12 enfermedades comunes en el gecko leopardo

La coloración del cuerpo de los geckos suele ser un buen indicio de su salud, pues es más brillante cuando se encuentran sanos. Aprende a detectar los signos de patología en estos reptiles con nosotros.
12 enfermedades comunes en el gecko leopardo
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 08 febrero, 2022

El gecko leopardo es un reptil con una coloración hermosa que se ha vuelto famoso como mascota. Es un animal bastante tranquilo y bajo ciertas condiciones puede ser una gran elección para iniciarse en el mundo de los reptiles. No obstante, el gecko leopardo se ve afectado por una serie de enfermedades comunes que merece la pena conocer.

Este reptil es muy resistente a las condiciones de su hábitat, de manera que no es frecuente que presente enfermedad alguna en cautiverio. Sin embargo, esto no le garantiza que sea inmune a cualquier tipo de patógeno. Sigue leyendo este espacio para conocer 12 enfermedades usuales en el gecko leopardo.

Factores que propician las enfermedades del gecko leopardo

Las enfermedades de los animales son provocadas por diversas razones. Sin embargo, existen factores que pueden propiciar su presencia en la mayoría de las mascotas. Para los geckos leopardo, algunas causas habituales de las patologías son las siguientes:

  • Condiciones del hábitat: este reptil suele ser muy adaptable a diversas condiciones en su ambiente. Sin embargo, cuando los parámetros del terrario no son óptimos, el ejemplar se vuelve más susceptible a padecer enfermedades e infecciones.
  • Dieta: aunque su dieta se basa en el consumo de grillos, este gecko necesita variar sus alimentos, pues de lo contrario sufrirá complicaciones nutricionales.
  • Genética: este reptil es bastante famoso por la diversa cantidad de colores que exhibe. No obstante, los morfotipos son obtenidos por cruces selectivos que afectan a la variabilidad genética de cada variante. En consecuencia, algunos ejemplares pueden presentar patologías codificadas de forma involuntaria en sus genes.
  • Higiene: el hábitat debe ser limpiado para evitar que se desarrollen hongos o bacterias perjudiciales para el gecko. Asimismo, es importante que las manos del tutor estén limpias cuando manipule a su mascota, pues muchos patógenos se transmiten por el contacto directo.
  • Accidentes: cualquier problema que hiera de manera física a la mascota es capaz de derivar en una patología grave si no es atendido tiempo.
¿Qué hago si mi gecko leopardo pierde la cola?

¿Cuáles son las enfermedades comunes del gecko leopardo?

Existe una gran variedad de patologías que pueden afectar a la salud de este bello animal, por lo que es necesario estar atento a las señales de alerta. Recuerda que al menor indicio de enfermedad es mejor acudir de inmediato al el veterinario. A continuación se listan los problemas más habituales del gecko leopardo.

1. Disecdisis

La disecdisis hace referencia a los problemas que tienen los reptiles durante la muda de piel, es decir, cuando ciertas partes de su cuerpo se quedan obstruidas o retenidas. Esta patología suele ser ocasionada por una carencia de humedad en el hábitat, lo cual impide que el gecko se desprenda de la capa de piel muerta (muda). Debido a esto, se observan trozos de epidermis opacos sobre el gecko.

Las partes más afectadas suelen ser la cabeza, la cola y los dedos, donde la muda termina haciendo un efecto de torniquete que impide la circulación. En consecuencia, las extremidades (la cola y los dedos) pueden atrofiarse y necrosarse por este problema. Según una investigación de la Universidad de California (Davis), la disecdisis de la cabeza está asociada con varios problemas oftálmicos del gecko.

2. Impactación intestinal

Esta patología es muy habitual en los geckos que tienen hábitats con arena, grava o serrín como sustrato, ya que ingieren estos elementos por accidente. Por lo tanto, el intestino del gecko se obstruye e impide que su sistema digestivo funcione bien. Los primeros signos de este problema son la pérdida del apetito y la incapacidad para defecar.

Para evitar este problema, lo mejor es utilizar sustratos como el papel o algunas arenas vegetales, pues estas pueden transitar el sistema digestivo sin dañar al reptil. Antes de adquirir cualquier mascota, recuerda investigar las condiciones adecuadas de su hábitat para evitar problemas como este.

3. Diarrea

Los geckos tienen heces bastante firmes, por lo que si en algún momento presentan diarrea es signo de que su salud está comprometida. Por lo general, este tipo de problemas suelen estar asociados a parasitosis. A corto plazo dicha situación no conlleva un riesgo para la mascota, pero si no se atiende pronto podría convertirse en algo fatal.

4. Abscesos

Los abscesos suelen ser provocados por una infección bacteriana, la cual se infiltra a través de heridas superficiales. Para contener a los patógenos, el cuerpo forma una especie de cápsula o inflamación que tiene que ser retirada por un veterinario calificado. Cualquier tipo de arañazo o rasguño es suficiente para que aparezca este problema, por lo que hay que revisar a la mascota constantemente.

5. Problemas del ojo

Los ojos de los geckos leopardo son susceptibles a la obstrucción por cualquier material, lo cual provoca diferentes patologías oftálmicas. Las más comunes son las úlceras o las infecciones bacterianas, que se pueden curar con facilidad al retirar la obstrucción, lavar el ojo y tomar antibióticos. Recuerda que todo este proceso debe llevarse a cabo por un profesional de la salud animal.

