Gato después de la castración: ¿cuáles son sus cambios físicos?

La castración es un proceso que elimina los órganos reproductores del gato, lo cual impacta su metabolismo y se ve reflejado también en su comportamiento. Aunque es un procedimiento usual, ocasiona varios cambios en el felino que cualquier tutor debe tener en cuenta.
Gato después de la castración: ¿cuáles son sus cambios físicos?
Luz Eduviges Thomas-Romero

Escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero.

Última actualización: 14 marzo, 2022

Entender los cambios que sufre tu gato después de la castración es importante porque mejora la aceptación del procedimiento por parte de los dueños. La castración de los gatos machos es una práctica común para evitar la reproducción accidental o indiscriminada y reducir la agresividad.

Además, esta medida elimina algunos riesgos potenciales para la salud, como el cáncer testicular en la edad adulta. También puede evitar lesiones potenciales ocasionadas por deambular y pelear con otros gatos machos.

Otra consecuencia de la castración es que puede inducir ciertos cambios físicos en tu mascota. En este artículo analizaremos algunos de los cambios físicos que puedes ver en tu gato después de la castración.

¿Es mala idea castrar a tu gato?

Para empezar, la castración representa varios beneficios para la salud de tu mascota. Sin embargo, al igual que cualquier otra operación conlleva sus riesgos y provoca cambios en la vida del felino.

La mayoría de los efectos secundarios son leves y no representan algún peligro para su vida. Aunque siempre es mejor estar consciente de ellas para evitar ocasionarle problemas al gato.

¿Cuáles son los efectos de la castración?

La castración elimina los órganos productores de hormonas masculinas. Estas hormonas, también llamadas hormonas sexuales, inducen un cierto comportamiento en los gatos, específicamente asociados al impulso sexual y la territorialidad.

Es sencillo suponer que, si faltan estos mensajeros, se producirán cambios en el comportamiento del gato y en su metabolismo. Dichas alteraciones se pueden hacer presente poco después de la operación o algunos meses más tarde. Aunque en algunos felinos los efectos son menos evidentes y podrían pasar desapercibidos.

¿Qué cambios experimenta tu gato después de la operación?

Se debe tener en cuenta que cualquier operación le genera estrés al gato, de modo que cuando recobre la consciencia, podría comportarse agresivo y a la defensiva. El felino no sabe que el proceso lo ayudará a proteger su salud, sino que solo percibirá que su tutor lo traicionó y que lo lastimó.

Lo anterior podría generar varios conflictos durante las primeras semanas o incluso meses. Sin embargo, con el tiempo se recobrará la confianza y todo volverá a la normalidad. Recuerda que tu gato intenta defenderse de la supuesta “traición”, así que tenle mucha paciencia y comprensión.

¿Engordará tu gato después de la castración?

Seguramente, ya habrás oído de la asociación entre la castración y la tendencia a la obesidad. El incremento en el peso de machos castrados se considera una consecuencia de dos factores: por un lado, una reducción en el gasto de energía y, por el otro, una mayor ingesta si se practica la alimentación a libre voluntad.

Indiscutiblemente, los gatos machos no castrados serán muy activos y deambularán mucho, y es que pueden llegar a vagar por un día o más a la vez. En estas salidas cubrirán mucho terreno buscando aparearse o patrullar su territorio, y es posible que no coman muy bien.

Sin embargo, después de la castración este impulso se elimina y, por lo tanto, el gato ya no será tan activo. En este contexto, si la ingesta se mantiene y el gasto energético disminuye, tu mascota podría engordar. Diversos estudios han estimado como adecuado reducir la ingesta entre un 13 y un 27 por ciento para mantener el peso corporal de antes de la castración.

Así, la disminución en la actividad física de tu gato después de la castración puede llevarlo, potencialmente, a aumentar de peso.

Gato comiendo

Los cambios asociados a la castración varían de un gato a otro

El cambio de comportamiento de un gato después de la castración puede afectar a rasgos específicos. Esto significa que la disminución de la actividad física varía de una mascota a otra.

Por esta razón, es difícil predecir exactamente cómo responderá tu gato al tratamiento. En general, la castración se recomienda para todos los animales no reproductores.

Con menos actividad de deambular, pelear y aparearse, ¿qué puedes hacer para garantizar calidad de vida de tu mascota? Puedes reducir la ingesta de calorías y proporcionar formas alternativas de juego y actividad.

¿Existen cambios endocrinos en el gato después de la castración?

Hasta ahora se conoce que los gatos machos adultos sometidos al procedimiento muestran un aumento inmediato en el apetito. Por otro lado, el efecto directo de la esterilización sobre la tasa metabólica en felinos se ha examinado con resultados poco consistentes. Estos hallazgos apuntan a una causa multifactorial del incremento de peso.

Cabe señalar que los comportamientos que se han desarrollado, independientemente de las influencias hormonales como la caza, no se ven afectados.

Gato obeso

Actualmente, no está claro si es la mayor ingesta aumentada o el gasto de energía disminuido, el principal impulsor del aumento de peso asociado a la castración.

Otros cambios físicos: la disminución del olor de la orina

En gatos no castrados, el olor de la orina es muy penetrante. Este olor es consecuencia de las feromonas del gato (como la felinina), la acción de la testosterona y la eyaculación retrógrada que lleva espermatozoides a la vejiga.

Recordemos que estos olores que despide la orina están diseñados para optimizar la emisión de señales con las que el gato hace el marcaje territorial. En este sentido, se cree que la esterilización puede eliminar las actividades de pulverización de orina en hasta el 87 % de los mininos.

¿Los cuidados de un gato castrado son diferentes?

Durante los primeros días, los cuidados del gato pueden llegar a ser diferentes, pues la operación los deja convalecientes y débiles. Por lo tanto, se deben reducir las porciones de comida y agua para que su cuerpo no se sobre exija. Además, el felino intentará por todos los medios lamerse la herida. Así que siempre es bastante bueno comprar un collar isabelino como precaución.

La recuperación de los gatos suele tardar un promedio de 6 a 11 días, por lo que en ese tiempo se podrían comportar huraños, apáticos, agresivos y malhumorados. No te preocupes, esto es debido al estrés que le ocasionó pasar por este proceso tan invasivo. Sin embargo, conforme pase el tiempo y con los mimos suficientes recuperará su temperamento habitual.

Después de este periodo, los cuidados de un gato castrado son exactamente los mismos que los de un ejemplar íntegro. El único cambio notable es la necesidad de reajustar su dieta para evitar problemas de obesidad, aunque no es obligatorio y no todos los felinos se enfrentan a esta situación. Aunque existen varios mitos sobre la esterilización, es imposible negar que es un proceso confiable y mejorará la calidad de vida de tu felino.

Te podría interesar...
¿Cómo tratar la obesidad en los gatos?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo tratar la obesidad en los gatos?

Es un mito considerar la obesidad en los gatos como un buen estado de salud. El sobrepeso puede traer consecuencias irreversibles para su organismo...



  • Kanchuk, M. L., Backus, R. C., Calvert, C. C., Morris, J. G., & Rogers, Q. R. (2002). Neutering Induces Changes in Food Intake, Body Weight, Plasma Insulin and Leptin Concentrations in Normal and Lipoprotein Lipase–Deficient Male Cats. The Journal of nutrition, 132(6), 1730S-1732S.
  • Allaway, D., Gilham, M. S., Colyer, A., Jönsson, T. J., Swanson, K. S., & Morris, P. J. (2016). Metabolic profiling reveals effects of age, sexual development and neutering in plasma of young male cats. PloS one, 11(12), e0168144.