El zorro rojo: todo sobre la especie

Se trata de un cánido emparentado con el lobo y con el perro, si bien es naturaleza huidiza y de hábitos nocturnos; tiene un gran capacidad de adaptación a hábitats muy diferentes

En las fábulas, el zorro rojo siempre aparece representando la astucia y la inteligencia. Así es como percibimos a uno de los animales que pueblan los bosques de gran parte de nuestro planeta y que es tan admirado y perseguido a la vez.

Características del zorro rojo

El zorro rojo o zorro común es un cánido, es decir, está emparentado con los lobos pero también con los perros. Es de un tamaño mediano: mide desde la cabeza hasta el inicio de la cola unos 70 centímetros; la cola puede medir por sí misma 40 o 50 más.

Se le llama ‘zorro rojo’ porque habitualmente es de un color anaranjado, pero en realidad puede aparecer en muchos otros colores, como el pardo, el gris o el blanco. En su color más común tiene las puntas de las orejas y las patas de color negro; el pecho y el vientre son blancos.

Físicamente, destacan sus grandes orejas. En comparación con otros cánidos, tiene el morro alargado y fino, mucho más estrecho en la punta que en la base. Y desde luego, es característica su frondosa cola, que puede llegar a medir la mitad que su cuerpo.

Zorro rojo: comportamiento

Al contrario que muchos otros mamífero, sus pupilas son alargadas y verticales en vez de circulares. Es un animal nocturno, aunque cuando hay poca luz no tiene una gran visión y se guía fundamentalmente por el olfato y el oído.

Comportamiento del zorro rojo

Como nos dicen los cuentos populares, el zorro rojo es un animal inteligente con una gran capacidad adaptativa: su hábitat natural es el bosque, pero también es capaz de vivir en zonas pobladas por humanos, ya que conseguir comida es mucho más sencillo.

Son animales crepusculares y con tendencia a ser nocturnos; esto es: son animales que tienen su período de mayor actividad durante la puesta del sol y prefieren desarrollar su vida durante la noche. En zonas urbanizadas en las que hay luz articifial es muy común encontrarlos a altas horas de la noche.

Son animales rápidos y ágiles que viven en solitario o por parejas. Son seres territoriales y no les gusta vivir en grupos, por lo que marcan con un olor característico los límites de su territorio. Pueden llegar a vivir por parejas o en familia cuando hay cachorros, pero cuando son adultos es poco frecuente.

Zorro rojo: hábitat

Durante el día descansa en madrigueras, y pueden tener más de una en su territorio. Estos resguardos pueden excavarlos ellos mismos, aprovechar agujeros o salientes naturales o arrebatárselos a otros animales, como tejones o conejos.

No tienen los músculos necesarios para hacer muchos movimientos faciales imprescindibles en la comunicación entre otros cánidos, así que han desarrollado otros métodos: tienen un gran variedad de sonidos que pueden emitir. También se pueden comunicar mediante su cola y mediante los olores que dejan en su territorio.

Hábitat del zorro rojo

El hábitat principal del zorro rojo es el bosque, aunque pueden adaptarse y vivir en terrenos abiertos también. En las últimas décadas, además, están apareciendo en zonas urbanas: es común verlos por las calles de pueblos rurales o en las urbanizaciones que rodean las grandes ciudades.

El zorro rojo se extiende por una gran parte del planeta: están en Norteamérica, por toda Europa y una gran parte de Asia. Hay una pequeña población en el norte de África y se introdujo de manera artificial en Australia, donde está provocando problemas a la fauna autóctona.

Alimentación del zorro rojo

Este cánido es un animal omnívoro, es decir, puede ingerir todo tipo de alimentos. Es un animal oportunista que aprovechará la comida que encuentre y cazará los animales que haya en el lugar donde se encuentre.

Zorro rojo: alimentación

En la mayor parte de sus hábitats, el zorro rojo es un cazador activo que se alimenta de pequeños mamíferos como ratones o musarañas; también puede cazar insectos o pájaros pequeños.

Sin embargo, es capaz de atacar nidos para comerse los huevos; si vive en una zona marítima irá a las playas a buscar marisco y moluscos e incluso a pescar algún pez; si está en una zona húmeda puede cazar anfibios como ranas o lagartos.

Este animal tiene una capacidad de adaptación tan grande que es capaz de alimentarse de casi todo lo que encuentra. En zonas en las que convive con humanos suelen revolver en la basura y aprovechar los restos de alimentos desechados por las personas.

El zorro rojo es un curioso e inteligente animal, que gracias a su capacidad de adaptación ha conseguido sobrevivir en lugares en los que han desaparecido otros cánidos; además de extenderse por casi todo el planeta y prosperar en ambientes hostiles en los que ha sido introducido de manera artificial.

Te puede gustar