Epipedobates tricolor: cuidados y cría en cautiverio

19 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
Epipedobates tricolor es una rana tropical muy popular entre los aficionados a los anfibios por sus colores llamativos y pequeño tamaño.

La rana flecha tricolor (Epipedobates tricolor) es una especie endémica de la zona central de Ecuador, que destaca por su diminuto tamaño y brillantes colores.

Actualmente, las poblaciones salvajes de esta especie se encuentran catalogadas como vulnerables por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), debido a la contaminación agroquímica de los canales de agua y la pérdida de hábitat por deforestación para prácticas agrícolas y ganaderas.

A pesar de ello, existe una gran afición por la cría en cautividad de esta especie, por lo que se encuentra disponible como mascota en muchas tiendas especializadas en animales exóticos. Si planeas hacerte con un grupo de estas fascinantes ranas, esta guía es para ti.

La rana flecha tricolor

Estamos ante una rana pequeña de unos 20 milímetros de longitud promedio, de color rojo oscuro con marcas amarillas en forma de líneas continuas o fragmentadas desde la punta del hocico o desde atrás del ojo hasta la ingle. El vientre puede tener puntos amarillos o ser totalmente de este color rojizo tan característico.

La rana flecha tricolor habita en bosques ecuatorianos cerca de riachuelos, por lo que necesita mucha humedad en su medio. Un dato curioso es que la coloración aposemática de Epipedobates sirve como señal de advertencia a los depredadores, pues no tiene más mecanismos de defensa que una apariencia pelgrosa.

Una especie con la que se puede confundir la rana flecha tricolor es con Epipedobates anthony, la cual se distingue, entre otras cosas, por ser más grande y tener líneas de color crema en lugar de amarillo brillante, como es el caso de Epipedobates tricolor.

Cuidados de Epipedobates tricolor

Los cuidados para estas ranas son válidos también para otras especies similares de anfibios, es decir, otras ranas dendros. El recinto debe ser amplio y resistente e imitar las condiciones del hábitat natural de la especie.

Un terrario tropical.

¿Cómo debe ser el terrario?

Como norma general, cuánto más grande pueda ser el terrario de tu mascota, mejor. Los recintos para anfibios más comunes son de vidrio, acrílico, fibra de vidrio y otros materiales sintéticos, no porosos y fáciles de limpiar. Todos ellos deben tener tapas que ajusten bien pero que permitan la ventilación, como los construidos con tela mosquitera.

Para una pareja de ranas funcionan bien los terrarios para especies pequeñas de 60 litros. Si vas a ampliar la familia de ranas, tendrás que aumentar ligeramente el tamaño del habitáculo.

Existen varios tipos de sustratos recomendados para anfibios y puedes puedes utilizar alguno de ellos o mezclarlos. Todos los materiales que te mostramos a continuación son excelentes para retener la humedad:

  • Fibra de coco.
  • Turba.
  • Musgo esfagno o Sphagnum moss.
  • Sustrato de orquídeas.
  • Tierra para macetas, siempre sin químicos o pesticidas.
  • Rocas, grava y arena.

También debes incluir en el terrario refugios para las ranas, como maderas, macetas, hojarasca, ramas, troncos y rocas. Por último, es necesario colocar plantas como potos, helechos, hiedras, musgos o bromelias en el habitáculo, pues los vegetales ayudan a retener la humedad y actúan como enriquecimiento ambiental natural.

Condiciones ambientales para Epipedobates tricolor

Los anfibios absorben todo o casi todo el agua que necesitan a través de su piel permeable, así como parte del oxígeno, pues también tienen respiración cutánea. Por esta razón, es muy importante mantener una humedad óptima en cualquier recinto que aloje anfibios.

Con un higrómetro puedes conocer la humedad del recinto de tus Epipedobates tricolor, que debe mantenerse a una humedad alta, del 85 % al 95 %, valor similar al presentado en los bosques ecuatoriales de los que esta especie es endémica.

Para conseguir esta humedad lo mejor es comprar un humidificador o un nebulizador automático que pulverice agua cada 6-8 horas, aunque también puedes hacerlo manualmente. El sustrato del terrario siempre debe estar húmedo, pero no empapado.

La temperatura también tiene que recrear las condiciones del ecosistema natural. El terrario debe alcanzar los 25 – 28 ºC durante el día y entre 20 a 24 ºC por la noche. Los ciclos de luz y temperatura son muy importantes para mantener la salud de los animales.

Las bombillas UVB y de infrarrojos son buenas opciones para reproducir estos ciclos, pero no se consideran del todo necesarias para la cría de anfibios. También necesitarás un termómetro —mejor si es digital— para conocer la temperatura a la que se mantiene el terrario.

Alimentación

Como el resto de dendrobátidos, estas pequeñas ranas son insectívoras. Su dieta consiste en hormigas y pequeños insectos como moscas, termitas, escarabajos y grillos pequeños, moscas de la fruta, gorgojos, colémbolos y otros invertebrados vivos de tamaño muy pequeño.

En las tiendas de animales especializadas podrás conseguir alimento específico suplementado con vitaminas —como calcio, magnesio y vitamina D—, muy importantes para el mantenimiento de los anfibios. Estos compuestos comercializarse en forma de polvo y se añaden sobre la comida una vez a la semana.

Reproducción de Epipedobates tricolor

No es fácil diferenciar los sexos de esta especie. Aun así, la hembra puede ser más grande que el macho y este además canta, pero por lo demás son muy parecidos. A esto añadimos que, en general, los ciclos de reproducción de los anfibios están estrechamente vinculados con sus ambientes físico y biológico.

Así pues, para criar de forma satisfactoria a estos animales, tendrás que manipular las condiciones ambientales del terrario —como la temperatura, humedad y fotoperiodo— según el ciclo anual de la especie que coincida con su momento de reproducción.

Epipedobates pone su puesta sobre la hojarasca o sobre las hojas grandes de las plantas, así que si quieres criar, asegúrate de que dispones de vegetación suficiente.

En esta especie son los machos los que cuidan de la puesta y transportan los renacuajos a sitios de agua corriente y estancada donde completan su desarrollo.

Una Epipedobates sobre una rama.

Estos son los cuidados generales de la especie Epipedobates tricolor, pero puedes aplicarlos a otros anfibios similares de la familia de los dendrobátidos o ranas flecha. ¡Recuerda siempre la importancia de mantener el terrario a las condiciones de temperatura y humedad adecuadas para mantener sanas tus ranas!

  • IUCN SSC Amphibian Specialist Group. 2019. Epipedobates tricolorThe IUCN Red List of Threatened Species 2019: e.T55239A98647137.
  • Coloma, L. A., Frenkel, C. y Ortiz, D. A. 2019. Epipedobates tricolor En: Ron, S. R., Merino-Viteri, A. Ortiz, D. A. (Eds). Anfibios del Ecuador.
  • dntaecosistemas
  • Guía para el Manejo de Anfibios en Cautiverio. Amphibian Ark. Association of zoos & Aquarium.