¿Cómo elegir el gallinero perfecto para tus gallinas?

25 marzo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
¿Cuántas gallinas estarán en el gallinero que estás planificando? ¿De cuánto espacio dispones para ello? ¿Cuál es el material más adecuado? Son preguntas importantes a las que es necesario responder para elegir el gallinero adecuado

Para iniciarse en la cría de gallinas, una de las primeras acciones será adquirir un gallinero adecuado, donde las aves puedan descansar y refugiarse. Esta elección deberá considerar la cantidad y el tamaño de las gallinas, así como las características del ambiente donde se criarán. A continuación, resumimos algunos consejos para elegir el gallinero perfecto para tus gallinas:

5 consejos para elegir el gallinero perfecto para tus gallinas

Si estás pensando en tener huevos frescos cada día para tu cocina, ten en cuenta estos tips:

1. ¿Cuántas gallinas pretendes criar en cada gallinero?

La planificación es todo cuando se trata de elegir el gallinero ideal para tus gallinas. Uno de los pasos más importantes será definir la cantidad de aves que habrá en el gallinero. A fin de cuentas, existen gallineros de varios tamaños disponibles en el mercado y será necesario inclinarse por aquel que brinde un espacio cómodo a las aves.

En líneas generales, se recomienda calcular un espacio mínimo de un metro cuadrado para cuatro o cinco gallinas. En las tiendas especializadas se pueden encontrar desde ‘mini gallineros’ para 8 a 10 aves hasta gallineros amplios y pesados que pueden albergar hasta 30 gallinas.

Recuerda que las aves necesitan espacio para desarrollarse plenamente y mantener un comportamiento equilibrado. Además, te recomendamos inclinarte por gallineros construidos en materiales resistentes y de alta durabilidad.

2. ¿Dónde se ubicará tu gallinero?

La ubicación del gallinero y las condiciones del ambiente también juegan un papel clave en la elección del mejor producto. Si el gallinero va a quedar al aire libre, deberá contar con una habitación techada donde las aves puedan protegerse de la lluvia. Además, es esencial poner atención al microclima de tu región.

Cuidados del gallinero

Las gallinas son sensibles al frío y a los cambios climáticos, por lo que pueden enfermar con facilidad en caso de que no cuenten con un refugio apropiado. Por ello, si tu región tiene inviernos muy duros, será indispensable contar con un gallinero que tenga al menos una habitación calefactada.

Actualmente, muchas marcas ya producen variantes de gallineros ‘de invierno’ y ‘de verano’, pero sus precios suelen ser elevados. Existen gallineros de madera contrachapada que resultan muy atractivos por su precio. No obstante, solo son apropiados para climas más cálidos.

3. Considera la necesidad de trasladar el gallinero

Eventualmente, puede ser necesario mover tu gallinero de lugar, ya sea por una mudanza, una eventual reforma o para realizar una higienización más profunda. Con ello en mente, muchos criadores experimentados optan por adquirir gallineros móviles que se trasladan fácilmente.

En los comercios especializados, hay una importante variedad de gallineros móviles, algunos más compactos, otros más elaborados. No obstante, la variedad más exitosa son las estructuras en forma de carretilla, las cuales se instalan sobre un marco uniaxial provisto de ruedas.

Otra excelente, pero un poco más costosa y amplia, son los gallineros de estilo remolque. Estas estructuras ya son fabricadas con unos pequeños rodillos que facilitan su transporte, así que son usadas inclusive para la exportación de aves entre diferentes establecimientos.

4. No olvides enriquecer tu gallinero

Dependiendo de la finalidad de la crianza de las gallinas, el gallinero deberá enriquecerse con determinados accesorios. Sin lugar a dudas, el más importante de ellos es con respecto a la postura de huevos, un proceso esencial para estas aves.

Las gallinas ponen huevos todos los días

Las gallinas necesitan contar con un refugio dentro del gallinero donde se sientan cómodas y seguras para poner sus huevos. Por ello, se hace necesaria la instalación de nidos que deberán medir al menos 25 x 25 centímetros y contener paja en su interior.

El gallinero también debe tener una habitación donde las aves descansen para reponer energías.  Para ello, se instalan una especie de perchas que las aves utilizan para dormir. Además, se necesita definir la zona de alimentación y asegurar que quede a una distancia mínima de las zonas de descanso y de deposiciones.

Adicionalmente, se aconseja la incorporación de un arenero de buen tamaño al gallinero, ya que las gallinas disfrutarán y se asearán en la arena. Y es un accesorio muy fácil de instalar.

5. Planifica tu presupuesto con tiempo

Para elegir el gallinero perfecto para tus gallinas, también será indispensable cierta solvencia económica. Para hacerte una idea: adquirir y equipar un gallinero puede costar entre 300 y 700 euros, dependiendo de su tamaño y calidad. Todo ello sin mencionar el coste de adquirir las gallinas y brindarles los cuidados necesarios en cuanto a higiene y salud.

Por esta razón, antes de decidir iniciarte en esta actividad, recuerda planificar bien tu presupuesto y analizar los pros y los contras de invertir en la crianza de gallinas.