7 consejos para criar pollos en la ciudad

Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
12 mayo, 2019
Primero fueron los huertos comunitarios, y ahora podemos traer el campo a casa con los gallineros urbanos

Hace años comenzaron los huertos urbanos en las ciudades como estrategia para conseguir buenas frutas y verduras sin pesticidas ni otros productos químicos. Ahora también los gallineros forman parte del paisaje urbano. Las gallinas son seres vivos y, si vamos a instalar un gallinero en la ciudad, tenemos que mantenerlas en las mejores condiciones posibles. Aquí van unos cuantos consejos para criar pollos en la ciudad:

1. Antes de planear nada, revisa la legislación de tu localidad

En el BOE puedes encontrar el Real Decreto 3/2002, de 11 de enero, por el que se establecen las normas mínimas de protección de las gallinas ponedoras. En este decreto se indica la especie, los requisitos del gallinero y las condiciones en las que se deben tener a estos animales.

Jerarquía en el gallinero

Comprueba que dispones del espacio suficiente para instalar el gallinero y del tiempo necesario para el cuidado de las aves.

2. Realiza un presupuesto

Calcula los gastos que supondrá montar el gallinero, comprar las gallinas, los materiales, piensos y nidos. Tras este cálculo, realiza otro mensual de gastos de comida, cuidados veterinarios, desperfectos, etc. Es muy importante saber si puedes abordar todos los gastos antes de construir el gallinero.

Gallina y sus huevos

También es necesario conocer una aproximación de la producción de huevos que quieres conseguir para no adquirir más gallinas de la cuenta. Las gallinas ponen huevos hasta llenar el nido, de forma que si extraemos alguno esto afectará a la producción. En general, las gallinas llegan a poner unos 300 huevos al año, casi uno al día.

4. Construye el gallinero

Para construir un gallinero debes tener en cuenta las condiciones climáticas del lugar. El gallinero debe ser seguro y cómodo para tus gallinas. Además, es importante que haya una buena ventilación en la instalación.

Gallinero

Te hemos preparado una lista con los materiales más básicos:

  • Estructura de un material que aguante bien a la intemperie. Por ejemplo, acero galvanizado y planchas de PVC o madera tratada. Lo mejor es que el techo sea impermeable.
  • Malla de gallinero. Para cercar un perímetro al aire libre donde puedan comer, andar y picotear. Dividir los espacios es muy importante para la salud de nuestras gallinas. En el exterior comerán, beberán, andarán y picotearán el suelo. El interior solo lo usarán para dormir y poner huevos.
  • Perchas o palos posaderos. A una altura a la que puedan subir fácilmente para dormir.
  • Nidos. De un material cómodo, que mantenga el calor y desechable. Por ejemplo, paja o agujas de pino.
  • Cajones para nidos.
  • Sustrato desechable para el suelo. El suelo del gallinero suele ensuciarse a diario por excrementos y plumas. Lo mejor es colocar un sustrato que puedas desechar como la viruta de madera prensada.
  • Comederos y bebederos. En el cercado exterior para tener más espacio.

Si no estás dispuesto a hacer el gallinero desde cero, venden gallineros prefabricados de distintos diseños y materiales. Eso sí, asegúrate de que cumple los requerimientos para tus futuras gallinas.

3. Elige bien a las gallinas

Si vas a criar pollos, necesitarás un gallo que fecunde los huevos. Igualmente, tendrás que consultar la legislación, ya que los gallos no son tan silenciosos como las gallinas y puede generar conflicto con los vecinos.

Razas de gallinas

Existen diferentes razas de gallinas: ponedoras, autóctonas, camperas, cruces entre razas o ‘híbridas’… Cada tipo de gallina tiene sus peculiaridades. Verifica que el sitio donde las adquieras sea de confianza.

5. Dales espacio suficiente

La distancia entre nido y nido es importante, así como que tengan un espacio al aire libre donde puedan andar durante el día. El área para los nidos debe ser de al menos 30 cm2 por cada cuatro gallinas. El gallinero tiene que estar algo elevado para evitar la humedad.

Gallina al aire libre

6. Mantén todo limpio y revisa que tengan agua y comida

Asegúrate siempre de que tengan agua limpia y fresca a su disposición. Retira los excrementos y plumas del suelo. Comprueba que estén comiendo a diario y permanece atento a cambios en su comportamiento. Cuenta a tus gallinas cada día y observa si no tienen heridas –por picaje– y si sus plumas están bien.

Cuidados del gallinero

7. Contacta con un veterinario si observas problemas de salud

La coccidiosis es una enfermedad muy común en aves domésticas. Los coccidios son parásitos que afectan al tracto intestinal en las gallinas. Si observas síntomas, llama a un veterinario y aísla a las gallinas afectadas, pues es muy contagioso. Desinfecta el gallinero y lávate bien las manos.

Gallina enferma

Como has visto, criar pollos, gallinas u otras aves en la ciudad no es nada fácil. Antes de hacerlo tienes que estar muy seguro de poder cumplir con todos los requisitos que necesitarán tus animales.

  • Real Decreto 3/2002, de 11 de enero, por el que se establecen las normas mínimas de protección de las gallinas ponedoras. BOE.es
  • Parra, S. La razón de que las gallinas pongan un huevo cada día. Xatakaciencia.com (2016)
  • Razas de Gallinas en Venta. Finca Casarejo. Fincacasarejo.com
  • ¿Cómo hacer un gallinero?. comunidad.leroymerlin.es