5 animales vivíparos con características asombrosas

El desarrollo de los embriones dentro de la madre proporciona un refugio seguro contra riesgos significativos. ¡Descubre cómo los animales vivíparos dan a luz a crías vivas y sus asombrosas adaptaciones evolutivas!
5 animales vivíparos con características asombrosas
Georgelin Espinoza Medina

Revisado y aprobado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Escrito por Lucia Di Giacomo

Última actualización: 24 marzo, 2024

Los embriones de los animales vivíparos se desarrollan en el interior materno. Aunque la mayoría de las hembras con este modo de reproducción poseen placenta y cordón umbilical, hay especies que carecen de estas estructuras o tienen algunas otras similares. ¿Quieres conocer 5 animales vivíparos con características asombrosas? ¡Vamos a ello!

Características de los animales vivíparos

La viviparidad es un modo de reproducción presente en gran parte de los mamíferos. También, otros seres también optan por este tipo de reproducción:

  • Peces
  • Reptiles
  • Anfibios

La naturaleza siempre ha sorprendido con su diversidad y adaptaciones únicas. De acuerdo con una publicación de la revista Biological Reviews, el embarazo de los mamíferos evolucionó solo en una ocasión. Por el contrario, en los peces ha ocurrido unas 22 veces, 8 en los anfibios y 115 en los reptiles escamosos.

En el vientre de la hembra, los animales vivíparos encuentran los recursos necesarios para su nutrición y oxigenación, cruciales para el desarrollo de sus órganos.

Además, otras características propias de este tipo de reproducción son las siguientes:

  • Por lo general, poseen placenta y cordón umbilical: la primera, se trata de un órgano de estructura membranosa y suave, que circunda el útero de las hembras embarazadas. Esta ofrece un suministro sanguíneo abundante y potente. El segundo es un conducto, dentro del útero, a través del que el feto recibe nutrientes y permite la eliminación de desechos.
  • El período de gestación o embarazo es variable: el lapso transcurrido entre la fecundación y el parto de los vivíparos depende de la especie.
  • El útero aumenta en tamaño conforme el cigoto se desarrolla: durante esta fase, el cuerpo sufre una serie de cambios, tanto internos como externos, para preparar de forma natural a la hembra para el proceso.
  • La mayoría de los animales vivíparos son cuadrúpedos: son aquellos que poseen cuatro extremidades para mantenerse erguidos, desplazarse y caminar.
  • Gran parte de las hembras tienen instinto materno: las hembras mamíferas suelen poseer un instinto materno sólido y profundo por nutrir y resguardar a su descendencia, hasta que sus crías puedan valerse por sí mismas. La hembra reconocerá con precisión el momento oportuno para esto.
  • Estos animales realizan una fecundación interna: es decir, ocurre dentro del cuerpo de la madre. 

Estos animales no solo comparten estas características, sino que además su tipo de reproducción vivípara puede clasificarse en tres grandes grupos. ¡Continúa leyendo para conocer un poco sobre estas condiciones!



Tipos de reproducción de las especies vivíparas

Dentro de la amplia variedad de animales vivíparos de la naturaleza, se pueden distinguir varios métodos de reproducción y gestación. De acuerdo con una revisión publicada en Reproductive Biology, son las siguientes:   

  • Viviparidad hemótrofica: es un método de reproducción que se destaca por la presencia de un sistema placentario en el útero de la hembra gestante o estructuras similares, que permiten el intercambio de nutrientes y desechos entre la madre y los embriones. Los nutrientes son suministrados a través del torrente sanguíneo, lo que da origen a su nombre. Este proceso asegura un ambiente adecuado y sostenible, así como protección y nutrición a los embriones durante su desarrollo.
  • Viviparidad histotrófica: es un tipo de reproducción en el que los embriones se desarrollan dentro del cuerpo de la hembra y reciben nutrientes directamente de las secreciones producidas por las glándulas del útero o del oviducto materno. A diferencia de la viviparidad hemotrófica, donde los nutrientes son proporcionados a través del sistema circulatorio de la madre, aquí los embriones dependen de sustancias nutritivas liberadas por las células del revestimiento uterino. 

Dicho esto, ahora vamos a conocer 5 especies de animales vivíparos con características asombrosas.

