¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar?

¿Castrar o esterilizar? Esa es la gran duda entre tutores. Sigue leyendo para comprender que no son procedimientos iguales y cuáles son las implicaciones de cada uno para tu mascota.
¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 13 junio, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 13 junio, 2021

Última actualización: 13 junio, 2021

Entre las personas que tenemos animales domésticos, es común escuchar sobre castrar y esterilizar, 2 términos que tienen una gran diferencia a nivel conceptual. Precisamente, en las siguientes líneas vamos a explicarte todo lo que debes saber sobre ambos, para que así tomes la decisión sobre cuál es el procedimiento adecuado para tu mascota.

Sin importar si eliges la castración o la esterilización, es importante recordar que de esta forma evitarás camadas no deseadas. Aunque este es solo uno de los beneficios de limitar la reproducción, vale la pena recordar que es el que tiene mayor impacto a nivel social, debido a que la irresponsabilidad en este aspecto fomenta mucho el abandono.

A continuación, te contamos cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar. Te adelantamos que un método se caracteriza por ser más invasivo que el otro. Toma nota y decide con base en la información citada, pero siempre priorizando la salud de tu peludo.

¿Qué es castrar?

Artículos profesionales definen la castración como el procedimiento quirúrgico mediante el cual se eliminan los órganos reproductores de los animales. Esta intervención se lleva a cabo con el fin de evitar la reproducción y la acción de las hormonas sexuales en las mascotas domésticas que no necesitan producir descendencia.

En el caso específico de los machos se extraen los testículos, dejando vacía la bolsa escrotal. En las hembras, se puede realizar la remoción de los ovarios (ovariectomía) o la extirpación completa de ovarios y útero (ovariohisterectomía).

La castración se diferencia de la esterilización en que la primera se trata de un método definitivo y mucho más drástico. Su objetivo no es solo evitar la reproducción de la mascota, sino reducir la producción de hormonas sexuales. De esta forma, es posible mejorar y evitar algunas conductas relacionadas con ellas.

La resonancia magnética en mascotas es esencial para el diagnóstico de enfermedades.

Beneficios y desventajas de castrar

Entre los beneficios de castrar, encontramos que en los machos se evitan conflictos asociados con el marcaje y de dominancia —por la disminución de testosterona—. Además, se disminuyen las probabilidades de desarrollar enfermedades de próstata y se mejoran las relaciones entre padres e hijos. En las hembras, desaparece el celo, se previene el cáncer de mama y la aparición de tumores en el entorno reproductivo.

Ahora bien, en cuento a las desventajas, machos y hembras enfrentan peligros asociados con la asimilación de la anestesia. También pueden tardar en recuperarse y, de llevar una dieta inadecuada, la mascota tiende a presentar problemas de obesidad.

No obstante, según expertos, el aumento de peso ocurre porque, luego de la castración, puede instaurarse a nivel sistémico un gasto energético menor. Se estipula que las hembras son más proclives a ello, también debido a un claro desbalance en las hormonas sexuales —que propicia el depósito de grasa corporal—.

¿Qué es esterilizar?

Aunque parezcan términos intercambiables, la castración se diferencia claramente de la esterilización. Este es un método efectivo de anticoncepción que se realiza para disminuir la sobrepoblación animal, en el que el veterinario cortará los conductos seminíferos —que conectan los testículos con el pene— en el caso del macho. En la hembra, se ligan las trompas de Falopio.

A diferencia de la castración, aquí solo se cortan los “tubos” que conectan los órganos reproductores, no se remueven en su totalidad.

Beneficios y desventajas de esterilizar

La mayor ventaja de la esterilización es la rápida recuperación de la mascota, debido a que es un procedimiento de mínima invasión. También contribuye a disminuir la posibilidad de desarrollar enfermedades en la próstata, de útero y ovarios.

Sin embargo, esterilizar también tiene algunas desventajas. En el caso de las hembras, el celo sigue presentándose, y en los machos, se siguen segregando las hormonas —y por tanto, hay deseo sexual—. Esto se traduce en que las mascotas tampoco presentan cambios de carácter. En conclusión, tras la cirugía y recuperación, la actividad sexual puede permanecer intacta.

Aún así, como explican estudios, controlar la natalidad de las mascotas contribuye a evitar camadas indeseadas, y por tanto, abandono o sacrificio. Además, las colonias de gatos callejeros acaban con la vida de muchos pequeños vertebrados autóctonos, así que la esterilización también puede ayudar a proteger nuestros ecosistemas. Por muchas desventajas que pueda tener, la esterilización se recomienda casi siempre.

¿Cuál es el momento ideal para castrar o esterilizar?

