Grandes cetáceos

Laura Huelin · 7 enero, 2018
El origen de los cetáceos se remonta a unos 55 millones de años y durante este amplísimo periodo, y hasta la actualidad, se han extinguido muchísimas familias

Los cetáceos son un grupo de mamíferos acuáticos formado por unas 80 especies de distintos tamaños. En nuestros océanos encontramos dos subgrupos: misticetos (tienen barbas) y odoncetos (tienen dientes).

El origen de los cetáceos se remonta a unos 55 millones de años y, durante este amplísimo periodo hasta la actualidad, se han extinguido muchísimas familias.

Un ejemplo clásico de cetáceos son los delfines. Sin embargo, hoy queremos hablar de los grandes cetáceos, algunos de los seres vivos más grandes que han existido en nuestro planeta.

El cuerpo de los grandes cetáceos

Los cetáceos son mamíferos marinos que tienen forma de pez. Cuentan con dos aletas delanteras, que son restos de unas patas delanteras que tuvieron sus antepasados no acuáticos.

Por su parte, las patas traseras han desaparecido y tienen una enorme aleta trasera. También presentan una aleta dorsal, la que se encuentra encima del lomo. Dependiendo de la especie, se pueden reconocer únicamente por la forma de su aleta dorsal.

Como dato curioso, cabe resaltar que, cuando nacen, las crías tienen un poco de pelo, que lo pierden rápidamente al crecer. Cabe reseñar dos datos característicos: bajo la piel tienen una gran capa de grasa que les protege del frío de los océanos, y en la parte superior de la cabeza tienen un orificio por el que respiran, denominado espiráculo.

Especies de ballenas: ballena de Groenlandia

Subórdenes de los cetáceos

Como hemos constatado anteriormente, actualmente existen dos subórdenes del orden de los cetáceos: los misticetos y los odoncetos. Los misticetos no tienen dientes, sino barbas; por ejemplo, la ballena azul.

No son cazadores de presas grandes, si bien sí son carnívoras. Sus técnicas de caza les permiten alimentarse por filtrado o por arremetida: filtran con sus barbas, o acorralan a sus presas y las tragan, respectivamente

Los odoncetos son los cetáceos que sí tienen dientes, como las orcas. También son carnívoros y estos sí cazan presas grandes. Las orcas se alimentan de peces y mamíferos marinos, pero también de aves, focas, etc. Es un gran depredador y, depende de dónde viva, cazará un tipo diferente de presa.

Los dos subórdenes desarrollan diversas técnicas de caza e incluso  pueden cazar en grupo. Las ballenas jorobadas, por ejemplo, agitan el agua en grupo para crear remolinos y burbujas y confundir a los peces, que irremediablemente van a parar dentro de sus gigantescas fauces.

Las orcas, sin embargo, acorralan los bancos de arenques en la costa, les lanzan sonidos para confundirlos y, de esa forma,  hacer más compactos los bancos y engullirlos.

Localización y vida social de los grandes cetáceos

Las distintas especies de cetáceos se extienden por todos los océanos, aunque existen algunas de agua dulce que viven en lagos y ríos. Otras viajan por todo el planeta, como las orcas y las ballenas azules. incluso algunas viven en un sitio determinado y nunca lo abandonan, como la marsopa de California.

Muchas de las ballenas barbadas hacen largas migraciones, de miles de kilómetros. Por ejemplo, la ballena jorobada vive habitualmente en las regiones polares, pero en invierno viaja a la altura del Ecuador para aparearse o parir.

Mamíferos marinos: ballena

Todavía no se sabe cómo los grandes cetáceos consiguen orientarse al hacer migraciones tan largas. Se especula que pueden guiarse por el campo magnético de la Tierra, o bien porque siguen las  corrientes marinas.

Especies de grandes cetáceos

La ballena azul es el animal más grande que ha existido, más grande aún que los dinosaurios. En cambio, hay delfines que son del tamaño de un ser humano. Los más grandes cetáceos son:

  • La ballena franca pigmea, la más pequeña de las ballenas. Es difícil de localizar y no se sabe mucho de ella, pero se estima que puede medir solamente seis metros y pesar tres toneladas y media.
  • La ballena jorobada puede medir hasta 16 metros y pesar alrededor de 36 toneladas. Se mueven por todos los océanos, y se alimentan únicamente en verano en las regiones del Ecuador. No está en peligro de extinción, sobretodo gracias al auge del turismo de avistamiento y a la vigilancia de sus poblaciones.
  • La ballena boreal carece de aleta dorsal, tan propia del resto de cetáceos. Puede llegar a medir hasta 18 metros y pesar unas 100 toneladas. Son de color gris o negro y tienen machas blancas bajo la cabeza y alrededor de la cola. Vive en los océanos polares del norte del planeta.

Especies de cetáceos gigantes

  • El basilosauro es una especie de cetáceo extinta. Se cree que vivía en todos los océanos y que no podría pasar demasiado tiempo sumergido. Se estima que median entre 15 y 18 metros de largo. Podrían pesar entre 60 y 80 toneladas. En su época, era el animal más grande que existía.
  • El cachalote es el animal con el cerebro más grande. Es el depredador más grande que existe y realiza el sonido más fuerte emitido por un animal. Puede medir unos 20 metros y puede pesar hasta 57 toneladas. Se encuentra en las aguas de cualquier lugar del planeta, pero prefiere las aguas tropicales o subtropicales. Están en ligero peligro de extinción, aunque se desconoce el tamaño de su población.
Ballena azul en el mar

  • La ballena azul es el animal de mayor tamaño del que se haya tenido constancia en toda la historia. Pueden medir hasta 27 metros de longitud y pesar más de 120 toneladas. Hay constancia de ejemplares de 30 metros y 170 toneladas.

Por desgracia, los barcos balleneros las llevaron casi a la extinción a principios del siglo XX.  Actualmente está prohibida su caza y, afortunadamente, sus poblaciones se están recuperando, gracias a las leyes de protección.