Problemas de muda en reptiles (disecdisis)

Los problemas de la muda en los reptiles domésticos pueden traducirse en lesiones cutáneas, lo cual permite la entrada de agentes bacterianos. Aprende a prevenirlos.
Problemas de muda en reptiles (disecdisis)
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 26 octubre, 2021

Todos los animales reemplazan sus células epidérmicas en mayor o menor medida, pues estas están en contacto con el exterior, se desgastan y mueren. Sin ir más lejos, los seres humanos perdemos 1,5 millones de células superficiales cada hora en forma de micropartículas. Los reptiles, los anfibios y las aves también mudan las estructuras más externas de la epidermis cada cierto tiempo.

Por desgracia, y en ausencia de los cuidados adecuados, pueden aparecer muchos problemas de muda en reptiles domésticos y en otros animales exóticos. Prevenirlos es esencial, ya que una salud cutánea férrea es el primer paso para evitar la entrada de patógenos en el organismo. Sigue leyendo si quieres saber más.

La muda de los reptiles o ecdisis

Todos los reptiles mudan de piel a medida que crecen, pero también lo hacen cuando alcanzan su porte adulto. A diferencia de muchos invertebrados, los ofidios, los quelonios y los lacértidos continúan deshaciéndose de su capa epidérmica superficial cada cierto tiempo para dar paso a una nueva y en mejor estado. Esto es esencial para evitar las infecciones tanto de la piel como sistémicas.

Antes de que se produzca la muda como tal, la piel del reptil comienza a mostrarse blanquecina u opaca y empieza a desprenderse del resto del cuerpo del animal. Algunas especies mudan a trozos (como las tortugas) y el proceso es más difícil de percibir, mientras que otras (como las serpientes y los geckos) se deshacen de toda su capa externa durante un procedimiento muy notable y uniforme.

La muda no sucede de forma mágica, pues los animales deben rozarse activamente contra las superficies duras del ambiente para deshacerse de la piel antigua. Muchas especies se comen su propia muda una vez terminan, ya que esta contiene nutrientes y proteínas que pueden ser reaprovechados.

Tal y como indican fuentes profesionales, un reptil en pleno crecimiento puede mudar su piel cada 2 semanas. Por otro lado, los ejemplares adultos suelen pasar por esta fase cada 4-6 semanas, siendo la media de 1 vez al mes. Que un ejemplar doméstico no mude ni una sola vez en el intervalo de 8 semanas suele ser indicativo de malos cuidados o una salud deficiente.

Los reptiles domésticos suelen mostrarse un poco más agresivos de lo normal y pierden el apetito antes de la muda.

Una serpiente mudando de piel.

¿A qué se deben los problemas de muda en reptiles?

Los problemas de muda en reptiles, englobados en el término general disecdisis, son extremadamente comunes en los ejemplares mantenidos en cautiverio. La mayoría de veces se deben a condiciones inadecuadas en el terrario, pero también es posible que el animal esté demasiado enfermo y sin energías como para realizar el acto mecánico de mudar.

Algunos de los desencadenantes más comunes de estos problemas son los siguientes:

  • Temperaturas demasiado bajas: los reptiles son ectotermos, es decir, su metabolismo interno requiere del calor ambiental para poder ponerse en marcha. Las temperaturas demasiado bajas causan ralentización fisiológica y conductual en estos animales, por lo que todo proceso se les dificulta cuando hace frío.
  • Humedad demasiado baja: sin duda, este es el desencadenante principal por el cual el reptil no muda correctamente en la mayoría de los casos. La humedad relativa alta (70 % o superior) ayuda a que la capa epidérmica superficial se despegue del cuerpo y la reblandece, lo que facilita su extracción.
  • Estrés: un animal estresado puede ignorar el proceso de muda, ya que es un momento de gran vulnerabilidad para él.
  • Desnutrición: una alimentación inadecuada puede hacer que el reptil no tenga energía, así que no se molestará en intentar deshacerse de su piel antigua.
  • Enfermedades físicas: los problemas metabólicos, los parásitos (internos y externos), las cicatrices previas y muchas cosas más pueden hacer que una muda quede incompleta.

La mayoría de los parámetros citados suelen causar problemas más allá de la disecdisis. Es probable que el animal deje de comer, no se mueva e incluso llegue a morir por unas condiciones inadecuadas del terrario. Por eso, nunca hay que dejar pasar este signo de advertencia.

Síntomas de la disecdisis

Uno de los problemas comunes en la muda de los reptiles es que no son capaces de extraer ciertos parches de piel vieja de su cuerpo. Esto puede derivar en los siguientes signos clínicos:

  • Bandas de constricción en los dedos y en la cola: estos remanentes de piel pueden apretar sobre el tejido y cortar el flujo sanguíneo, lo cual deriva en los casos más extremos en necrosis distal. Dicho de otro modo, el tejido pinzado muere y se pudre por la falta de irrigación.
  • Porciones blanquecinas en el contorno de los ojos y los dedos: de nuevo, estos son remanentes de piel que se han quedado pegados al cuerpo del animal.
  • Sangrado, supuración y mal olor: estos síntomas aparecen cuando el tejido se necrotiza debido a la presencia de una banda de constricción.
  • Efectos sistémicos: si se produce una infección bacteriana derivada de la lesión, el reptil puede mostrar fatiga, apatía, temperatura corporal baja, falta de apetito y hasta perder la vida.

La mayor amenaza derivada de los problemas de muda en reptiles no es la piel pegada al cuerpo del animal, sino que esta corte el flujo sanguíneo o cause heridas. Por esta razón, es necesario tratar la disecdisis en cuanto se percibe.

Tratamiento

El tratamiento de este desajuste es muy simple y se puede realizar desde casa. Simplemente hay que darle un baño de agua tibia al animal durante 10-15 minutos y tratar de separar la piel muerta de su cuerpo con ayuda de unas pinza quirúrgicas o un bastoncillo. No aprietes ni intentes arrancar el exceso de piel que veas si está muy pegado, pues podrías provocarle heridas.

Si la piel muerta no se separa con este procedimiento, es hora de acudir al veterinario. Puede que alguna enfermedad o parasitación haya provocado el cese del proceso de la muda. En ese caso, será necesario aplicar un tratamiento específico monitorizado por un profesional.

Si la piel muerta ha causado necrosis, hay que desinfectar la zona y aplicar antibióticos de forma preventiva o para acabar con infecciones asociadas. Este cuadro se considera una emergencia veterinaria.

Una iguana sobre una rama.

A la hora de hablar de problemas de muda en reptiles, el mejor tratamiento siempre será la prevención. Si mantienes las condiciones del terrario tal y como tu mascota requiere, esta no tendrá ninguna dificultad a la hora de deshacerse de la piel muerta de forma periódica. La disecdisis tiene un tratamiento muy sencillo, pero hay que intentar que no suceda controlando los parámetros del terrario.

Te podría interesar...
Estomatitis en reptiles: causas, síntomas y tratamiento
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Estomatitis en reptiles: causas, síntomas y tratamiento

La estomatitis es una condición ulcerativa del entorno oral que puede ocurrir en reptiles de todo tipo, pero sobre todo en serpientes. Se suele tor...