Tipos de guacamayo azul

Yamila · 5 febrero, 2019
En la actualidad solo hay tres tipos de guacamayo azul que viven en estado salvaje, pero por desgracia... ¡todos se encuentran en peligro de extinción

A fines del 2018 nos enteramos de que la especie de guacamayo azul conocida por protagonizar la película de animación Río fue declarada extinta en estado salvaje. Aún quedan otras tres especies de la familia que viven en libertad y que esperemos no corran la misma suerte. Te informamos sobre ellas en este artículo.

Guacamayo azul o Jacinto

Su nombre científico es Anodorhynchus hyacinthinus –foto que abre este artículo– y es una especie de ave de la familia de los loros que habita en las selvas de Bolivia, Brasil y Paraguay. Está catalogada en peligro de extinción debido a su comercio ilegal.

También llamado ‘arara azul’, el guacamayo Jacinto es la especie más grande de la familia, ya que puede alcanzar los 100 centímetros de altura y una envergadura de 140 centímetros. Pesa alrededor de dos kilos.

Otro de los récords que ostenta este guacamayo azul es que su pico –de color negro– es el más fuerte de todas las aves. Lo usa para alimentarse de semillas y nueces, y para romper madera, troncos y nueces de coco.

También se alimenta de frutos maduros como las bayas y el mango, flores, brotes y hojas. Ingiere arcilla, rica en minerales, para neutralizar las toxinas que presentan las frutas sin madurar que conforman su dieta.

Sus plumas azul oscuro son realmente llamativas y cubren todo su cuerpo. Las patas son grisáceas y tiene una franja amarilla debajo del pico y alrededor de los ojos oscuros. A diferencia de otros guacamayos, el Jacinto no tiene una ‘máscara’ sin plumas en la cara.

No existe dimorfismo sexual en este guacamayo azul, aunque generalmente las hembras son un poco más esbeltas que los machos. Esta es la única diferencia en las parejas.

Estas aves anidan en los huecos de los árboles y ponen entre uno y dos huevos, pero solo uno es el que usualmente sobrevive. El polluelo permanece con sus padres durante tres meses, y podrá reproducirse a partir de los siete años de edad.

Guacamayo de Lear o añil

Otra de las especies de guacamayo azul que podemos encontrar en Brasil y también considerada en peligro de extinción. Se ha descubierto que en 1856 pasó más de un siglo hasta que fue considerada una especie diferente del guacamayo Jacinto.

Guacamayo de Lear o guacamayo añil (Anodorhynchus leari)

Prefiere habitar selvas y bosques de palmeras, cuyos frutos componen su dieta en gran medida. Anida en estribaciones de piedra arenisca tras excavar agujeros con el pico y quitar el polvo con las patas.

En cada nidada –entre diciembre y mayo– este guacamayo azul pone uno o dos huevos. Sin embargo, algunas parejas no se aparean todos los años. El Anodorhynchus learis –nombre científico– alcanza la madurez sexual a los dos años y puede vivir hasta 50 años.

Uno de los aspectos más llamativos de esta ave es que puede adaptarse a los vientos y a las zonas que ‘coloniza’. Cuando están en bandada, un grupo de machos se adelanta al resto para explorar la zona y verificar que no hay peligros (en caso contrario lanzan chillidos muy fuertes).

Guacamayo azulamarillo

El último de los tipos de guacamayo azul de este artículo en realidad tiene como color predominante el amarillo y como secundario el turquesa, pero podemos incluirlo en la familia. Su nombre científico es Ara ararauna y habita en América del Sur, desde Panamá hasta el norte de Paraguay, específicamente en la Amazonía.

Guacamayos azulamarillos

Miden alrededor de 80 centímetros y pesan 1,5 kilos, y no hay mucha diferencia entre sexos. Son de color amarillo en la parte inferior y turquesa en la superior. El pico es negro, las patas grises oscuras y la cara blanca con líneas negras.

En libertad forma grupos de hasta 30 ejemplares. Una vez que forma pareja no se separa más –son monógamos y, si en la zona de anidación los sitios para armar el nido son escasos, la pareja puede expulsar a los que intenten utilizar sus antiguos hogares.

La hembra pone entre dos y tres huevos, y los incuba durante cuatro semanas. Después de la eclosión, los polluelos pasan 90 días bajo el cuidado de los padres. El macho se encarga de alimentar a la hembra y de proteger el nido. Alcanzan la madurez sexual a los tres años.

Estos tres tipos de guacamayo azul son los que todavía viven en estado natural. Roguemos para que siga siendo así en el futuro.

Vega, I. (2006). Guacamayos jacintos: la esperanza azul. Quercus.