Mi gecko leopardo no come: ¿por qué?

Recuerda pesar a tu gecko leopardo de manera cotidiana para detectar cuando baje de peso. En dicho caso, acude a tu veterinario de exóticos de inmediato.
Mi gecko leopardo no come: ¿por qué?
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 08 febrero, 2022

El gecko leopardo es uno de los reptiles más fáciles de cuidar en cautiverio, por lo cual se ha convertido en una mascota popular en todo el mundo. A pesar de esto, es posible que algún descuido pueda ocasionar problemas en su salud y su comportamiento. Cuando un gecko leopardo no come es una clara señal de que algo va mal.

Las razones por las que este reptil rehúsa de comer pueden ser varias y a veces no está claro cuál es el problema. Aun así, es importante estar atento para acudir al veterinario si se detecta algún signo de alerta. Sigue leyendo y conoce cuáles son las razones por las que el gecko leopardo no come.

¿Cuánto come un gecko leopardo?

La dieta del gecko leopardo se basa en insectos, así que grillos, saltamontes y langostas son una buena elección para su alimentación. Aun así existe una gran lista de presas excelentes para esta mascota, pues cuanta más variedad tenga mejor será su nutrición. Algunos de los insectos que come este reptil son los siguientes:

  • Tenebrios (larva de Tenebrio molitor).
  • Gusano de la cera (larva de Galleria mellonella).
  • Cucarachas dubia (Blaptica dubia).
  • Gusanos de la seda (larva de Bombyx mori).

Los geckos jóvenes se alimentan una vez al día con entre 5 y 7 pequeños insectos. En contraparte, los adultos comen de 6 a 7 invertebrados medianos, pero solo 2 o 3 veces a la semana. Si en más de una ocasión se ha intentado alimentar al reptil y se niega a cazar o ignora la comida, es probable que tenga algún problema.

¿Qué hago si mi gecko leopardo pierde la cola?

La temperatura también cuenta

Estos ejemplares pertenecen al grupo de los reptiles y son animales ectotermos que dependen del calor del sol para realizar sus actividades. Esto incluye el proceso de la digestión, así que la temperatura de su ambiente es fundamental para que asimilen la comida.

Por esta razón, y para que los geckos puedan tener una buena alimentación, también hay que enfocarse en las características de su entorno. En estos casos, un buen foco para reptiles y un termómetro son la mejor solución, pues así se mantendrá caliente tu mascota dentro del terrario.

¿Cuáles son las razones por las que un gecko leopardo no come?

El momento en el que un gecko leopardo deja de comer es un claro indicativo de que hay algo que lo incomoda. Por lo común esto se debe a algo que comió previamente, aunque es necesario tener cuidado por si se trata de un asunto más grave. Siempre es recomendable una visita al veterinario para asegurarse de que tu mascota está en excelentes condiciones.

Es necesario tener presente que algunas situaciones son difíciles de resolver, pero con los cuidados y la atención adecuados no debería haber problema. A continuación se listan los casos más comunes por los que un gecko leopardo deja de comer.

Quisquilloso con el alimento

El caso más simple por el que este reptil deja de comer es por ser quisquilloso, puesto que puede comenzar a preferir ciertos alimentos por encima de otros. Para identificar si este es el caso, ofrécele los diferentes insectos que le hayas dado de manera reciente. Te darás cuenta de inmediato de la respuesta, pues devorará solo la comida que le parezca apetitosa.

Esto suele suceder cuando el reptil se vuelve “adicto” a los gusanos, pues son uno de los insectos favoritos de la especie. Sin embargo, alimentarlo solo con estos artrópodos no es una buena idea, puesto que necesita variedad en su alimentación. La solución es simple: basta con ofrecerle otros insectos hasta que los acepte.

Es importante señalar que en estos casos los geckos no se niegan a comer durante muchos días, pues el hambre los obligará a consumir cualquier insecto con el tiempo. Por esta razón, si tu mascota continua sin probar alimento es casi seguro que se deba a otro problema.

Ambiente frío

Como se mencionaba más arriba, uno de los factores más importantes para la digestión de la mascota es la temperatura. Esto significa que, si el ambiente baja de los 22 grados Celsius, el gecko podría tener problemas para digerir la comida. En consecuencia, no podrá alimentarse porque su metabolismo aún está ocupado procesando el banquete anterior.

La mejor manera de corroborar que este es el problema es utilizar uno o varios termómetros en el hábitat, con lo cual se logra detectar si le hace falta calor. Por lo general, esto llega a suceder cuando no se tienen focos que provean calor al reptil. En cuanto a la solución, solo se necesita elevar la temperatura y en máximo 3 días debería volver a comer.

Recuerda que este gecko debe mantenerse con una temperatura de entre 29 y 31 grados Celsius en el terrario, con otras zonas más frías que no bajen de los 26 grados. Si a pesar de esto tu mascota sigue sin alimentarse, es necesario acudir a un veterinario.