Descubre 5 animales vivíparos con características asombrosas

Como explicamos en líneas anteriores, la mayoría de los mamíferos se reproducen de forma vivípara. Esta clase de vertebrados no son los únicos, pues podemos encontrar especies con estas características en casi todos los grupos de seres vivos, como los peces, anfibios y hasta reptiles. En esta ocasión, te presentamos 5 especies de animales vivíparos con características asombrosas:

1. Yubarta o ballena jorobada (Megaptera novaeangliae)

Una ballena jorobada de gran tamaño.
El embarazo de la ballena jorobada dura 11 meses. Crédito: Unsplash.

La ballena jorobada, conocida también como yubarta o gubarte, pertenece al grupo de los cetáceos misticetos y forma parte de la familia Balaenopteridae , que incluye a los rorcuales.

Esta especie destaca como uno de los rorcuales más imponentes, con ejemplares adultos que alcanzan tamaños de 12 a 16 metros y un peso aproximado de 36 000 kilogramos. Su apariencia física es inconfundible, por sus aletas pectorales de gran longitud y una cabeza distintiva por su forma nudosa.

De acuerdo con una publicación en Encyclopedia of Marine Mammals , esta ballena se reconoce por los complejos cantos de los machos para atraer a las hembras y por sus comportamientos aéreos.

Además, migran grandes distancias entre las zonas de alimentación y de parto.

Reproducción

Después de una exitosa cópula, la hembra pasa por un período de gestación, que dura aproximadamente 11 meses. Durante este tiempo, el embrión se desarrolla en su útero. A través de la placenta recibe nutrientes y oxígeno.

A menudo, las ballenas jorobadas eligen áreas resguardadas y tranquilas para dar a luz, para minimizar la exposición de sus crías recién nacidas a los peligros del océano. Una vez que nacen, los ballenatos son vulnerables y dependen de sus madres para sobrevivir. La lactancia es fundamental para su crecimiento y desarrollo inicial.

Las ballenas jorobadas tienen una leche rica en grasas que proporciona la energía necesaria para que los ballenatos crezcan con rapidez y desarrollen una capa de grasa protectora.

Las madres también enseñan a sus crías habilidades esenciales, como las siguientes:

  • Nadar
  • Respirar
  • Sumergirse

El período de lactancia puede durar varios meses. En este tiempo, las ballenas jorobadas mantienen un estrecho vínculo con sus crías.



2. Caballito de mar (Hippocampus): uno de los animales vivíparos con características asombrosas

La hembra de caballito de mar deposita los huevos en la bolsa ventral del macho y él se encarga de incubarlos. Crédito: Azahara Falcon/iStockphoto.

El caballito de mar es un pez marino que forma parte de la familia Syngnathidae , que incluye a las siguientes especies:

  • Peces aguja
  • Mulas de mar
  • Dragones de mar

Los caballitos de mar se engloban en un único género, conocido como Hippocampus , el cual abarca al menos unas 32 especies, distribuidas en todo el planeta. En el mar Mediterráneo, es posible hallar dos especies de caballitos de mar: el H. hippocampus y el H. guttulatus.

¿Cómo se reproducen los caballitos de mar?

El caballito de mar presenta un método de reproducción único, en el que es el macho quien asume la responsabilidad de los huevos.

Aunque la hembra produce los huevos, durante el apareamiento, ella los coloca en la bolsa ventral del macho. Aquí, el macho se encarga de fertilizarlos y luego de incubarlos hasta que estén desarrollados por completo.

Según información publicada por la Fundación CRAM, esta bolsa cumple una función similar al útero de un mamífero. Después de un mes, cuando los embriones se han formado, el macho los libera al exterior.

En muchas de las especies de caballitos de mar que han sido estudiadas hasta el momento, se ha observado que son monógamas durante la temporada de cría.

3. Delfín rosado del Amazonas (Inia geoffrensis)

El delfín rosado del Amazonas sale del agua.
El delfín rosado es un cetáceo sociable e inteligente. Foto: Getty Images.

El delfín rosado , propio de las aguas amazónicas, se conoce por su distintivo color rosa que contrasta con su entorno acuático. Con un cuerpo robusto y una frente prominente, este delfín de río muestra una curiosidad innata hacia los humanos y es famoso por sus complejas interacciones sociales.

