Tiburón azul: hábitat y características

Francisco María García · 24 septiembre, 2018
Por desgracias, el tiburón azul está amenazado por la pesca con fines deportivos y comerciales; de momento, no se encuentra en peligro de extinción

El tiburón azul (Prionace glauca) también conocido como tintorera, forma parte de la familia Carcharhinidae; es una especie de tiburón que se encuentra en estado de amenaza por culpa de la pesca. En el pasado esta era una de las especies de tiburones más abundantes en los océanos y mares.

Descripción y características del tiburón azul

El tiburón azul tiene un particular tono de piel azulado, del cual proviene su nombre. También ofrece un cuerpo alargado: los machos llegan a medir de 1,82 a 2,2 metros, mientras que las hembras se sitúan en los 2,2 a 3,3 metros.

Además, el cuerpo de este tiburón está formado por dos largas y delgadas aletas pectorales, con cinco pares de hendiduras branquiales cerca de estas, además de una aleta dorsal más pequeña que las anteriores y una cola.

Asimismo, el cuerpo del tiburón azul es muy hidrodinámico, pues sus aletas pectorales son más largas que las de la mayoría de las otras especies de tiburones; esto le permite alcanzar altas velocidades al nadar. Por ello, es considerada una de las especies de tiburones más rápidas que habitan los mares.

Su ágil cuerpo puede pesar entre 27 y 55 kilos en machos y entre 93 y 182 kilos en el caso de las hembras. Tienen un hocico cónico, característico de la mayoría de especies de tiburones, con dientes triangulares y con forma de gancho en la parte superior y unos más angostos y rectos en la parte inferior.

Los tiburones azules cuentan con una hilera de dientes de 24 a 31 muescas en la mandíbula superior y de 25 a 34 en la mandíbula inferior. Sus dientes suelen ser reemplazados en periodos de 8 a 15 días.

Tiburón azul: alimentación

¿Qué come el tiburón azul?

El tiburón azul es un depredador voraz, se alimenta casi de todo y caza en grupos pequeños, en pareja o incluso en familia. Es capaz de recorrer largas distancias en búsqueda de alimentos y su dieta comúnmente está formada por un total de 16 especies de peces y 24 especies de cefalópodos.

Siguiendo con su alimentación, estos escualos pueden alimentarse incluso de cadáveres de mamíferos que consigue en el mar o hasta de aves marinas desprevenidas.

Los peces que comen regularmente son: merluzas blancas, merluzas rojas, caballas, jureles, gádidos, calamares, merluzas de plata, arenques, meros y bacalao.

Hábitat del tiburón azul

El tiburón azul es un animal migratorio, capaz de desplazarse por longitudes de hasta 5 500 kilómetros. Puede ser localizado por distintas regiones del mundo, desde el océano Atlántico, el océano Pacífico, el mar Mediterráneo hasta el océano Índico.

Curiosamente, el tiburón azul es considerado un animal solitario, pero tiene el hábito de viajar en grupos cuando recorre largas distancias. Estos grupos suelen estar distribuidos por tamaño y sexo: utilizan un sistema que sigue el patrón de las agujas del reloj para guiarse al viajar por el Atlántico.

El hábitat ideal de este tiburón son las profundas aguas subtropicales, tropicales y templadas, de las zonas que pueden llegar a unas profundidades de hasta 350 metros. Aun así, pueden ser encontrados en las orillas, especialmente durante la noche, pues suelen vivir en las costas.

Tiburón azul: hábitat

Hábitos reproductivos del tiburón azul

Los tiburones azules son animales vivíparos y alcanzan la madurez sexual entre los cuatro y cinco años en el caso de los machos, mientras que en las hembras esta se alcanza a los cinco o seis años.

El ritual de apareamiento de esta especie consiste de una mordida a la hembra por parte del macho entre la primera y segunda aleta dorsal. Hay que recordar que las hembras tienen una piel hasta tres veces más gruesa que la del macho.

Si el ritual de apareamiento tiene éxito, el macho procederá a utilizar sus aletas pélvicas para realizar la fertilización de la hembra. Las hembras de tiburón azul poseen dos úteros y son capaces de albergar en ellos desde 4 hasta 125 crías, lo que le podría tomar de 9 a 12 meses gestarlas.

Las hembras fecundadas migran hacia el norte, donde se preparan para tener a sus crías, que suelen medir 39 centímetros. Sin embargo,  justo al nacer las crías se separan de la madre, así que estas no cuentan con ningún tipo de cuidado.

¡El tiburón azul se encuentra en peligro!

Aunque no se encuentra todavía en peligro de extinción, el tiburón azul se encuentra amenazado. Los principales factores que influyen son la pesca con fines deportivos y comerciales, al igual que la amenaza de otros depredadores acuáticos a las crías.

Los tiburones azules son utilizados para fabricar comida para animales y humanos, cuero y suplementos alimenticios con su hígado. Se calcula que su población se ha reducido entre un 50% y 70% en el océano Atlántico norte y un 97% en el mar Mediterráneo, y esto principalmente por su pesca desmedida.