Heridas en el gecko

En algunos casos, el gecko leopardo puede lesionarse o lastimarse dentro del hábitat, por lo que el dolor le hará sentirse incómodo y podría dejar de comer. Para confirmar que esta es la razón, es necesario revisar bien el cuerpo de la mascota. Ante cualquier tipo de herida, absceso, o inflamación, acude a tu veterinario para que te ayude a corregir el problema.

Problemas en los ojos

El gecko podría tener algún problema en sus ojos que le impida observar su comida, por lo que no se alimentará a pesar de tenerla enfrente. Esto puede ser ocasionado por una muda incompleta (disecdisis) que le interrumpa su visión, una infección, una úlcera corneal o un absceso. Es necesario acudir al veterinario si observas algo raro en el ojo de tu mascota.

Impactación fecal

Este problema se refiere a una obstrucción intestinal de la mascota, lo cual ocasiona que no logre defecar y manifieste inapetencia. La impactación fecal suele ocurrir cuando se ingiere un sustrato por accidente que provoca una especie de tapón en su intestino.

Este tipo de escenarios pueden ser peligrosos y letales: al menor indicio de una obstrucción intestinal, no dudes en acudir al profesional. Según la gravedad, es probable que tu mascota llegue a necesitar cirugía para salvarle la vida.

Enfermedades

Cuando existen variaciones de temperatura y humedad en el hábitat del gecko, es muy probable que el reptil contraiga alguna infección. Entre los padecimientos más comunes se encuentran las infecciones respiratorias de las vías superiores, las neumonías o las gastroenteritis. Dichas enfermedades pueden provocar que la mascota pierda el apetito.

Aunque estos son los padecimientos más frecuentes, es posible que otras enfermedades sean las causantes de que el gecko no coma. Por esta razón, ante cualquier sospecha de que el reptil puede estar enfermo acude de inmediato con tu veterinario.

¿Cómo puedo prevenir que mi gecko leopardo deje de comer?

Como te podrás dar cuenta, el gecko leopardo no come cuando tienen alguna incomodidad con su ambiente o con su salud. Para evitarlo, es necesario tener en cuenta las necesidades del reptil. En la siguiente lista tienes algunos puntos que debes verificar para evitar este problema:

  • Características del hábitat (humedad y temperatura): lo mejor es mantener una temperatura del terrario entre 25 y 31 grados Celsius, con una humedad relativa entre el 30 y el 40 %. Esto evitará muchos problemas de salud y facilitará el proceso de muda.
  • Sustrato utilizado: debes evitar el sustrato de arena o virutas de madera, pues estos podrían ocasionar impactación intestinal. El papel absorbente suele ser la mejor opción para el gecko leopardo.
  • Variar su comida: para evitar que la mascota se vuelva quisquillosa, es necesario mantener variada su comida. De igual forma, trata de darle gusanos (tenebrios o de cera) solo como premios y de manera esporádica.
  • Revisa y limpia el hábitat: con ello evitarás que se mantengan bacterias u hongos que puedan infectar al reptil. Además, así podrás revisar las heces de la mascota, pues si ha pasado varios días sin defecar, es probable que presente una impactación intestinal.
  • Mantén dos platos de agua templada: uno debe ser más pequeño para que beba sin problemas, mientras que el otro necesita ser más grande para que el animal pueda meterse y bañarse. De esta forma evitas que ensucie el agua que ingiere y facilitaras su limpieza.
  • Pon atención a su comportamiento: por lo común, los geckos comienzan a comportarse diferente cuando se sienten incómodos. Este cambio en su conducta podría significar que algo va mal con su hábitat o con su salud.
El gecko leopardo es uno de los reptiles que se pueden tener como mascota.

¿Es necesario acudir al veterinario?

Las razones por las que un gecko leopardo deja de comer pueden ser graves, por lo que la mejor recomendación es que se acuda a un veterinario en cuanto detectes este signo. Aunque algunas causas de este problema no son letales, es mejor asegurarse con el diagnóstico de un profesional. Recuerda que estos reptiles dependen por completo de ti: cuídalos y dales la atención que se merecen.

Te podría interesar...
El gecko leopardo: cría y diseño del terrario
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
El gecko leopardo: cría y diseño del terrario

El gecko leopardo es un pequeño lagarto muy fácil de criar y de cuidar. No necesita demasiadas atenciones, pero sí un terrario con las condiciones ...



  • Gonçalves, I., Bargallo, F., Grifols, J., & Mota, S. (2015) Situación en clínica en exóticos. Litofagia y constipación en un gecko leopardo. Consulta Difus. Vet.
  • Bradley, T., & Nieves, D. (1999). Leopard Gecko, Eublepharis macularim, Captive Care and Breeding. Bulletin of the Association of Reptilian and Amphibian Veterinarians, 9(3), 36-40.
  • Kubiak, M. (2011). Management, care and common conditions of leopard geckos. Veterinary Times, 41(38), 10-12.
  • Miles, S. (2017). Common conditions in leopard geckos (Eublepharis macularius). Companion Animal, 22(9), 546-551.
  • De Vosjoil, P., Mazorlig, T., Klingenberg, R., Tremper, R., & Viets, B. (2017). The leopard gecko manual: Expert advice for keeping and caring for a healthy leopard gecko. Fox Chapel Publishing.