Las costras en gatos: síntomas y tratamientos

Las costras en gatos pueden aparecer por numerosas causas, pero todas ellas deben ser tratadas para evitar que el problema vaya a más
Las costras en gatos: síntomas y tratamientos

Escrito por Alberto Fuentes

Última actualización: 28 septiembre, 2022

Saber a ciencia cierta que tu gato no sufre ninguna dolencia es mucho más complicado que en otras especies, ya que saben camuflar muy bien sus emociones y casi nunca se quejan salvo que les moleste algo en exceso. Las costras en gatos son de esas cosas de las que te sueles dar cuenta tarde si no examinas a tu mascota con asiduidad.

Al ser heridas que aparecen en la piel, al principio pasan desapercibidas por el pelo, y más aún en los gatos de pelo largo. Solo al tacto podremos darnos cuenta de que algo no va bien para poder tomar las medidas oportunas, aunque las causas de por qué salen las costras pueden variar mucho. Sigue leyendo este espacio y descubre más acerca de las costras.

¿Por qué aparecen las costras?

En pocas palabras, las costras son una placa o recubrimiento que aparece en la piel o en algunas mucosas. Tienen una consistencia dura y áspera al tacto, de manera que es fácil ubicarlas al pasar la mano con suavidad sobre el pelaje de los gatos. La mayoría es generada por sangre coagulada en respuesta a una herida superficial. Sin embargo, también aparecen debido a sustancias pegajosas como el pus.

Las costras pueden tener diferentes consistencias según el líquido que las constituya. Además, existe una gran variedad de causas que las provocan. Algunas de las más comunes en los gatos son las siguientes:

  • Heridas sangrantes.
  • Picaduras de insectos.
  • Infecciones (bacterianas, fúngicas o víricas).
  • Alergias.
  • Tumores.
  • Dermatosis.
  • Ectoparásitos (pulgas o ácaros).

Te podría interesar: Tumores cutáneos en gatos


Síntomas de las costras en gatos

La presencia de las costras sobre la piel de los gatos ocasiona varias molestas. Por esta razón, es posible detectar su presencia por medio de la conducta o la apariencia del felino. Los signos más evidentes de esto son los siguientes.

  • Exceso de lamido por picor: la costra genera un poco de irritación y escozor en la zona en donde se localiza. Por ello, el gato usa su particular lengua áspera para aliviar esta sensación. Al lamerse en exceso, acaba perdiendo pelo e irritando su piel.
  • Mordeduras: la sensación de picazón le molesta demasiado al felino, por lo que puede llegar a morderse de manera desesperada con la esperanza de acabar con la molestia. Claro está, esto solo suele agravar el problema.
Gato con collarín
  • Nerviosismo: como nos pasa a nosotros cuando tenemos escozor, los gatos también se ponen muy nerviosos y de mal humor cuando tienen un picor que no pueden remediar, y se les nota mucho en su carácter, y es que se muestran intranquilos e irritables.
  • Pérdida temporal de apetito: los gatos son animales quisquillosos que pueden perder el apetito debido a cualquier molestia o inconformidad que tenga. Por ello, las costras en gatos pueden llevarles a perder ese amor que suelen tener por la comida.
  • Diarrea o vómitos: como se mencionaba, las costras pueden ser producto de infecciones o tumores en su organismo, los cuales ocasionan varios efectos secundarios. En los casos en los que el animal lo está pasando realmente mal, puede llegar a padecer vómitos o diarrea.
  • Problemas respiratorios por costras en la nariz: uno de los motivos más preocupantes por los que aparecen las costras en gatos es por cáncer. Si el animal tiene un tumor en la nariz, le aparecerán dichas costras.


Tratamiento

Como los motivos por los que aparecen las costras en gatos son tan variados, también lo serán los tratamientos que tendremos que llevar a cabo para remediarlos. Por supuesto, la primera medida que debemos tomar es llevar al gato al veterinario para que le realice un estudio exhaustivo para diagnosticar el motivo de su aparición.

Gato en el veterinario

Una vez identificado, lo ideal es comenzar el tratamiento cuanto antes. Por ejemplo, si el motivo de la aparición de las costras viene de la mano de las pulgas, todo se solucionará con antiparásitos, o si proviene de una infección, se le suministrará el medicamento correspondiente. En el caso de padecer un tumor, se tomarían otras medidas, como puede ser su extirpación.

En cualquier caso, como suele pasar con este tipo de animales de carácter reservado, lo ideal es estar atentos a su comportamiento y revisar todas las partes de su cuerpo de vez en cuando para comprobar que todo va como debe ir. Así, tanto tú como tu querida mascota disfrutaréis de una convivencia más placentera y duradera.

Te podría interesar...
Sangre en heces de gato: ¿qué hacer?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Sangre en heces de gato: ¿qué hacer?

Encontrar sangre en heces de tu gato puede asustarte, pero lo mejor es actuar rápido y acudir al veterinario para descartar enfermedades graves.




Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.