Existen opiniones encontradas entre profesionales sobre el momento oportuno para castrar o esterilizar. Sin embargo, hay algunos factores que se deben considerar, como la edad de la mascota, enfermedades de base o su sexo. En los machos, por ejemplo, se recomienda esperar a que los testículos desciendan por completo, entre los 4 y 5 meses de vida.

En las hembras, el momento ideal sería antes del primer celo, más si la mascota tiene libertad para coincidir con machos. Esta regla se aplica con el fin de evitar un embarazo temprano. Asimismo, se estima que realizar el procedimiento en este momento previene la aparición de tumores mamarios en la adultez.

Para tener mayor claridad sobre el momento ideal, lo mejor es consultar con el médico veterinario, quien recetará algunos exámenes que den cuenta del estado de salud preciso del animal.

Cuidados que debes tener al esterilizar o castrar

Al pensar en esterilizar o castrar a la mascota, es normal que se presenten dudas y temores, en especial sobre el procedimiento mismo y sus peligros. Un estudio que tomó como muestra a 113 903 perros y gatos de una clínica especializada señala que la mortalidad perioperatoria es de 0,03 %. Para las hembras hay un 0,05 % y para los machos 0,02 %.

Aún así, es importante que en el lugar que elijas para realizar el procedimiento sea de confianza, que los profesionales chequeen a la mascota y cumplan con todos los protocolos. Al finalizar la intervención, el veterinario deberá indicarte cuáles son los cuidados en casa, cómo controlar el dolor o malestar y cuáles son los signos de alerta y consulta de urgencia.

Una veterinaria trata a un gato con coccidiosis.

Esterilizar o castrar, ¿cuál es tu elección?

Ahora sí, tienes la información que te permitirá tomar la decisión que consideres más conveniente para tu amigo de 4 patas. Aunque el acceso a este servicio no siempre está a la orden del día en muchos países, debes saber que es un acto de responsabilidad con tu mascota. Antes de actuar, toma la decisión y consulta con fundaciones o acude a los programas de gobierno, que suelen ser gratuitos.

Más allá de los beneficios que adquieres como cuidador y los que obtienen tu mascota, piensa que contribuyes al control de la sobrepoblación de animales domésticos que han llegado a las calles víctimas del abandono. Con estos protocolos, los protegemos a ellos, preservamos los ecosistemas y nos curamos en salud nosotros también.

It might interest you...
Leyes que castigan el abandono de animales
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Leyes que castigan el abandono de animales

Los derechos de los animales están cada vez más reconocidos. Como ejemplo están las leyes que castigan el abandono de animales. Toma nota.



  • Moliner Roca, P., & Reyes García, E. (2010). Esterilización en los animales de compañía.
  • Baciero, G. (2015). La alimentación después de la esterilización. Recuperado el, 1.
  • Cáceres, C. R. (2019). Técnicas quirúrgicas de esterilización en pequeños animales, los beneficios en la salud de las mascotas y el control poblacional de animales callejeros (Doctoral dissertation).
  • LA, E. D. L. C. E., & DE LA CANAL, C. Y. C. (2006). CASTRACIÓN DE MACHOS Y HEMBRAS.
  • Griffin, B., Bushby, P. A., McCobb, E., White, S. C., Rigdon-Brestle, Y. K., Appel, L. D., Makolinski, K. V, Wilford, C. L., Bohling, M. W., Eddlestone, S. M., Farrell, K. A., Ferguson, N., Harrison, K., Howe, L. M., Isaza, N. M., Levy, J. K., Looney, A., Moyer, M. R., Robertson, S. A., & Tyson, K. (2016). The Association of Shelter Veterinarians’ 2016 Veterinary Medical Care Guidelines for Spay-Neuter Programs. Journal of the American Veterinary Medical Association, 249(2), 165–188. https://doi.org/10.2460/javma.249.2.165
  • Dias, R. A., Baquero, O. S., Guilloux, A. G. A., Moretti, C. F., de Lucca, T., Rodrigues, R. C. A., Castagna, C. L., Presotto, D., Kronitzky, Y. C., Grisi-Filho, J. H. H., Ferreira, F., & Amaku, M. (2015). Dog and cat management through sterilization: Implications for population dynamics and veterinary public policies. Preventive Veterinary Medicine, 122(1), 154–163. https://doi.org/https://doi.org/10.1016/j.prevetmed.2015.10.004
  • Levy, J. K., Bard, K. M., Tucker, S. J., Diskant, P. D., & Dingman, P. A. (2017). Perioperative mortality in cats and dogs undergoing spay or castration at a high-volume clinic. The Veterinary Journal, 224, 11–15. https://doi.org/https://doi.org/10.1016/j.tvjl.2017.05.013