10 señales de que tu gecko leopardo va a morir

En el gecko leopardo, las muertes súbitas suelen ser ocasionadas por ignorar ciertas señales en su comportamiento. Por ello es importante que los tutores aprendan a reconocer su lenguaje corporal. Esto no es algo sencillo, pero ayuda a que el ejemplar tenga una vida más larga.
10 señales de que tu gecko leopardo va a morir
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 08 febrero, 2022

El gecko leopardo (Eublepharis macularius) se ha vuelto una mascota popular debido a su increíble patrón de colores. Además, posee un temperamento dócil que lo hace ideal para ser manipulado sin problema. Se le ha clasificado como uno de los mejores reptiles para principiantes que se puede tener, aunque sus cuidados conllevan muchas atenciones y ciertas responsabilidades.

La vida no es eterna y en algún momento las mascotas tienen que enfrentarse a la muerte. Aunque en muchas ocasiones no se puede hacer mucho para evitar el desenlace fatal, existen ciertos signos que permiten actuar a tiempo e incluso salvarlos. Descubre en este espacio algunas de las señales que indican que tu gecko leopardo podría morir.

Señales de alerta en el gecko leopardo

Gecko leopardo: terrario

Los animales no tienen la capacidad de comunicar sus síntomas a los tutores. Por esta razón, es muy común pasar por alto las enfermedades y provocar que se agraven con facilidad. Esto puede derivar en problemas serios que amenacen su vida o que ocasionen su muerte.

Existen señales de alerta que permiten identificar si una mascota se encuentra cerca de la muerte, aunque para reconocerlas se debe poner mucha atención. En el caso del gecko leopardo, algunas de ellas son las siguientes:

1. Pérdida de peso

La pérdida de peso es una señal evidente de que algo no está bien con el gecko leopardo, pues indica que los nutrientes no se están procesando de manera correcta. El problema más grande es que estos ejemplares pierden mucho peso en poco tiempo. Por lo tanto, si no se atiende pronto, esto podría ocasionarle la muerte en apenas unos cuantos días.

De manera general, los geckos leopardo macho (adultos) exhiben pesos de entre 60 y 90 gramos, mientras que las hembras presentan como mínimo 45 gramos. Cualquier medida menor a estos parámetros indicaría una pérdida importante de nutrientes, de modo que es urgente acudir con un veterinario a revisión.

2. Ausencia de heces

Las heces son una de las mejores formas de identificar si los reptiles tienen algún padecimiento. Sin embargo, el simple hecho de que no aparezcan las heces en su hábitat es una gran señal de alarma. Ante esto, lo más probable es que el ejemplar sufra de una impactación intestinal, la cual no es otra cosa más que una obstrucción que impide la salida de las heces.

Está de más decir que esto es peligroso, pues la presión interna puede ocasionar una ruptura del intestino y sentenciar a muerte al ejemplar. Para identificar si presenta este problema, puedes palpar ligeramente el vientre del gecko. Si la región inferior se siente un poco dura y aparte no has encontrado heces en su hábitat, acude con tu veterinario de inmediato.

3. Pérdida de apetito

Los reptiles pueden perder el apetito por una gran cantidad de razones, las cuales abarcan desde problemas en su hábitat hasta enfermedades peligrosas. En la mayoría de los casos no hay necesidad de preocuparse, pero se necesita ser precavido si el ejemplar comienza a perder peso de manera súbita. La pérdida tanto del apetito como del peso son una combinación letal que debe atenderse rápido.

Antes de sacar conclusiones precipitadas, la primera acción ante esta señal es revisar las condiciones del hábitat. La temperatura, la humedad, la disponibilidad del agua y la cantidad de luz deben encontrarse en los parámetros óptimos. De lo contrario, es probable que el ejemplar pierda el apetito. Si has verificado todo y el problema aún no se soluciona, acude con el profesional de la salud animal.

4. Ojos hundidos

Los ojos hundidos son una clara señal de deshidratación y se necesita actuar rápido para contrarrestarla. Suele ser producida por patologías diversas, aunque este signo solo aparece cuando la falta de agua es seria y la vida del gecko corre peligro. Aunado a esto, también es normal que aparezca en conjunto con la pérdida del apetito, lo cual incrementa la gravedad de su situación.

Este problema puede tratarse con facilidad al colocar un pequeño recipiente con agua en el hábitat, de forma que el gecko leopardo pueda refrescarse y rehidratarse. Además, también es necesario aumentar un poco los niveles de humedad y comprobar que no bajen tan rápido. Sin embargo, se recomienda acudir con el veterinario para que revise si existe algún problema más serio en la salud del reptil.

