Alerta sobre un nuevo brote de gripe aviar

Francisco María García · 28 enero, 2019
Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2011, la gripe aviar ya habría provocado 310 muertes en 2003

También conocida como gripe aviaria, la gripe aviar es una patología viral, infecciosa y altamente contagiosa. Por ello, la alerta de la ONU sobre la posibilidad de un nuevo brote de gripe aviar ha alarmado a las autoridades de salud internacionales.

¿A qué animales puede afectar la gripe aviar?

La gripe aviar puede afectar diversas especies de aves y mamíferos, inclusive los animales de compañía, de granja y los seres humanos; también es altamente contagiosa.

El agente causante de esta enfermedad son los subtipos H5 y H7 de los virus Influenza pertenecientes al género A. Estos microorganismos afectan con especial facilidad a las aves gallináceas; por ello, la gripe aviar también se conoce como ‘enfermedad del pollo’.

El primer reporte oficial de esta enfermedad sucedió en Italia a mediados del siglo XX, y se expandió aceleradamente por todo el planeta. Debido a su letalidad y elevado riesgo de contaminación, se considera como una zoonosis alarmante por la Salud Pública.

¿Cómo se da el contagio de la gripe aviaria?

La transmisión de la gripe aviar es muy intensa en las granjas y los campos dedicados a la crianza de aves. Las aves infectadas eliminan el virus por medio de sus fluidos respiratorios y también por sus heces.

Por lo tanto, la principal forma de contagio se da a través del contacto directo con las deposiciones y secreciones de los animales contaminados.

Virus Influenza

No obstante, dichos agentes patógenos también pueden difundirse fácilmente por la vía aérea. Así mismo, el contacto con objetos, alimentos o líquidos contaminados también puede constituir una forma de contagio de la gripe aviar.

¿Cómo afecta al ser humano la gripe aviar?  

En teoría, la gripe aviar no debería infectar a los seres humanos. Los casos diagnosticados en personas ocurren a partir de unas mutaciones anómalas e impredecibles de algunos subtipos de virus de la familia Influenza.

Los primeros casos de gripe aviar en seres humanos fueron diagnosticados en 1997, en Hong Kong. En esta época, la única forma de controlar una posible pandemia fue realizar el sacrificio de millones de aves domésticas.

Sin embargo, esta medida fue urgente y paliativa, ya que no se logra extinguir los agentes patógenos o controlar sus mutaciones. Por esta razón, las autoridades de salud internaciones permanecen alerta para la posibilidad de un nuevo brote de gripe aviar. Según los datos ofrecidos por la OMS en 2011, la gripe aviar ya había afectado a más de 560 personas desde 2003, y se registraron aproximadamente 310 muertes.

Síntomas de la gripe aviar en seres humanos

Los primeros síntomas de la gripe aviar en seres humanos suelen ser similares a los indicios clásicos de una simple gripe, tales como:

  • Dolores musculares
  • Fiebre
  • Tos
  • Malestar, dolor o inflamación en la garganta
  • Cansancio excesivo o falta de energía

No obstante, cuando la enfermedad avanza, aparecen síntomas más específicos y se eleva el riesgo de desarrollar un problema respiratorio severo, como una neumonía.

Gripe del pollo

Cabe resaltar que los síntomas de la gripe aviar avanzan rápidamente, lo que puede llevar a un decaimiento general de la salud del paciente en pocos días. Por ello, es esencial acudir al hospital o centro de salud al detectar cualquier síntoma ya mencionado.

La alerta de la ONU sobre un nuevo brote de gripe aviar en el mundo

Desde 2017, la Organización Mundial de Salud (OMS) mantiene una especie de alerta preventiva para una posible pandemia de gripe aviar. Ello podría suceder por culpa de los riesgos generados por la alta migración de los serotipos H5N1 del virus Influenza a todos los continentes.

No obstante, un reciente alerta de la ONU sobre la posibilidad de un nuevo brote de gripe aviar ha alarmado a las autoridades internacionales. Según apunta la Organización de las Naciones Unidas para la alimentación (FAO), una variante altamente patógena del virus H5N1 prolifera aceleradamente en los países asiáticos.

En la actualidad, las autoridades de salud y los servicios veterinarios de Vietnam están en estado de alerta por esta anómala mutación, que representa un “riesgo impredecible para la salud humana”, como afirma la FAO.

Además de poner en riesgo la población local, un nuevo brote de gripe aviar en Vietnam también afectaría rápidamente a Camboya, Malasia y Tailandia. Si se consigue controlar su proliferación, podría llegar también a la península de Corea y Japón.

La FAO también afirma que los países donde el virus H5N1 ya está asentado firmemente podrían enfrentar consecuencias más severas en la salud de su población. Este es el caso de China, India, Indonesia, Vietnam y Egipto, los cuales deben estar especialmente atentos a un nuevo brote de gripe aviar.