Cuidado de los perros con el virus zika

Yamila · 15 septiembre, 2018
Existiendo la más remota posibilidad de contagio entre canes y personas, es fundamental la prevención basada en el uso de repelentes y aromáticas, aunque lo mejor será no visitar aquellas áreas tropicales en las que abundan los mosquitos que portan el virus zika

No se sabe demasiado sobre el zika, una enfermedad transmitida por la picadura de un mosquito, pero sí que es necesario tomar precauciones si viajamos a ciertos países. Ahora bien, ¿qué sucede con las mascotas? En este artículo te contaremos lo que debes saber sobre el cuidado de los perros con el virus zika.

El virus zika: datos importantes

Como primera medida, es fundamental tener información sobre el virus del zika, el cual puede afectar a cualquier persona y, según los últimos datos, a algunos animales. Si bien hace poco que aparece en los medios de comunicación, esta enfermedad surgió en los años 40 en Uganda. En ese momento se le restó importancia, ya que en la mayoría de las personas no presentaba síntomas.

Más cerca en el tiempo, se investigó sobre la incidencia de la picadura de un mosquito infectado en los seres humanos. Los signos de contagio son fiebre, conjuntivitis, migrañas, dolor muscular y de articulaciones, bastante similar a los de un resfriado fuerte. Con un tratamiento médico específico, la recuperación es exitosa en la gran mayoría de los casos.

Ahora bien, el problema surgió cuando cada vez más personas se contagiaban y después una teoría científica afirmase que el zika podía causar defectos congénitos como la microcefalia. Por ello es que la enfermedad se volvió una amenaza para las embarazadas.

¿Perros con el virus zika?

Por el momento no se sabe mucho sobre el virus, ni por qué se extiende con tanta rapidez. Debido a que el mosquito pica sin distinción a una persona o a un primate, también podemos pensar que puede transmitir la enfermedad a una mascota y esta, a su vez, contagiar a sus dueños.

Sin embargo, no existen estudios que demuestren la transmisión del virus del zika entre mamíferos. Incluso en el caso del mono rhesus –habitante de la selva ugandesa– que puede infectarse con mayor rapidez debido al contacto con el mosquito, no hay pruebas que afirmen que pueda transmitir la enfermedad a otros animales.

Picaduras de mosquito en perros

Es importante no entrar en pánico ante la posibilidad de que nuestro perro sea picado por el insecto, ni tampoco dejar de lado a los animales callejeros por temor a que tengan la enfermedad.

Lo fundamental es prevenir la proliferación de mosquitos en casa y de evitar que nuestras mascotas sean picadas por ellos. Ten en cuenta que estos ‘actúan’ durante el día, por lo que debes estar atento cuando se encuentran al aire libre con tu mascota. Algunas recomendaciones:

1. Ponle repelente de insectos

En las tiendas para mascotas se venden diferentes productos para perros y gatos que se aplican con un spray muy fácilmente. Presta atención para que no le entre el líquido en los ojos o en la boca y no eches mucha cantidad.

No se recomienda emplear un repelente para personas, ya que puede contener ingredientes que son tóxicos para la piel del animal o si lo lame.

Incluso puedes preparar tu propio repelente para insectos con dos gotas de aceite de citronella, dos de lavanda y una taza de agua. Coloca en un atomizador y rocía sobre el animal, así como también en su cama y los ambientes donde se encuentra tu mascota. ¡También lo puedes usar sobre tu piel!

Enfermedades en perros por picadura de mosquito

2. Ten plantas aromáticas en casa

Si cuentas con un jardín o patio procura tener aquellas plantas que eviten que los mosquitos –y otros insectos– se acerquen. Nos referimos no solo a la citronella o a la lavanda, sino también a la menta, el orégano, la albahaca o el romero. Además, se pueden usar para cocinar… ¡y le dan un aroma delicioso a los espacios abiertos!

3. No dejes agua en reposo

El mosquito Aedes –al igual que otras especies– utiliza el agua para depositar sus huevos. Las larvas se desarrollan en estos espacios, por lo cual es muy importante retirarlos. Por ejemplo, si tienes algún recipiente que haya acumulado agua de lluvia, el bebedero del perro o hasta un sitio donde reposa el agua que no drena –charcos– debes limpiarlos muy bien.

Por último, te recomendamos que no viajes a sitios donde haya muchos casos de zika, sobre todo áreas tropicales y selváticas. No han sido detectados aún perros con el virus, pero mejor previene y no lo lleves a dichas zonas para evitar el contagio.

Pizzi, H., & Páez, M. (2016). La explosión del virus de Zika. La Explosión Del Virus de Zika.