Relaciones entre humanos y monos en el cine: El Planeta de los simios

23 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
En El Planeta de los simios hace una reflexión evidente: ¿es capaz el ser humano de convivir en naturaleza?

Mucho antes de La guerra de las Galaxias, cuando Marvel y DC se limitaban a vender libros de historietas, y mientras personajes como Batman solo aparecían en series de TV de mucho éxito pero de dudosa calidad, la saga de El Planeta de los simios preparaba el camino para el merchandising cinematográfico a gran escala.

Estrenada en 1968, la primera de las películas de esta franquicia, que a la fecha lleva nueve entregas, una serie de TV en acción real y otra animada, divide en dos la historia de la cultura popular contemporánea.

Dirigida por Franklin J. Shaffner y con Charlton Heston como protagonista, la cinta permitió que el libro en la que estaba basada se hiciera famoso a nivel mundial.

La planète des singes, de Pierre Boulle, se había publicado cinco años antes del estreno del filme. Generó interés en Francia, así como en Reino Unido después de su traducción al inglés.

Este film estaba lejos de convertirse en un superventas de categoría mundial; incluso su autor la consideraba una obra menor dentro de su bibliografía. Pero todo eso quedó para la historia como simples notas anecdóticas.

El planeta de los simios

El Planeta de los simios mantiene intacta su vigencia. La trama sobre la que de manera circular transcurre su argumento no ha dejado a nadie indiferente. Hay quienes se han atrevido a etiquetar esta saga como el reflejo de la ‘teoría de la involución’.

El planeta de los simios: la saga original

En la primera entrega, el coronel astronauta George Taylor (Heston) termina varado junto con su tripulación en un planeta desconocido. En un comienzo asumen que se trata de un mundo inhabitable, en el que es imposible la presencia de seres vivos.

Todo va bien hasta que los simios descubren su error. No solo hay vida, sino que también hay seres humanos, pero estos viven como animales salvajes, bajo el dominio de los simios, la raza dominante. El protagonista de la historia, sin reconocerlo, se ve reflejado en el comportamiento despótico de sus captores.

La cinta deja varias preguntas en el aire. ¿El ser humano realmente sabe convivir en armonía con la naturaleza? ¿La respuesta ‘natural’ a lo desconocido o hacia lo que no se entiende sigue siendo el miedo?

50 aniversario del Planeta de los Simios.
Fuente: nacion.com

Regreso al planeta de los simios

La segunda parte se estrenó en 1970. Después de que al final de El planeta de los simios quedó claro que la historia nunca había salido de la Tierra, los errores que condenaron a la humanidad empiezan a repetirse sistemáticamente. Además, la nueva raza dominante parece destinada a repetirlos sin remedio.

Huida del planeta de los simios

Estrenada en 1971, mantiene la línea argumental de las entregas previas, aunque en términos de la trama representa una especie de reinicio. La acción, que se venía desarrollando en el año 3978, ahora tiene lugar en la década de 1970, tras un viaje en el tiempo a la inversa.

En medio de la trama, son días en que los seres humanos son los ‘animales superiores’ y unos simios llegados desde el futuro deben demostrar que no son una raza inferior.

La rebelión de los simios

Se estrenó en 1972. Ofrece una visión escalofriante del trato que los seres humanos pueden dar a los animales. La trama se desarrolla a principios de la década de 1990.

En la ficción, durante los años previos, un virus acabó con la población de perros y gatos. Huérfanos de mascotas, los simios son forzados a tomar el lugar dejado por canes y felinos domésticos.

Pero aprovechándose de la naturaleza de esta especie, monos, gorilas y chimpancés terminan convertidos en esclavos. Hasta que inevitablemente los oprimidos se revelan ante sus opresores y la confrontación es inevitable.

La batalla del planeta de los simios

Capítulo final de la saga original. Después de superar sus miedos internos, no sin ninguna dificultad, simios y humanos se ven forzados a vivir en armonía. De lo contrario, estarán destinados a repetir los mismos errores eternamente.

 El planeta de los simios en el siglo XXI

En 2001 se estrenó lo que pretendía ser un remake de la cinta original. Dirigida por Tim Burton, la cinta generó altas expectativas, que a la postre no cumplió. Una década más tarde tuvo lugar una nueva trilogía de películas, ampliamente alabada por el público y la crítica.

Las preguntas que quedaron en el aire desde la primera entrega de 1968, aún hoy siguen sin encontrar respuestas. ¿Tendrá la saga algún tipo de continuidad?