Una descripción de la especie en National Geographic detalla que el motivo detrás de su tono rosado aún no se comprende por completo. Sin embargo, precisa algunas posibles causas: 

  • Temperatura del agua
  • Adaptación al entorno fluvial
  • Disposición de capilares cercanos a la piel

La teoría más respaldada sostiene que su coloración rosada se desarrolla con el tiempo.

Al nacer y en sus primeras etapas de vida, presentan un tono grisáceo, que se aclara en su adolescencia y luego, en la adultez, se transforma en el distintivo tono rosado. Esto se atribuye al desgaste natural de la piel a lo largo de su vida.

Reproducción

Durante el apareamiento, los machos emplean ramas y juncos para golpear el agua en la superficie o, incluso, exhiben tortugas vivas como una especie de trofeo, con el propósito de atraer a las hembras.

Además, existe una feroz rivalidad entre los machos, que los conduce a confrontaciones en las que sufren heridas en sus hocicos y aletas. De hecho, pueden llegar a mutilarse.

Las cicatrices en el cuerpo de los machos se convierten en un rasgo de atracción, durante la temporada de apareamiento. Las hembras encuentran atractivos a los machos con más tejido cicatricial, al menos durante el período de celo.

La cópula se efectúa mediante la unión de vientres entre ambos sexos.

El período de gestación se estima que se desarrolla entre 11 y 15 meses. Las hembras dan a luz a una única cría cada dos o tres años. Por su parte, el proceso de lactancia se extiende por más de un año.

La curiosa inteligencia del delfín rosado

La mayoría de las variedades de delfines de río poseen una visión limitada debido a las aguas turbias que constituyen su hábitat natural. Sin embargo, el delfín rosado cuenta con una visión más aguda.

Este delfín se distingue por ser el más inteligente dentro de todas las especies de delfines de río. En este sentido, exhibe una capacidad cerebral que supera en un 40 % la de los seres humanos.

En cuanto a su dieta, se nutren de una variedad de 43 especies de peces, como las siguientes:

  • Tetras
  • Pirañas
  • Pez gato
  • Corvinas
Además, complementan su alimentación con cangrejos y pequeñas tortugas.

4. Lémur de cola anillada (Lemur catta)

Lemur de cola anillada sobre una roca. Son uno de los animales vivíparos con características asombrosas.
La fecundación de las hembras Lemur catta puede ocurrir después de 2 años. Crédito: Piotr Krzeslak/iStockphoto.

El lémur de cola anillada tiene su origen en Madagascar y su característica distintiva es su cola en blanco y negro, que le da su nombre. Su dorso muestra tonos de marrón grisáceo, que contrastan con su vientre blanquecino. 

A pesar de tener patas relativamente grandes, estas son más pequeñas que las de otras especies de lémures que habitan en los árboles. 

En la etapa adulta , estos lémures alcanzan una longitud corporal que varía entre los 39 a 46 centímetros, con un peso promedio de 2,2 kilogramos. Por su parte, las colas —que superan en longitud a sus cuerpos— tienen una extensión que oscila entre 56 y 63 centímetros.

¿Cómo se reproduce el lémur de cola anillada?

El portal Zoobotánico Jeréz —del Ayuntamiento de Jeréz— indica que en la época reproductiva todas las hembras del grupo entran en celo. Los machos se involucran en peleas enérgicas, que son ritualizadas y ocurren sin importar la jerarquía existente en el grupo.

Uno o varios machos fecundan a las hembras. Durante este proceso, permanecen de pie. Después de un lapso aproximado de cuatro meses y medio, es común que nazca una cría, aunque en situaciones excepcionales pueden ser dos. 

Estos recién nacidos llegan al mundo con pelaje completo y ojos abiertos.

Aunque en cuestión de días ya son capaces de trepar a los árboles, en los primeros catorce días suelen permanecer aferrados al vientre de la madre, antes de mudarse a su espalda.

La lactancia dura un aproximado de seis meses, aunque ya pueden ingerir alimentos sólidos al mes de nacidos. En ocasiones, las hembras se apoyan entre ellas para el cuidado de las crías y llegan a adoptarlas, en caso de que la madre falte.

