Todo sobre los conejos holland lop

Se trata de una raza ideal para tener como mascota, tanto por su tamaño como por su carácter, de ahí que cada vez sea más popular; los cuidados que precisa son sencillos y goza de una genética que le otorga una salud de hierro

Con sus orejas caídas y su mirada tierna, los conejos holland lop son cada vez más elegidos como mascotas en todo el mundo. Además tienen un temperamento tranquilo, se llevan bien con niños y otras mascotas, y son de pequeño tamaño. Aprende todo sobre ellos en el siguiente artículo.

Características de los conejos holland lop

Esta raza surgió en los años 50 en Holanda gracias a un criador llamado Adriann de Cock, al combinar un lop francés y un dwarf holandés. Tras varias camadas, consiguió que las orejas de los conejos holland lop estuviesen caídas.

Esta raza de conejos enanos pesan alrededor de dos kilos como máximo, tienen cuerpo corto y ancho, más bien ‘compacto’, y se sientan como los gatos: sobre las patas traseras y ligeramente encima de las delanteras.

Aunque sean de pequeño tamaño, el cuerpo es musculoso y macizo, con hombros y pecho ‘mullidos’, y cabeza redondeada con cuello corto casi inexistente.

Sin lugar a dudas, la principal característica física de los holland lop son sus orejas de tres centímetros de largo que, a diferencia de los demás conejos o liebres están caídas a los costados, muy cerca de los ojos y cubiertas de pelo.

Conejos divertidos

Colores y pelaje de los conejos holland lop

Denso y sedoso, el pelo de esta raza de conejos debe ser cepillado y aseado periódicamente para mantenerlo en buenas condiciones. Además, es normal que se le caiga en los meses de primavera.

En cuanto a los colores del manto, pueden ser muy diversos, pero se clasifican en dos grupos: sólidos –de un solo tono– y rotos –con ‘parches’ de uno o más colores– con los blancos, marrones, grises y negros como más habituales. También hay anaranjados, chocolate y beige.

Comportamiento de los holland lop

Se trata de una raza de conejos realmente bonita y adorable, ideal para convertirse en mascota, porque además son animales muy cariñosos y tranquilos. Activos y juguetones, necesitan una jaula bastante grande para poder moverse con comodidad.

Ten en cuenta que los ejemplares hembra son algo asustadizas con las personas y también inquietas cuando las llevamos en brazos.

Cuidados de un conejo holland lop

Si estás interesado en tener un holland lop como mascota, ten presente que se trata de un animal limpio, sociable y algo tímido al principio. Para que confíe puedes darle un poco de comida: zanahoria, pera, manzana, alfalfa, diente de león, menta o salvia son sus favoritos.

Sustrato para jaula de conejo

Dentro de la dieta del conejo –que es herbívorono puede faltar el forraje seco y el alimento concentrado que se compra en las tiendas para mascotas. Estos le ayudarán a que sus dientes no crezcan más de lo necesario y que su sistema digestivo se equilibre. No debemos olvidar ponerle agua fresca a diario.

Los conejos holland lop viven en una jaula dentro de casa, la cual debe tener como mínimo 70 cm² y, al menos, hay que sacarlos al aire libre una vez al día, sobre todo si tenemos a nuestro alcance el parque, un jardín o un patio. ¡Y pueden divertirse corriendo un rato o jugando con algún accesorio especial para mascotas!

No olvides que se trata de un animal mucho más activo por las noches, que duerme bastante durante el día y a veces con los ojos abiertos. Trata de sacarlo ‘de paseo’ al anochecer o amanecer, cuando hace menos calor, porque sufren bastante las altas temperaturas.

Aunque se ensucien con barro, comida o excrementos, no es recomendable bañarles: esto destruye su capa de pelo natural y es malo para la piel. No te preocupes, ya que se aseará él mismo.

Los conejos holland lop no padecen ninguna enfermedad de tipo hereditario, aunque necesita visitas anuales al veterinario para asegurarse de que está sano y fuerte. La esterilización temprana puede extender la vida del animal –hasta los 15 años– y mejorar su salud.

Te puede gustar