¿Cuál es la causa de la coccidiosis en los pollos?

María Eugenia Thomas · 1 abril, 2019
Uno de los desafíos que enfrentan los propietarios de pollos es la amenaza de una enfermedad común y potencialmente devastadora, llamada coccidiosis, pero una vez que se comprende qué lo causa y cómo se propaga, puedes sentirte más seguro acerca de tu capacidad para limitar su impacto

La coccidiosis en los pollos es causada por un parásito microscópico llamado coccidia, que se transmite a través de los excrementos de las aves infectadas. En otras palabras, en cualquier lugar que haya un rastro microscópico de caca de ave –un bebedero, un comedero o en la cama– casi con seguridad hay coccidia presente.

Los síntomas de la coccidiosis incluyen pérdida de peso, palidez, plumas erizadas, depresión, amontonamiento, falta de voluntad para comer y diarrea acuosa o sanguinolenta. Todas las aves están en riesgo, pero los ejemplares en crecimiento y los adultos jóvenes de tres a cinco semanas de edad parecen más susceptibles.

Buena salud

La buena noticia es que los pollos y gallinas, por lo general, gozan de una salud relativamente buena y sistemas inmunológicos fuertes. Estas aves están ‘equipadas’ para protegerse contra la coccidiosis, siempre que no se estresen ni se expongan a condiciones insalubres. Un caso leve puede incluso pasar desapercibido. Una vez que el ave sobrevive a un brote, será inmune a ese organismo de coccidia en particular (existen nueve especies diferentes).

La otra buena noticia es que cada especie de coccidia es ‘específica del huésped’. Eso significa que el tipo de coccidia que podría infectar a los pavos no es el mismo tipo que podría infectar a los pollos (o gansos o codornices, etc.). Así que la coccidiosis en los pollos no se puede transmitir a un ganso, pero sí puede propagarse de pollo a pollo.

Cuando se permite que la coccidiosis en los pollos prolifere sin control, invade el revestimiento de los intestinos causando daño tisular e interfiriendo con la absorción de nutrientes. Esto puede ser devastador para un ave.

Cómo prevenir la coccidiosis en los pollos

Una de las mejores maneras de prevenir un brote de coccidiosis en los pollos de tu corral es practicar el saneamiento responsable y el correcto manejo de la basura. Los coccidios prosperan en condiciones húmedas y cálidas, por lo que la basura húmeda alrededor del bebedero es un paraíso para estos y muchos otros parásitos.

Lo creas o no, cuando las condiciones son las adecuadas, los coccidios pueden sobrevivir hasta cuatro años fuera del cuerpo de un ave. Y estos pequeños organismos resistentes pueden transmitirse a través de botas, equipos, insectos y roedores. Por lo tanto, vas a necesitar un enfoque de varios niveles para minimizar la amenaza.

Sugerencias

  • Mantén las instalaciones lo más secas posible. La coccidia ama la humedad.
  • Nunca introduzcas nuevas aves adultas en el corral. Las aves que parecen sanas pueden ser portadoras de una serie de enfermedades mortales. Ponlas en cuarentena primero.
  • Cría los pollitos en aislamiento. Las aves maduras pueden transmitir enfermedades y parásitos a las aves jóvenes vulnerables.
  • Limpia y desinfecta a fondo cualquier equipo con el que los pollitos entrarán en contacto. Una vez que estén secos, coloca de cuatro a seis pulgadas de material de hojarasca seca y fresca –virutas de madera o un material de lecho absorbente comercial– en el piso.
  • Proporciona agua limpia en todo momento. Si es posible, eleva el bebedero ligeramente y límpialo con mucha frecuencia. Si no estuvieras dispuesto a beber el agua tú mismo, no está lo suficientemente limpio.
  • Nunca dejes que el bebedero se seque, pues obligará a las aves a buscar agua en los charcos, que casi con seguridad están contaminados.
  • Deja que la luz del sol haga algo del trabajo. Las coccidias odian la luz del sol y este actúa como un desinfectante natural. Incorpora la mayor cantidad posible de luz solar natural en tu criadora.
  • Pregúntale a tu veterinario acerca de la vacunación. Existe una vacuna comercial contra la coccidiosis en los pollos, pero no es beneficiosa para todas las bandadas.
Gallinas en el gallinero

Recuerda: la exposición a la coccidia no es la amenaza, pues francamente es inevitable; incluso las aves silvestres llevan coccidia. La grave amenaza proviene de la sobreexposición prolongada a los coccidios en un ambiente estresante e insalubre que puede abrumar el sistema inmunológico de un ave.

Buena nutrición

Hay otra arma importante que puedes emplear como parte de la defensa en múltiples niveles contra la coccidiosis en los pollos: los alimentos medicados que contienen un coccidiostático que controla el crecimiento de coccidios en el tracto digestivo.

Estos alimentos proporcionan una dieta completa y equilibrada para las aves para las que fueron diseñados; no son necesarios otros complementos alimenticios. Cuando consideras que un sistema inmunológico fuerte es la mejor defensa natural de un ave contra los coccidios y otras enfermedades, invertir en una buena nutrición desde el principio es una forma inteligente de garantizar la salud de tu corral.