6. Retención de los huevos (distocia)

La retención de los huevos es un problema frecuente de los reptiles en cautiverio y ocasiona serias complicaciones que ponen en peligro la vida del animal. Esta situación es provocada por una incapacidad del organismo para dar a luz a sus crías, la cual se ve ocasionada por diversos factores.

Aunque esto no parezca un peligro para los ejemplares solitarios, es necesario mencionar que algunas hembras producen huevos infértiles. Por lo tanto, los geckos leopardo llegan a presentar esta problemática a pesar de no tener una pareja. Los síntomas no siempre son evidentes: ante cualquier cambio de conducta inusual en tu gecko hembra, acude a tu veterinario.

7. Malnutrición

Es normal pensar que los geckos leopardo solo necesitan grillos y gusanos en su dieta, pues estos representan su comida favorita. Sin embargo, los gusanos (larvas de tenebrio) contienen una gran cantidad de grasa y su ingesta excesiva puede provocar una lipidosis hepática. Para evitar esta malnutrición, es mejor variar la alimentación y utilizar suplementos en polvo que ayuden a equilibrar su dieta.

8. Hipovitaminosis A

Otro problema derivado de una dieta deficiente es la hipovitaminosis A, la cual ocasiona problemas en los ojos, letargia, anorexia y pérdida de peso. La carencia de vitamina A se resuelve con el uso de suplementos, los cuales se espolvorean sobre la comida del reptil.

9. Estomatitis

La estomatitis se define como una inflamación en la boca de los reptiles que puede ser provocada por infecciones o déficits alimentarios. Aunque este problema es poco frecuente en los geckos leopardo, aparece como resultado de la hipovitaminosis A.

10. Síndrome enigma

Como su nombre lo dice, es una enfermedad que solo se ha visto en el morfotipo enigma del gecko leopardo. Este síndrome representa una serie de defectos neurológicos hereditarios y en muchas ocasiones no se recomienda adquirir a esta variante del reptil. Al ser un trastorno de origen genético, por el momento no existe una cura para este problema.

11. Enfermedad ósea metabólica

La dieta de los geckos leopardo suele ser la mayor causante de los problemas en su salud, pues la deficiencia de nutrientes baja las defensas y provoca patologías diversas. En este sentido, la enfermedad ósea metabólica se presenta cuando el reptil no tiene suficiente calcio y vitamina D. Sus huesos se ven afectados y comienzan a presentar malformaciones.

12. Infecciones respiratorias

Las condiciones normales del hábitat de un gecko leopardo son las idóneas para el desarrollo de patógenos. Esto significa que, sin un régimen de limpieza adecuado, los ejemplares son susceptibles de contraer varias infecciones. Las más frecuentes en el gecko leopardo son las de las vías respiratorias, pues la humedad permite la diseminación de los agentes causales.

Los síntomas más evidentes de dichas infecciones son las secreciones nasales y la dificultad para respirar. Si se quieren evitar estos problemas, la mejor opción es mantener las condiciones del hábitat estables, así como mejorar los procesos de limpieza.

Un gecko leopardo come gusanos.

Aunque el gecko leopardo puede ser una mascota fácil de mantener, es necesario prestar atención a sus necesidades básicas. Como te podrás dar cuenta, la mayoría de las patologías comunes son resultado de los descuidos en su mantenimiento. Si te aseguras de que tu mascota tenga lo necesario para una llevar una excelente calidad de vida, podrás evadir todos los problemas anteriores.

Te podría interesar...
Gecko leopardo: una mascota ideal
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Gecko leopardo: una mascota ideal

Los geckos leopardo son unos reptiles de fáciles cuidados y comportamiento dócil, lo que les hace ideales como mascota e iniciación en la herpetolo...



  • Wiggans, K. T., Sanchez-Migallon Guzman, D., Reilly, C. M., Vergneau-Grosset, C., Kass, P. H., & Hollingsworth, S. R. (2018). Diagnosis, treatment, and outcome of and risk factors for ophthalmic disease in leopard geckos (Eublepharis macularius) at a veterinary teaching hospital: 52 cases (1985–2013). Journal of the American Veterinary Medical Association, 252(3), 316-323.
  • Hall, A. J., & Lewbart, G. A. (2006). Treatment of dystocia in a leopard gecko (Eublepharis macularius) by percutaneous ovocentesis. The Veterinary Record, 158(21), 737.
  • Hedley, J., MacHale, J., Rendle, M., & Crawford, A. (2021). Neurological Examinations in Healthy Juvenile Bearded Dragons (Pogona vitticeps) and Adult Leopard Geckos (Eublepharis macularius). Journal of Herpetological Medicine and Surgery, 31(2), 141-146.
  • De Vosjoli, P., Klingenberg, R., Tremper, R., & Viets, B. (2011). The Leopard Gecko Manual: Includes African Fat-Tailed Geckos. Fox Chapel Publishing.
  • De Vosjoil, P., Mazorlig, T., Klingenberg, R., Tremper, R., & Viets, B. (2017). The leopard gecko manual: Expert advice for keeping and caring for a healthy leopard gecko. Fox Chapel Publishing.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.