La madurez sexual se alcanza en torno al año y medio, aunque la fecundación pueden producirse a partir de los dos años. En cautividad, estos lémures pueden vivir alrededor de 20 años, mientras que en libertad su esperanza de vida es un poco menor.

Un dato curioso sobre estos animales es que los machos utilizan sus glándulas odoríferas para luchar por el dominio, durante la temporada de apareamiento. Llena sus colas de pestilentes secreciones y luego las agitan al aire para demostrar poder a través de los fuertes olores. 

5. Nutria gigante (Pteronura brasiliensis)

Nutria gigante en la selva a orillas del río. Se trata de uno de los animales vivíparos con características asombrosas.
En la especie Pteronura brasiliensis tanto la hembra como el padre participan en el cuidado de las crías. Crédito: OSTILL/iStockphoto.

La ultima especie de animales vivíparos con características asombrosas de esta recopilación es la nutria gigante . Este mamífero semiacuático posee un cuerpo largo y amplio, con una longitud promedio de 1.8 metros y un peso cercano a los 32 kilogramos.

Su coloración es un tono marrón-chocolate y destaca por un parche amarillento en la zona de la garganta. Su pelaje es más corto en comparación con otras especies de nutrias, lo que le confiere un aspecto bastante distintivo. De hecho, su apariencia física es tan singular que, en ocasiones, puede ser confundida con otro tipo de animal.

En el libro La nutria Marina en el Sur de Perú , del año 2021, se establece una comparación entre la nutria marina de las costas de Perú y la nutria gigante. Esta última tiene un gruñido de confrontación muy peculiar, que suena similar a un estornudo. Por ello, se le reconoce como la más comunicativa y ruidosa entre todas las especies de nutrias.

Reproducción

Las hembras tienden a dar a luz a sus crías durante la temporada de sequía. Sus ciclos estrales se extienden a lo largo de 21 días y su período de actividad sexual se da entre el tercer y décimo día. Las nutrias gigantes son conocidas por elegir parejas y formar vínculos duraderos.

La duración de la gestación oscila entre 65 y 70 días. Esta culmina en el nacimiento de una a cinco crías, con un promedio de dos. Los intervalos entre cada parto han sido reportados entre 21 y 33 meses. Las crías nacen con abundante pelo para su protección y son ciegas: abren sus ojos al mes de nacimiento. 

Las hembras dan a luz en madrigueras que construyen antes del proceso y que su grupo familiar defiende. Estas guaridas se ubican, por lo general, en las proximidades de las riberas de los ríos y en zonas propicias para la pesca.

A lo largo de la crianza, los machos juegan un papel activo en el cuidado de las crías. Esto afianza los lazos familiares sólidos. Incluso, los hermanos mayores participan en este proceso.

Por lo general, las crías abren sus ojos alrededor del mes de nacimiento, empiezan a caminar al quinto día y logran nadar de forma adecuada después de 14 semanas. Dejan de amamantar a los nueve meses y comienzan a cazar por sí mismas poco después.

Las ventajas de la reproducción vivípara

Después de este recorrido por cinco animales vivíparos con características asombrosas, te habrás dado cuenta que la viviparidad ofrece una serie de ventajas cruciales, que han influido en la evolución de diversas especies.

En un mundo donde los depredadores acechan, este tipo de reproducción brinda resguardo a los embriones en desarrollo dentro del cuerpo materno. Los depredadores tienen menos acceso a las crías en gestación, en comparación con los huevos expuestos en el entorno externo. Este sistema reduce el riesgo de ser devorado en una etapa temprana de desarrollo y aumenta las posibilidades de supervivencia.

Otra ventaja clave es la capacidad para sortear condiciones climáticas adversas, sobre todo, en climas fríos. Al mantener a los embriones en el interior del cuerpo materno, se garantiza un entorno térmico más constante y cálido.

Esto es importante en lugares donde la puesta de huevos sería demasiado riesgosa, ya que los estos no pueden regular su temperatura de manera eficaz. Además, los huevos depositados en el medio ambiente están expuestos a una serie de peligros, como el daño mecánico o la desecación.

Esta adaptación evolutiva en la reproducción ha permitido la supervivencia y el éxito reproductivo en una variedad de ambientes desafiantes.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.