Desajustes nutricionales de las iguanas

Yamila · 13 enero, 2019
La falta de calcio o de vitamina B puede provocar problemas nutricionales en las iguanas

Las iguanas están en el grupo de las mascotas exóticas, pero cada vez más personas las eligen para tenerlas en casa debido a que creen que son fáciles de cuidar y mantener. Sin embargo, también tienen sus necesidades y pueden enfermar si no les prestamos suficiente atención. En este artículo te informamos sobre los desajustes nutricionales que sufren estos reptiles.

Problemas nutricionales de las iguanas: la carencia de calcio

Si hacemos una lista con los mayores desajustes nutricionales de las iguanas, el problema que la encabezaría sin duda sería la falta de calcio. Esto es algo que puede parecer inofensivo, pero no lo es en absoluto.

Cuando una iguana no tiene la cantidad suficiente de este nutriente puede sufrir atrofias en la mandíbula inferior, abultamiento en las extremidades –sobre todo traseras– y ser más vulnerable a las fracturas o cojera.

Cuando esta falta de calcio se mantiene en el tiempo, deriva en enfermedades más graves y difíciles de tratar como la osteoporosis y la osteodistrofia.

Vitaminas y calcio en las iguanas

Para poder evitar este problema tan común es fundamental ofrecerle una dieta repleta de verduras –entre ellas lechuga, coles, remolacha y acelga– y, si el veterinario lo considera adecuado, añadir un suplemento de calcio. Este medicamento se espolvorea encima de las hortalizas; no utilices el spray que se aplica a nivel piel porque no es eficaz.

Problemas nutricionales de las iguanas: la falta de vitamina B

Otro de los desajustes a nivel nutricional de estos reptiles es una carencia de vitamina B3. Cuando esto sucede, el primer síntoma visible es que tanto las patas traseras como la cola se paralizan. Para caminar solo usará las patas delanteras y tendrá problemas de equilibrio.

Por lo tanto, pasará muchas horas en el mismo sitio. Esto puede acarrear un problema mayor, que es no recibir la cantidad suficiente de sol diaria. No hay que olvidar que las iguanas tienen sangre fría y precisan los rayos ultravioletas para calentar el organismo.

Pero volviendo al falta de vitaminas, también puede ocasionar menos deposiciones, falta de energía (esto es un poco difícil de identificar, ya que las iguanas no se mueven demasiado) y piel de color ‘apagado’ o menos llamativo.

Alimentación de la iguana

Los veterinarios pueden indicar un tratamiento especial para la falta de vitaminas en las iguanas, el cual se administra de forma oral en casos leves o inyectable en pacientes más graves. Esto último lo debe realizar sí o sí el profesional, quien sabe en qué lugar específico aplicar la vacuna.

Problemas nutricionales de las iguanas: diarrea e hipotiroidismo

Otra de las patologías bastante comunes en estos reptiles, al menos entre las que se relacionan con la comida, es la diarrea. Esta se produce cuando el animal consume una gran cantidad de frutas y verduras, pero también por la presencia de virus, bacterias o parásitos en el organismo.

Debes tener mucho cuidado de qué tipo de hortalizas le das a tu iguana, ya que si come demasiada zanahoria, nabo o col, su glándula tiroides funcionará incorrectamente. Esto se debe a que dichas verduras tienen sustancias que suprimen la función tiroidea. ¿Cómo darse cuenta? Si su crecimiento es lento o si el animal está siempre inactivo o aletargado.

La dieta de nuestras mascotas es la responsable, en la mayoría de los casos, de su estado de salud. Las iguanas deben llevar una alimentación 100 % herbívora, es decir sin insectos ni otros animales, y equilibrada: 70 % de verduras, 15 % de frutas y 15 % de pienso. Algunos dueños también le dan una mezcla de arroz integral, alfalfa y salvado, pero solo si el veterinario lo autoriza.

Los desajustes nutricionales de las iguanas pueden ser leves o graves según el tiempo que se mantengan sin tratamiento médico. Por ello, es muy importante prestar atención a las leves señales o cambios en tu mascota y llevarla al control médico al menos dos veces al año.

Martínez, M., Arcos, J., Veléz, L., Mendoza, G y López, R. (2015). La iguana verde (Iguana iguana ) y sus parásitos en una unidad de manejo intensivo en la costa de Oaxaca. Temas de Ciencia y Tecnología.