La comunicación entre hormigas

15 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Las hormigas, como organismos eusociales, tienen una compleja red de comunicación donde intervienen varias vías

Las hormigas son animales eusociales con una organización basada en castas. Esto quiere decir que, dentro de una colonia, existen una o varias reinas, obreras y guerreras, cada una de las cuales tiene un papel fundamental dentro del hormiguero. Para que se mantenga el equilibrio, la comunicación entre las hormigas es fundamental.

¿Te has preguntado alguna vez cómo se comunican las hormigas o por qué suelen desplazarse formando una fila? En este artículo te lo contamos todo lo que debes saber sobre la comunicación entre hormigas.

Comunicación química entre hormigas

La estrategia principal de comunicación entre hormigas es la vía química. Las hormigas poseen una serie de glándulas, a través de las cuales liberan distintas feromonas que comunican una gran variedad de estados.

Las feromonas son secretadas a través de una amplia gama de fuentes, como son: la glándula de Dufour, la glándula del veneno, la glándula anal, la glándula en los pies y la glándula en el tórax o abdomen. La recepción de estas sustancias se realiza mediante las antenas, las cuales sirven tanto para oler como para saborear.

La comunicación entre hormigas es muy compleja; no usan una única feromona para indicar algo, sino que combinan varias. Estas feromonas sirven, entre otras cosas, para mostrar la ruta de forrajeo. Es decir, sirven para comunicar al resto del hormiguero dónde está la comida y que el camino marcado sirva de recordatorio.

Colonia de hormigas

Así, una hormiga no necesita almacenar esta información en su cerebro individual, como ocurre con las abejas; en su lugar, se crea una red física de recuerdos que persiste en el tiempo.

Dentro de las castas, para determinar qué función realiza una hormiga, también se utilizan feromonas. De este modo, una hormiga sabe si tiene que cuidar de las crías, salir a forrajear o ampliar el hormiguero. Además, dentro del grupo de forrajeadoras, cada subgrupo sabe qué alimentos deben recoger y cuáles le corresponden a otro subgrupo.

Por otro lado, las hormigas saben sobre el estado de la reina por las feromonas que esta libera. Cuando una hormiga reina deja de producir determinadas feromonas, las hormigas saben que es la hora de producir nuevas reinas.

Comunicación táctil entre hormigas

Además de la transmisión química, existe la comunicación táctil entre hormigas, ya sea a través de vibraciones del suelo o por contacto directo. Estos contactos directos suelen ser movimientos ritualizados, como bailes, sacudidas o exhibiciones. Funcionan de forma similar al baile que realizan las abejas para indicar dónde está el alimento.

La forma de contacto físico más común es el toque de antenas. Es muy habitual ver a dos hormigas que se cruzan –mientras van en direcciones opuestas– tocarse con sus antenas. Actualmente, se desconoce la razón de este comportamiento, pero parece innegable que no se transmita información.

Comunicación entre hormigas

Comunicación auditiva entre hormigas

Las hormigas no poseen cuerdas vocales, así que los sonidos que producen no salen de la garganta. Además, son sordas, por lo que no pueden oír los sonidos que producen otras hormigas. Entonces, ¿cómo se comunican de forma sonora?

Estos animales son capaces de producir un sonido llamado estridulación, gracias a un órgano que tienen en la boca. Este sonido es detectado por el oído humano, pero no por las hormigas como tal, sino que se transmite a través del sustrato en forma de vibraciones, que sí pueden ser sentidas por las hormigas.

Lo mismo ocurre con los sonidos que producen al golpear el suelo con su abdomen. Estos viajan en forma de vibración hasta llegar al resto de compañeras.

Trofalaxis

La trofalaxis es el mecanismo a través del cual las hormigas pasan la comida a sus compañeras y se alimentan entre sí. Puede realizarse de boca a boca o de ano a boca.

Trofolaxis en hormigas

Aunque no lo parezca, la trofalaxis es también una forma de comunicación entre hormigas. El alimento va mezclado con feromonas que transmiten información tanto a los individuos adultos como a las larvas.

Bradshaw, J. W. S., & Howse, P. E. (1984). Sociochemicals of ants. In Chemical ecology of insects (pp. 429-473). Springer, Boston, MA. Da Silva, A. C., Navas, C. A., & Ribeiro, P. L. (2009). Trophallaxis in dehydrated leaf cutting colonies of Atta sexdens rubropilosa (Hymenoptera: Formicidae). Sociobiology, 54(1), 109. Hölldobler, B. (1978). Ethological aspects of chemical communication in ants. In Advances in the Study of Behavior (Vol. 8, pp. 75-115). Academic Press. Jackson, D. E., & Ratnieks, F. L. (2006). Communication in ants. Current biology, 16(15), R570-R574. Roces, F., Tautz, J., & Hoelldobler, B. (1993). Stridulation in leaf-cutting ants. Naturwissenschaften, 80(11), 521-524.