5. Letargia

La letargia es una condición en la cual el gecko leopardo muestra pocas o nulas señales de actividad. Esto significa que se mantiene mucho tiempo estático o que no sale a explorar como lo haría de manera habitual. Claro está, este comportamiento también puede ser ocasionado por una baja temperatura. Si estás seguro de que no es el caso, es probable que signifique un grave problema en su salud.

Esta inactividad aparece por una debilidad extrema en el organismo del gecko leopardo. Por esta razón, no se mueve tanto y permanece horas en un mismo lugar. Ten en cuenta que este problema pone en riesgo su vida, por lo que no debes dejar que se agrave. En cuanto lo detectes, acude a revisión con un profesional de la salud animal.

6. Apatía

Es posible tomar a la apatía como un “nivel previo” antes de que aparezca la letargia. Esto significa que es un poco más sutil, pero que puede ayudar a detectar problemas serios con mucha antelación. La apatía se define como la falta de motivación para reaccionar a un estímulo. En el caso de los geckos, esto significa que no se alteran por ruidos, por caricias, por la comida, por la manipulación o incluso por el miedo.

Como se mencionaba, es muy difícil detectar el cambio de comportamiento en estos reptiles. Sin embargo, si pones mucha atención a tu mascota te darás cuenta al menor indicio. Contrario a los demás signos de alerta, la apatía no conlleva un riesgo inminente, pero si pudiese llegar a ser una señal de que la vida de tu gecko leopardo se encuentra en peligro.

El gecko leopardo es uno de los reptiles que se pueden tener como mascota.

7. Heces con aspecto diferente

Las heces son una de las formas más eficientes para detectar si un reptil tiene algún problema de salud. El cambio de la textura, el color, el aspecto o el olor constituyen signos de alerta para los tutores. Algunas de las causas por las que los geckos leopardos defecan diferente son las infecciones intestinales o las parasitosis. Ambas suelen ser poco peligrosas, aunque existen sus excepciones.

Los cambios en las heces pueden ir acompañados de pérdida del apetito, de deshidratación y de pérdida de peso, los cuales en conjunto conforman una receta letal. Si detectas heces más húmedas o con un color diferente, acude de inmediato con el veterinario.

8. Bultos en diferentes partes del cuerpo

Los bultos en el cuerpo del gecko leopardo pueden ser señales de la acumulación de ácido úrico, de tumores o incluso de distocias -en el caso de las hembras-. Ninguna de los anteriores son problemas fáciles de resolver. Para detectarlos a tiempo, trata de palpar el cuerpo de tu ejemplar en busca de anormalidades. Si detectas alguna, acude con un profesional de la salud animal a la brevedad.

9. Complicación para respirar o respirar con la boca abierta

Una de las patologías más frecuentes y letales en los reptiles son las que afectan el sistema respiratorio. Esto no solo se debe a la susceptibilidad de los ejemplares, sino también a que es difícil detectar el problema con antelación. En consecuencia, se comienza el tratamiento cuando los síntomas son muy agresivos y evidentes.

Si un gecko leopardo tiene mucha dificultad al respirar o abre la boca para inhalar, es probable que sean señales de una enfermedad respiratoria grave. El pronóstico es difícil, pues varía según el tipo de patógeno y el avance que tenga la infección en el cuerpo. En pocas palabras, la vida de la mascota depende de qué tan pronto se acuda al veterinario y se comience a tratar la patología.

10. Regiones de color negro en la piel

Las regiones de color negro en la piel del reptil significan un proceso de necrosis peligroso para su salud. Aunque parezca extraño, es posible ver esto en los geckos leopardo cuando existen problemas durante la muda. Esto ocasiona que ciertas regiones se queden con partes de la piel muerta, lo cual genera un efecto de torniquete que “asfixia” las extremidades.

Si bien en la mayoría de los casos lo único que esto provoca es la caída de la extremidad, también es probable que la necrosis avance y comience a esparcirse por el cuerpo. Estos casos son letales y se debe actuar de inmediato para evitar la muerte del ejemplar.

Aunque las señales anteriores sirven para identificar problemas serios en el gecko leopardo, es mejor acudir con un veterinario ante cualquier síntoma extraño que reconozcas. Recuerda ponerle mucha atención al comportamiento de tu mascota, ya que esto te permite detectar signos de peligro y podrían ayudarte a salvarle la vida.

Te podría interesar...
El gecko leopardo: cría y diseño del terrario
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
El gecko leopardo: cría y diseño del terrario

El gecko leopardo es un pequeño lagarto muy fácil de criar y de cuidar. No necesita demasiadas atenciones, pero sí un terrario con las condiciones ...