de los siglos. Su cualidad más importantes es que estas producen la mayor cantidad de leche que consumen las personas a nivel mundial.

Sin embargo, la extracción de leche no es la única manera en que estas vacas son aprovechadas. Las vacas lecheras también aportan cuero al mercado. Antiguamente, se necesitaban 10 vacas para producir lo que en la actualidad produce una sola.

Los rendimientos de producción de leche de una vaca lechera dependen de cuatro factores: capacidad genética, programa de alimentación, manejo del rebaño y salud del rebaño. De esto se deduce que mientras mejor cuides a tus vacas, mejor será tu producción.

Si estás considerando tener una vaca lechera, debes tener en cuenta ciertas cosas. Por ejemplo, si la vaca viene de una manada, puede sentirse sola y necesitar compañía. Por esta razón, es aconsejable tener una o dos compañeras con ella todo el tiempo. Así te aseguras de que su producción no desmejore.

La alimentación adecuada de las vacas lecheras es un factor muy importante que hay que considerar. Un programa de alimentación debe tener en cuenta la cantidad y la calidad del alimento que consumen las vacas.

Las vacas son animales herbívoros que tienen cuatro estómagos. Debido a que no tienen incisivos en el maxilar superior, no pueden consumir pastos cortos. Sin embrago, pueden consumir grandes cantidades en muy poco tiempo, y lo digieren mientras descansan.

Tres tipos de vacas lecheras

Existen numerosas razas de vacas lecheras esparcidas por todo el mundo, pero hay tres que son consideradas como las más importantes para la producción de leche a nivel mundial. Estas son la Jersey, la Suiza y la Holstein.

1. La vaca Jersey

De las razas de vacas lecheras inglesas, la Jersey es la más difundida. Debe su nombre a la isla de Jersey, ubicada en el canal de la mancha entre Inglaterra y Francia. Esta es la raza más pequeña de entre todas las razas europeas. Sin embargo, su tamaño no es ningún impedimento para su gran capacidad de producción de leche y, especialmente, de grasas butíricas.

Razas de vacas de leche: Jersey

La grasa butírica es un tipo de grasa de origen animal, que se obtiene y concentra a partir de la leche fresca de vaca. Se utiliza en quesos frescos, madurados y procesados, así como en cremas dulces, ácidas o batidas, mantecas y helados.

El contenido promedio de grasa en la leche de estas vacas es de un 5 %. Sin embargo, existen vacas Jersey que producen hasta un 6 % de grasas. Como la mayoría de las vacas lecheras, la vaca Jersey no es apta para la producción de carne.

Es un animal de talla pequeña con un peso de aproximadamente 350 a 450 kilogramos. Su pelaje es de color rojizo claro u oscuro. La gran fortaleza de esta raza de vaca lechera es que, a diferencia de otras, se adapta muy bien a climas tropicales.

Su capacidad de adaptación a climas tropicales y resistencia a diversas enfermedades la convierten en un espécimen muy cotizado. Entre las vacas de zonas templadas, la Jersey es la opción más atractiva para el cruce de ganado con el fin de mejorar las razas tropicales.

2. La vaca suiza

El ganado pardo suizo es una de las razas más antiguas, descendiente directo del tipo bovino de cuerno corto. Los representantes más lejanos vivieron en el año 2 000 a.C. aproximadamente. Este ganado se crió en los valles de Suiza central y fue utilizado como objeto de intercambio y exportación.

Vaca suiza

A diferencia de la mayoría de las vacas lecheras, este animal es utilizado tanto para la obtención de leche como para la producción de carne. Debido a su alta productividad y resistencia, se expandió por toda Europa Central muy rápidamente. En América se vio por primera vez en el año 1869, cuando fueron llevadas a Estados Unidos siete vacas y un toro.

La raza parda suiza es fuerte y vigorosa. La gama de colores de su pelaje va desde el pardo oscuro hasta uno más claro. En general, las vacas suizas presentan un patrón en dos colores en su pelaje: blanco y marrón. Las vacas suizas tienden a cambiar de color según la edad y la estación del año. Sus cuernos son blancos con puntas negras, van dirigidos hacia arriba y son de tamaño medio-pequeño. Sus desarrollados cuartos traseros son bastante carnosos.

Los adultos son muy fuertes y de buen peso. Las vacas pueden pesar entre 600 y 700 kilogramos, mientras que los toros tienen una masa de unos 1 000 kilogramos. Pero se han visto ejemplares de ambos sexos con más peso, por supuesto. La vaca suiza vive aproximadamente 12 años, así que es una de las razas más longevas.

3. La vaca Holstein

Originaria de Holanda, la raza Holstein se encuentra en las zonas septentrionales de este país. Se las considera como una de las mejores productoras de leche. Eso sí, las Holstein no soportan bien los climas tropicales; desarrollan su pleno potencial en climas fríos y medios. Por esta razón, se las cruza con la raza Cebú a fin de una mejor adaptación a climas más cálidos.

Vaca Holstein

Presenta un color característico blanco con negro y, en ocasiones, blanco con rojo. La proporción de los colores es variable, aunque siempre tiene el abdomen, la borla de la cola y parte de las extremidades de color blanco.

Su constitución corporal es una de las más grandes, y es que las vacas adultas pueden pesar entre 600 y 650 kilogramos. Por otra parte, los toros adultos pueden llegar a sobrepasar los 1 200 kilogramos. La hembra presenta la típica forma triangular que caracteriza a las razas lecheras y posee ubres de buena forma con pezones medianos y rígidos.

Las vacas lecheras Holstein se encuentran en uno de los primeros lugares en lo que a producción de leche se refiere, pero el contenido de grasa butírica en su leche no es muy alto.

La mayoría de las vacas lecheras son dóciles y fáciles de manejar. Recuerda que si estás pensando en adquirir vacas lecheras, debes tener en cuenta el ambiente en el cual vivirán. Desde el clima hasta la alimentación, todos los elementos juegan un papel importante en el desarrollo de tus vacas.