La liebre, en peligro de extinción

Utilizadas como señuelo en carreras de galgos, estos mamíferos tan parecidos a los conejos están amenazados por la caza o la alteración de su hábitat, entre otras razones

La liebre es un mamífero proveniente de la misma familia que los conejos. Su caza deportiva es popular en algunos lugares de Europa y América del Sur. Esta práctica se ha convertido en la principal razón por la que se encuentra en peligro de extinción.

A pesar de su fama por ser grandes reproductores, las especies de liebre han disminuido considerablemente y se han activado las alertas de ambientalistas para el rescate de este animal. Para ello es importante tomar acciones que disminuyan el impacto del hombre en su hábitat.

La liebre

Las liebres pueden tener un peso entre tres y cuatro kilogramos y su talla varía de acuerdo al tipo de especie. Lo mismo ocurre con el color y largo de su pelaje, que utilizan para camuflarse ante posibles depredadores.

Existen alrededor de 80 especies de ‘lagomorfos’, nombre que se le da a este tipo de mamíferos. En España encontramos varias especies diferentes, mientras que en América, Asia y África –sobre todo en Sudáfrica– encontramos otras con sus características específicas

A diferencia de los conejos, la fisonomía de las liebres es mucho más estilizada; tienen las patas más largas y así ser más rápidas, y lo mismo ocurre con sus  orejas. Por estas características especiales, en tiempos pasados se utilizaban como señuelos en las carreras de galgos.

Hábitos de la liebre en peligro de extinción

Las liebres se alimentan exclusivamente de plantas y vegetales. El tipo de especie también indica el lugar en el que habitan. Algunas se encuentran en zonas boscosas, valles y montañas; normalmente, las encontraremos en grandes extensiones de terrenos.

Liebre: hábitos y alimentación

Son animales solitarios que viven en madrigueras subterráneas y se agrupan solo durante la época de celo. Aunque pueden ser veloces, su rutina para buscar alimento los hace presa fácil de águilas y linces; también son el alimento preferido de lobos y zorros.

Otro hábito común de la liebre en peligro de extinción es establecerse en zonas agrícolas, donde son considerados unas plagas por alimentarse de los cultivos. Estos daños a las cosechas han llevado a muchos agricultores a tomar medidas en contra de estos animales.

Por qué se encuentra la liebre en peligro de extinción

 Se pueden enumerar muchas razones por las que la liebre se encuentra en peligro de extinción. Sin embargo, la mayoría tiene que ver con la acción del hombre sobre el ecosistema. Las principales razones son:

  • La caza. Representa la causa número uno del peligro de extinción de la liebre. Aunque algunos países han tomado medidas para controlar este deporte, siguen siendo víctimas de la caza indiscriminada.
  • Alteración del hábitat de las liebres. Como consecuencia de la extensión de la agricultura y la ganadería en lugares habitados habitualmente por estos animales.
  • Acciones como la preparación y la ganadería de montaña han obligado a las liebres a emigrar a otras zonas donde les resulta más difícil sobrevivir. También el uso de pesticidas.
  • Productos químicos y trampas contribuyen a la extinción de este animal.
  • Medidas de exterminio. En algunos países, los lagomorfos son considerados una plaga. Sobre todo en zonas agrícolas. Esto ha llevado al hombre a utilizar métodos para acabar con la especie, que alteran el equilibrio del ecosistema permanentemente.
Liebre en peligro de extinción

Cómo se puede evitar la extinción de la liebre 

  • Controles estrictos sobre la caza de la liebre. Si bien muchos países poseen normativas para la caza de animales, es importante velar por el cumplimiento de las normas.
  • Cualquier tipo de caza indiscriminada altera el ciclo natural del ecosistema. Al disminuir una especie, se cambia también los hábitos alimenticios de otros animales; tanto es así, que los ponen en peligro de extinción.
  • Preservar el hábitat. Es importante delimitar los espacios destinados para la agricultura, así como también el pastoreo y ubicación del ganado. Al igual que los controles sanitarios de los rebaños para evitar epidemias por enfermedades.
  • Uno de los problemas en la extinción de la liebre es que el ganado se come también los arbustos. Bajo este tipo de vegetación, las liebres buscan refugio y se resguardan del ataque de sus depredadores. La exposición ante otras especies también ha dejado a las liebres con más probabilidades de contraer enfermedades.
  • Contribuir a la reproducción del animal. La liebre puede producir de tres a  nueve crías en un parto y tener hasta cuatro camadas en un mismo año. El desarrollo de granjas de reproducción de liebres ayudará, sin duda, a disminuir el peligro de extinción.
Te puede gustar